Tócala, pero tócala bien.

Texto: Mick Wilson

Traducción: Eduardo Pérez Waasdorp

Ableton es conocido por su revolucionario software que DJs, productores y músicos han adoptado, como parte de la revolución digital en la música. Desde 2001 han estado alimentando el ciclo creativo y siguen creciendo en el sentido cultural, así como en los aspectos musicales por los que se les conoce. No obstante, hay una cosa que nunca hicieron – que empresas como Native Instruments llevaron a cabo desde el principio – y es crear su propio hardware para controlar y manejar sus diferentes softwares.

Push, que al salir recibió el clamor popular, fue hecha, en realidad, por AKAI. Antes, los usuarios de Push tenían que conformarse con controladoras de marcas como Novation y Livid, además de AKAI, para poder tener un kit de hardware para controlar la mayoría de los diferentes aspectos del software Live.

De hecho, al principio las controladoras dedicadas para Live eran una rareza, ya que la comunidad DJ luchaba para entenderse con un software de mezcla (lo que se creía entonces que era) que no fuese controlado por las usuales controladoras estilo deck y/o jog-wheels – el estándar de imitación de los aparatos que se usan en un DJ set. Sin embargo, Live era mucho más que un programa para mezclar y una vez que los DJs y productores empezaron a profundizar en él, se adoptó una actitud completamente nueva y diferente y Live se abrió paso con fuerza hacia la escena de producción, gracias a su naturaleza versátil y rapidez de uso a la hora de crear música electrónica.

En el pasado, los DAWs tradicionales han sido el pilar fundamental de los creadores de música en la escena electrónica, pero algunos de estos productos, como Pro Tools, fueron adoptados como una necesidad en vez de por ser el mejor programa para los nuevos e innovadores productores de música electrónica. Para otros, programas como Fruity Loops – e incluso Reason en cierto punto – no eran tenidos en cuenta, desde un punto de vista profesional. Live era un software profesional creado únicamente para músicos y productores electrónicos, por lo que sus talentos únicos ganaron todo un ejército de fans y seguidores en la escena. Con la línea entre el arte del DJ y el ‘performer’ cada vez más desdibujada, Live se ha auto-consolidado con firmeza como la herramienta digital que permite a los usuarios explorar nuevas avenidas de proceder, creando e innovando en esta (ahora no tan) nueva era digital.

Lo que nos lleva de nuevo al párrafo de introducción. Ableton ahora ha saltado al mercado de controladoras con el lanzamiento de la Push 2, una pieza de hardware de gran aspecto que tampoco es muy diferente de la Push original. Sin embargo, la nueva versión de Push tiene una pantalla multicolor que muestra vuestras formas de onda de audio, así como otra información visual importante y una disposición rediseñada que está menos abarrotada que la original. Además, da una mejor sensación en general, con nuevos botones, potenciómetros y pads, que brindan una respuesta mejorada. La red 8×8 de pads de rendimiento sigue siendo la sección principal de la controladora, pero una vez más se han hecho mejoras, que ofrecen una sensación más táctil y fina al uso.

Push 2, junto a su software Live, permite a los usuarios crear música en una forma que rompe con los moldes tradicionales. Push combinada con Live es mucho más que una controladora, es un instrumento por derecho propio, que desecha el formato de teclado de piano de crear y tocar música. Push 2 se toca de una forma totalmente nueva. De igual forma que Ableton cambió la percepción de ser DJ, con Live lo han vuelto a hacer con la controladora Push. Vale, las controladoras con formato red de pads y la producción no son una sociedad nueva en la música electrónica, pero que Ableton cambie su enfoque para crear su propio hardware – y no depender de los fabricantes – es nuevo y les pone en una posición de fuerza, de cara al futuro.

Para poner la guinda de la Push 2, Ableton también ha actualizado Live a la versión 9.5, que trae más funciones y un nuevo y emocionante elemento llamado Link – una nueva tecnología que mantiene los aparatos musicales sincronizados en una red wireless. Link es una actualización gratuita para los usuarios de Live y está siendo adoptada por una comunidad más amplia de creadores musicales, como función incorporada en un gran número de apps para iOS. Y para mostrar el nivel de respeto que tiene Ableton por sus consumidores, los dueños de la Push original no tienen que sentirse olvidados, ya que Ableton está dando un 30% de descuento a cualquiera que cambie su Push original por la 2. Las versiones anteriores serán renovadas y dadas para proyectos de educación musical para jóvenes – además de copias gratis de Live. ¡Ableton acaba de subir mucho el listón!

PRECIO

699€

+info: www.ableton.com