El equipamiento que no falta en las producciones del dúo.

Blonde estará rompiendo pistas de baile en el Croatia Rocks, celebrado del 19 al 23 de julio en Pag, pero antes de eso nos presentan sus cinco Imprescindibles en el Estudio…

1- ROLAND SH-101

“El aparato definitivo para un bajo con pegada y pesado. Éste sintetizador monofónico clásico tiene un sub-oscilador de gran sonido, que es el punto de partida perfecto para líneas de bajo para clubes”.

2- Neumann TLM-102

“Éste es el micrófono que hemos puesto en la cabina de nuestro estudio el 99% de las veces. A pesar de que cuesta una fracción del valor del estándar de la industria de Neumann, el U87, el TLM-102 no suena para nada barato. Es muy versátil también, así que es perfecto para grabar demos cuando trabajamos con vocalistas”.

3- Monitores de Estudio Yamaha NS10M

“Hacemos la mayor parte de nuestra composición en sesiones en nuestros Genelec 8240 DSP, sin embargo, ningún monitor puede competir con los brutales NS10M, en cuanto a fiabilidad a la hora de afinar una mezcla”.

4- U-he Diva

“Definitivamente, uno de nuestros software de sintetizador de modelado analógico favoritos. No hay muchos otros sintetizadores ITB que puedan igualarle, en cuanto a calidez y tono analógico creíble. Cambiar la resolución a modo ‘divine’ le da vida, aunque es necesario convertir a audio muy rápido, ya que es muy poco eficiente en un CPU”.

5- Mesa de ping-pong Cornilleau Sport 250 Indoor Table

“Sentarse delante de la pantalla de un ordenador durante horas, al final, puede matar mucho la inspiración. Al tener a esta pequeña en el estudio nos da una gran forma de desconectar cuando las sesiones de mezcla se hacen muy pesadas y da a tus oídos un merecido descanso, a la vez que oxigena tu cerebro. Es una gran manera de romper el hielo cuando tenemos nuevos invitados en nuestro estudio. ¿A quién no le gusta el ping-pong?”.

+info: http://www.blondesound.com/

Texto: Mick Wilson
Traducción: Eduardo Pérez Waasdorp