Hablamos con Robert Dietz acerca de su pasado, su presente y su futuro.

Robert Dietz es uno de los actuales rostros de la electrónica mundial. Su carácter dinámico y en constante ebullición ha dado como fruto un sonido, que aún moviéndose libremente dentro de la amplia gama de géneros musicales, destila una esencia única y singularidad. Una experimentación y exploración que le han valido los apoyos de Loco Dice o Luciano y ser publicado en Desolat, Cadenza, Running Back o Cecille Records. Ahora nos presenta su último trabajo: TBT003, editado a través de su propia etiqueta Truth Be Told.

-¿Puedes recordar cuándo te enamoraste de la música electrónica?

No puedo recordar un día exacto sino más bien ese período de la juventud en que descubrimos todo tipo de géneros como Punk, Hip Hop, Drum & Bass y también Techno. En mi caso, fueron la televisión y la radio quienes trajeron la música a mis oídos en mis tempranos diecinueve y no me llevó mucho tiempo comprometerme con ella, se produjo ese sentimiento y deseo por ella desde el primer minuto.

-Tienes un sonido único, ¿cómo lo has desarrollado?

Primero de todo, muchas gracias. Creo que es un cumplido y cada artista debería apuntar a crear algo único. El desarrollo de mi sonido fue siempre un proceso natural, o eso creo, surge a través de las influencias y mis ideas personales sobre lo que quiero presentar.

-¿Cómo describes tu música?

La mayoría de la música que he publicado hasta la fecha surge con la idea principal de hacer a la gente bailar. Pero, produzco muchos estilos diferentes, porque me aburro fácilmente y porque me gusta demasiado. Si tuviese que sintetizar diría que el House y el Hip Hop son en conjunto las principales influencias.

Image title

-Tienes mucho éxito a lo largo y ancho del mundo, ¿es difícil mantener tu propia personalidad con este nivel de popularidad?

Es ciertamente difícil cuando estás constantemente viajando y viviendo en una burbuja del estrellato del DJ con todas las cosas negativas al alcance de tu mano. Te encuentras a ti mismo en situaciones donde actúas como si fueses otro. He necesitado un poco de distancia de todo ello para darme cuenta por mí mismo de esto. Es esencial permanecer humilde, respetuoso y agradecido de lo que tienes, y mantener tus pies en el suelo. Sigue siendo un gran privilegio poder dedicarnos a lo que lo hacemos. Para mí por ejemplo, es muy importante pasar la mayor parte del tiempo libre con amigos que no estén involucrados en la escena, amigos para quienes sigo siendo Robert y quienes te recuerdan lo que es importante en la vida.

-Truth Be Told es tu etiqueta, ¿por qué elegiste este nombre? ¿Qué te llevó a tomar la decisión de empezar este proyecto?

El nombre surgió con mi amigo Hendrik Schneider con quien dirijo la etiqueta. Fue durante una de esas profundas conversaciones de madrugada donde tratábamos de llegar al fondo de las cosas y encontrar lo que encaja mejor entre lo que quieres transmitir y lo que quieres compartir con el público. Aparte de eso, tener nuestra propia etiqueta era definitivamente uno de nuestros sueños de la infancia.

-Has tocado en algunos de los mejores clubs en el mundo pero, ¿dónde te sientes como en casa?

Sólo hay un lugar o club donde lo siento y es Robert Johnson en Offenbach. Toco allí un par de veces al año incluso cuando no vivo cerca. Es el club que más me ha enseñado durante los pasados 16 años tanto como joven clubber y como Dj. He pasado incontables horas allí en casi cualquier estado de mente que puedas imaginar, y no se trata únicamente de la intimidad de este lugar que te hace sentir como si estuvieras en tu salón.

-Hablanos de tu nuevo release TBT003

TBT003 es de nuevo un EP colaborativo con un par de amigos. La idea de trabajar con personas con las que compartes una profunda conexión y trabajo en algunos proyectos se acrecentó, y creo que en ese sentido es más personal que simplemente editar música. El nuevo release es muy diverso y diferente con respecto a los anteriores y nos gustaría mantenerlo así. Es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar.

-¿Dónde podremos encontrarte este verano?

Casi en cualquier sitio alrededor de Europa, Norteamérica y Sudamérica, con un par de paradas en Ibiza también 🙂