Sello: Stroboscopic Artefacts.

Dario Tronchin, más conocido cono Chevel, nos presenta su álbum de debut en el sello Stroboscopic Artefacts. Dentro de el podemos descubrir a un Chevel muy maduro que pese a su juventud, nos muestra de qué manera puede llegar a ser un artista fresco. La cantidad de texturas y ritmos distintos que se pueden degustar a lo largo de este trabajo son sorprendentes, a veces partes expuestas con rigor de laboratorio, a veces distorsiones y filtros, a veces silencios. Sí, es cierto que en muchos momentos me parece estar escuchando a Farben y también algún ramalazo de Rhythm & Sound, pero lo tomaremos como mera casualidad u homenaje, porque la personalidad de los temas es palpable y sólida. Gran trabajo y gran carisma el de Chevel, que desde “ya” se convierte en un artista a tomar muy en serio.

9.3