Sello: Warp.

A través de éste, su octavo trabajo de estudio, el británico Clark se muestra de nuevo en estado puro y de absoluta gracia sonora. A lo largo de los 13 temas que sustancian este ‘Clark’ este adalid de la IDM más warperiana y celebrada regresa al techno que le sale de las mismas tripas, siempre bien atemperado y equilibrado con esos pasajes de ambient brumoso y electrónica celestial con los que nos hace acariciar eso mismo: el cielo. Aquí no hay medias tintas, igual nos sacude con la violencia de un temarral heavymente technoide, que firmaría una bestia parda del hard como Dave Clarke, que nos arrulla con un suave pasaje de electrónica ensoñadora al estilo del maestro Brian Eno o el propio James Holden. Y lo mejor de ello es que todo, sí he dicho todo, lo borda. Seguramente lo más destacable de esta joya global son el cuarteto de temas que componen ‘Sodium Trimmers’, ‘Winter Linn’, ’Unfurla‘ (single que ya conocíamos) y ‘Beacon‘, cada uno de su padre y su madre, siempre a gran intensidad y trepidante tempo, impregnados –en cualquier caso- de una brillantez inédita, apabullante. Sin duda Clark es el tipo del momento, ha vuelto para darlo todo y cuando ha echado su alma, aún caliente, sobre la mesa hemos vuelto a ver las vísceras frescas de un genio total y absoluto. Sobresaliente inapelable.

9

Texto: Fernando Fuentes