El parisino rememora cómo se concibió su primera fiesta en la mansión Playboy

En el día de ayer se supo del fallecimiento de Hugh Hefner a los 91 años. El afamado empresario que montó todo un imperio con la revista erótica Playboy y que creó toda una imagen icónica de sí mismo que ha calado en el resto de la sociedad: las fiestas en su mansión vestido en batín y rodeado de despampanantes mujeres (a ser posible rubias). Dimitri From Paris, que está de actualidad por la reedición de su mix dedicado a Salsoul Records, también quiso recordar la figura de Hefner y lo hizo a través de Facebook rememorando cómo se gestó la primera vez que pinchó en la famosa mansión de las conejitas.

El galo estaba en la Winter Music Conference de Miami en 1998 para pinchar en un evento en el club Groove Jet junto a los promotores parisinos de Respect Is Burning, y el club tenía un acuerdo de co-branding con Playboy por lo que había representante de la marca que en aquél entonces estaba buscando llegar a nuevos y jóvenes lectores. Dimitri cuenta que el denominado French Touch estaba en pleno apogeo y en una conversación distendida en aquella fiesta les ofrecieron tanto a Respect Is Burning como a él montar una fiesta en la mansión de Playboy.

“La única condición para que realmente llegamos a hacer esto, fue que los representantes necesitaban una razón, concepto, para el evento, para que pudieran enviarlo a Hugh Hefner.
Nos dijeron que a pesar de su alcance global, Playboy era un tipo de negocio familiar, y Hef, como lo llamaban cariñosamente, estaba supervisando cada decisión, por pequeña que fuera”, explica el francés.

Como no tenín ningún álbum que presentar a la vista como excusa para realizar la fiesta, directamente ofrecieron hacer un disco exclusivamente dedicado a la propia fiesta de Playboy. También les preguntaron si para ello podían acceder al archivo de Playboy para recavar elementos y dar con el toque visual del artwork. Por supuesto que les dieron permiso. “Dijimos que probablemente no tendríamos enormes cantidades de dinero para darles y que nuestra música no era la más popular en ese momento, dijeron que el dinero no sería un problema. Todo lo que requerían, era que Hef necesitaba aprobar: el concepto, el artwork, y – lo que me hizo estar en sintonía con él al instante- el contenido musical”, rememora el francés que unos meses después viajó a la sede de Nueva York de Playboy para dar forma al concepto, el diseño gráfico, la lista de la selección, la portada y el mix de A Night Of The Playboy Mansion.

“Los días de gloria de las fiestas de Playboy Mansion fueron a mediados de los setenta, y pensé que la música sería principalmente Disco, del tipo feliz y hedonista”, continúa el relatando el Dj.

Para este trabajo unos amigos de Dimitri From Paris diseñaron una fuente específica llamada Chalet for the job y junto a Vincent Bergerat, el diseñador gráfico de Respect Is Burning, crearon una portada, centrándose en la de 1971 de Playboy con Darine Stern convirtiéndose en un icono a partir de entonces.

“En ese momento, todo tenía que pasar por Hugh Hefner para su aprobación. Después de unos días de espera ansiosa la respuesta volvió: “A Hef le gusta todo el paquete, ¡él también ama la música!”

La fiesta finalmente se celebró el 29 de abril de 1999 en la mansión de mansión de Beverly Hills de Playboy que también era la residencia de Hugh Hefner.

“Todos nos encontramos con Hef, y a pesar del tipo de negocio que él creó, era una persona suave y dulce”, relata el parisino.

Para finalizar, Dimitri From Paris recuerda que A Night Of The Playboy Mansion vendió más de 400.000 copias, consiguió los premios del disco de oro y desencadenó una serie de 4 más CDs. Para él no cabe duda que esta serie fue la que definitivamente ayudó que su nombre diera la vuelta al mundo, así como un sonido particular profundamente arraigado en la música Disco afro-americana.