´Running´con tiempo de levante.

Como la fuga de cerebros que azota a España con esta crisis estructural que parece interminable, la fuga de talentos de música electrónica nacionales lleva siendo una realidad durante décadas. Y pocos ha vivido lo mencionado como Daniel Kyo. Este valenciano, creador de un sonido muy auténtico, inspirado por lo mejor de los 80 y 90, nos confirma lo antes mencionado, aunque dice mantener la esperanza y percibe una mejoría visible en el panorama nacional. Habiendo actuado en lugares tan exóticos y con una escena exigente como Dubai, Tokio, Nueva York, Moscú o Londres, Daniel Kyo ha demostrado con creces que se trata de uno de los sonidos más frescos y dinámicos de nuestro país. Acabando de sacar del horno su último EP, ‘Running’, en Days Of Being Wild quisimos conocer mejor quién es Daniel Kyo.

¡Muy buenas Daniel! Para empezar nos gustaría preguntarte qué tan “hijo pródigo” te sientes en este momento de tu carrera… ¿De dónde estás recibiendo un mayor apoyo?

“Pues la verdad es que estoy contento de que estoy recibiendo cada vez más apoyo dentro de nuestras fronteras y no sólo en el extranjero. Parece que empezamos a apostar por el producto nacional y en mi caso, además de otros trabajos tengo un par que verán la luz por Discos Capablanca (propiedad del español afincado en Berlín Hugo Capablanca) y Rotten City (propiedad del madrileño Álvaro Cabana). Además, ejercer como director musical del festival ElectroSplash está siendo también muy importante para mi desarrollo como artista ahora mismo”.

Vemos que la mayoría de artistas que aparecen apoyando tus producciones y actuaciones son artistas internacionales como Richie Hawtin, Laurent Garnier o uno de los españoles con mayor proyección internacional, John Talabot… ¿qué tan desprotegida tiene la industria nacional a los artistas que comienzan a hacerse un nombre?

“Justo lo que comentaba en la pregunta anterior. Tengo esperanzas en la escena nacional ahora mismo ya que cada vez están saliendo artistas y sellos más interesantes”.

O en tu caso, que ya tienes una carrera formada, ¿qué tanto apoyo has sentido de la industria nacional? Porque podemos ver que tus grandes lanzamientos han sido en sellos como Poker Flat, Lost My Dog, Drumpoet Community y ahora Days of Being Wild…

“Bueno, también he publicado en sellos como el madrileño Lovemonk (uno de mis favoritos de siempre) aunque la verdad es que hay mucho más mercado de música electrónica fuera de España”.

Tu carrera tiene una dilatada presencia internacional, donde vemos que has actuado en sitios tan distantes como Dubai, Tokyo, Nueva York, Moscú o Londres… ¿te sientes más reconocido fuera de nuestras fronteras?

“La verdad es que siempre ha sido así. Pasó mucho tiempo desde mi primera actuación internacional a que me contratasen en España fuera de mi provincia. Siempre parece que es así aquí. De todas formas, vuelvo a repetir que las cosas están cambiando gracias a nuevos artistas y sellos con espíritu de verdad que están peleando y haciendo las cosas bien”.

Nos llama la atención que la mayor parte de la información oficial que pudimos encontrar tuya está en inglés… ¿algún motivo en especial? ¿Qué tan importante crees que son los idiomas para los artistas electrónicos nacionales o hispanohablantes en la actualidad?

“Saber más de un idioma es fundamental para comunicarse y conocer otras culturas y el inglés en concreto es una necesidad para los artistas de música electrónica, opino”.

Eras uno de los residentes de ese gran bastión de la música electrónica levantina que es Miniclub… ¿qué tiene que tener un local de música electrónica para tener éxito en España? ¿Qué tan denostada está la labor de los DJs residentes hoy en día?

“Fui el fundador, además de director musical de Miniclub durante más de 4 años. La verdad es que debido al gran número de “DJs” se ha perdido gravemente el papel del dj residente. Trabajar como DJ residente es como unas prácticas obligatorias para comprender completamente lo que es un DJ y de lo que es capaz. Debe saber leer a la gente en cualquier circunstancia y momento de la noche, y eso te da mucha experiencia, más que ningún bolo como invitado. Creo que los clubes deben buscar el equilibrio entre apoyar a sus residentes fijos y darles la oportunidad a nuevos jóvenes para que se expresen con la música”.

También has sido residente de ElectroSplash… ¿Estarás de nuevo este año? ¿Cómo describirías a este festival?

“Para mí, y no porque sea parte de él, es el festival ideal para los que simplemente buscan buena música electrónica al lado del mar. Sin elitismos, sólo gente dispuesta a bailar y pasarlo bien. Este año sigo y ¡espero que por muchos más! ”.

¿De dónde sacas tu inspiración? ¿Quién o quiénes son tus influencias?

“Son muchas mis influencias aunque las más importantes giran en torno a los 80 y principios de los 90 ahora mismo. En cuanto a la inspiración, creo que es tan solo cuestión de tener la mente en un estado de calma el mayor tiempo posible y con los objetivos claros. Luego siendo constante en el trabajo las cosas acaban saliendo, aunque no sea fácil el camino”.

Háblanos un poco sobre lo que es para ti Berlín y, en concreto, el Berghain/Panorama Bar… ¿qué se siente pinchar en uno de las cabinas más selectas del mundo?

“Pues sigue siendo un recuerdo muy potente en mi cabeza. Algo en lo que pienso de vez en cuando y que me marcó de una forma especial. Espero volver pronto”.

¿Estás al tanto de la polémica que hubo hace un mes, más o menos, entre la seguridad del Berghain y la leyenda de Chicago, Felix da Housecat? ¿Cuál es tu opinión?

“La verdad es que opino que si hacen un filtro en puerta debe ser igual para todos, sea Felix Da Housecat o cualquier persona. Por sus comentarios y muchas más cosas que he escuchado no creo que él sea el cliente ideal que un club de electrónica quiere tener”.

Image title

Vamos a hablar un poco sobre tu último trabajo, el EP ‘Running’, que publicaste en Days of Being Wild hace más o menos un mes. ¿Por qué este sello? ¿Qué te convenció?

“Llevaba algo de tiempo siguiendo el sello y me gustaba mucho lo que estaban publicando. Luego además me enteré de que era gente muy profesional y justo escucharon la demo de “Running” en una sesión de mis buenos amigos Disko Selectors y se pusieron en contacto conmigo para firmarlo. Todo fue muy cómodo y agradable. Además, estoy muy contento con cómo está llegando a la gente que quiero así que no tengo ningún pero por el momento”.

El EP tiene cuatro tracks, ‘Running’, que le da el nombre al trabajo, y ‘Destination Unknown’, con dos remixes directamente de tus manos… Cuando escuchamos ‘Running’, nos sorprendió esa profunda melodía disco, muy triposa, distorsionada y llena de sonidos sintetizados y con una marcada progresión house. ¿Cómo surgió esta idea? ¿Por qué le da nombre a este EP?

“”Running” fue el primer track que compuse dentro de esta época en la que me encuentro ahora de investigación de la música más underground de los 80 y 90. De forma natural me puse a adquirir equipo de estudio que me permitiese acercarme al sonido de artistas como Gary Numan o Visage y sumado a mi pasado tan house esto fue lo que sucedió”.

‘Destination Unknown’, en cambio, nos llamó la atención por esa percusión metálica tan de los ochenta, unida a esa melodía tan ‘trancera’ y épica, que nos trasladan casi a un vuelo en alfombra mágica…los efectos también nos han encantado, terminando de nuevo con esa percusión que mencionábamos antes… ¿qué pasa con los sonidos disco y de otros estilos más propios de los 80 y principios de los 90, que están inspirando tantos trabajos en la actualidad? En tu caso, ¿qué querías expresar?

“Al haber estudiado música durante años cuando era joven siempre me ha costado no componer cosas muy melódicas. Soy muy fan de ese tipo de temas que no suelen sonar antes de las 6 de la mañana en los clubes y en este tema quise darme el gustazo de no ponerme tope a esa explosión épica-melódica”.

Tenemos entendido que la voz de este EP la pones tú… ¿Cómo fue la experiencia? ¿Lo habías hecho alguna vez?

“Hace tiempo que me di cuenta de que tenía que ser capaz de conseguir todo lo que quiero para mis temas. Siempre fue un gran dilema el buscar a un cantante adecuado para mis trabajos así que decidí tomar unas clases de canto y atreverme con ello. La experiencia fue muy divertida y varios de los próximos trabajos que tengo preparados para salir también vienen con vocales míos”.

¿Qué es lo más difícil que puede encontrarse un productor para poder publicar su música en la actualidad? ¿Qué consejos darías a aquellos que lo están intentando?

“No hay nada más importante a la hora de dedicarse a la música y al arte en general que ser constante y trabajar duro, incluso por encima del talento diría yo. Si a eso le sumamos una pequeña dosis de humildad creo que las probabilidades de éxito son altas”.

¿Algo que quieras decir a los lectores de DJMag ES?

“Muchas gracias a todos los que apoyan publicaciones como ésta. Ha sido un placer hacer esta entrevista”.

Para finalizar ya, en la controvertida época en la que vivimos, en la que toda la sociedad demanda un cambio ¿cuál crees que debería ser el papel de los músicos electrónicos en España? ¿Crees que deberíais alzar más la voz, dado el gran número de seguidores que tenéis? ¿O es mejor dejar la música y la política cada una de su lado?

“La electrónica, de la misma manera que ha pasado con otras cosas debido a la globalización, va a ir entrando cada vez más en nuestra cultura. Creo que es muy importante el papel reivindicativo de los músicos electrónicos y artistas en general, siempre intentando llevar a la gente un poquito más allá”.

¡Gracias por tu tiempo y esperamos que hayas disfrutado de la entrevista!

“¡A vosotros! ¡Un placer!”.

Texto: Eduardo Pérez Waasdorp