El fuego esta vez, en la pista

Texto: B. Kaspian
Fotos: Jota Martínez

Una ciudad de Valencia engalanada y encendida gracias a su semana grande, a su semana fallera, recibió la ilustre visita del alemán Dixon. Ocho años habían pasado desde su última visita a la ciudad del Turia. En plena quema de ninots, el capo de Innervisions regresaba gracias a los chicos de Fayer. Equipo capitaneado como ya sabemos por Edu Imbernon, quien por cierto, ya desde bien temprano, por la tarde y desde una balconada a una de las plazas más concurridas de Valencia, se marcó un set de varias horas sin ceñirse a épocas y para el disfrute de un exclusivo número de afortunados.

Volviendo a Dixon. Quedó patente, tenía ganas de volver y lo hizo preparando un set de lo más especial que no defraudó a los presentes. Ya desde el momento de la apertura de la sala Moon, situada en pleno centro de la capital, se respiraba ese ambiente de noche grande que tanto cuesta conseguir. Tras finalizar Miguel Roldán el set que daba el pistoletazo de salida a la noche, llegaba el turno de los residentes de Fayer, Almost Human y Mike Gannu. Ambos dejaron la ‘pista es perfectas condiciones’ gracias a un set con derivaciones electrónicas, sonidos progresivos y efectivos, perfectos para que Steffen Berkhahn aka Dixon comenzara a destilar su clase.

Con unos 15 minutos de retraso eso sí, haciéndose de rogar, con la pista llena y expectante, finalmente arrancó el alemán. Desde el primer tema supo hacia donde quería llevar al público. Esa noche, su público. Cocinó a fuego lento una sesión técnicamente perfecta y con una selección sublime. Habitual en él. Quien tuviese dudas de porqué lleva 4 años seguidos siendo número 1 en el listado anual de Resident Advisor, ahí estuvo él para despejarlas. Conforme pasaban los tracks y el set crecía, la cara y los bailes de la gente mostraban a qué nivel estaban disfrutando ¡Fuego! Melodías, muchas melodías y mucha clase. Sonaron temas de lo próximo en ser publicado vía Innervisions, “Secret Weapons”, clásicos como el remix de Âme al “Insomnia” de Rodamaal o su reciente remezcla al ya himno de Todd Terje “Snooze 4 Love”. Se pudo ver a un Dixon receptivo, bailongo y cómodo en cabina. Tal es así que alargó su set hasta las 6:20 -40 minutos más de lo previsto inicialmente-, momento en el que cogió su testigo el mandmás de la noche valenciana, Edu Imbernon. La relación del “boss fayero” con el público de su tierra es algo especial que sólo se puede entender viviéndolo. Desde el primer beat es capaz de meterse a la gente en el bolsillo. Sonaron clásicos de Guy Gerber, el “Rusty Nails” de Moderat o adelantos de su próximo lanzamiento en el sello homónimo, Fayer, que saldrá a la venta el próximo 5 de mayo. El valenciano ahora prepara las maletas y se embarca en un tour que le llevará desde México y EEUU hasta el sudeste asiático y Australia. Todo un mes entero. Ahora que encima se va notando el cambio de temperatura, Edu encarará un nuevo verano con muchas ganas, la temporada festivalera que tanto le gusta está a la vuelta de la esquina.

Apuntar que esto no acaba aquí. La próxima cita con los chicos de Fayer será este mismo mes de Abril, el viernes 28 y de nuevo en la valenciana sala Moon. Esta vez los invitados de honor son los suizos Adriatique. Será la primera vez que los dos actúen en Valencia… promete ser otra cita memorable.