Sello: Tutu.

El DJ y productor catalán Edgar de Ramón sigue apostando por un techno minimal, futurista y hasta marciano, con evidente ascendente house y acid, dotado de fundamento, alto octanaje y gran efectividad en el dancefloor. Este nuevo EP -que presenta ahora- es la mejor demostración de su feliz estado de gracia sonora y estupenda evolución. Y es su progresión está siendo alucinante, tras haber llamado la atención del propio Richie Hawtin -acaba de contar con uno de sus temas para su recopilatorio ”Enter. Ibiza 2015” que ha publicado en su sello M_nus– regresa a la palestra sonora con este ”Liquid Society EP” que publica en su propio sello Tutu y que viene a suponer su cuarta referencia.

Este ”Liquid Society EP” -que se publica en vinilo y en formato digital- consta de dos temas originales inspirados en el concepto de “Modernidad Liquida” del filósofo polaco Zygmunt Bauman– uno más melódico y otro más bailable. A través de estos dos temas Edgar de Ramón consigue salirse de lo convencional, exiliarse de su propio estado de confort sonoro para asomarse a estancias todavía más undergrounds, artys y experimentales. Los remixes que firman Snilloc y LEIX lo dotan de más sustancia, enjundia y atractivo, si cabe. Avanzar, ir más allá, saber interpretar y adaptarse a lo nuevo, plantearse nuevos retos y salirse de lo establecido por el sistema social, político y musical es algo que es marca de la casa Tutu y que su mentor lleva impreso en su ADN.

”Liquid Society” (Original mix) es un pasaje de techno minimalista dotado de fundamento groove, guiños marcianos y esos sonidos líquidos que lo dotan de un aspecto maleable, transitorio y volátil ciertamente llamativo. Adaptarse a nuevos tiempos o morir, parece haber concluido Edgar de Ramón a la hora de volcar todo su emergente e inquieto talento en esta nueva mutación musical que lo asimila más, si cabe, al sonido casi sci-fi de sellos como M_nus o Plus8.

El remix que de ”Liquid Society” -rubrica Snilloc– le aporta un ritmo y un groove más tech-houssy-depp que, sin duda, lo hace más atractivo y efectivo de cara a la pista de baile. Se le nota al productor húngaro que sabe lo que se trae entre manos y máquinas y, sin duda, firma una certera revisión a la altura, o más, que el propio tema original. Por otro lado el productor español, afincado en Berlín, Leix lo que hace es bajarle la velocidad, desposeerlo aún más de lo supuestamente superfluo y dejarlo en beat vivo para que pueda mostrar toda ese fluir tech de su innata forma líquida, impoluta y transparente. Y es que menos es más, siempre.

Por su parte el tema 2 -”Modernity”– nos ofrece, desde su primer bombo, en un espacio igualmente technoide, pero más clubby que el tema que nomina al EP. Su afán es hacernos bailar y ese drop tempranero nos conduce irremediablemente a lugar del placer asegurado: el centro del dancefloor. Su progresión en feliz subida y su seriedad en lo que afecta a lo percusivo y melódico lo aupan a la categoría de hit, sin duda.

“Surfeamos en las olas de una sociedad líquida siempre cambiante –frágil, incierta y desgarrada– y cada vez más imprevisible. De eso y mucho más nos habla, y baila, ”Liquid Society EP” de Edgar de Ramón”. (Fernando Fuentes, sept 2015)