En el último mes del año, nuestro particular viaje por los estudios más punteros e innovadores de nuestro país hace parada en Barcelona. En la Ciudad Condal reside uno de los artistas más interesantes del panorama electrónico nacional: mans o. Román Daniel nos abre la puerta de su casa y de su estudio para guiarnos a través de su proceso sonoro y creativo, y también para conocerle un poquito mejor…

¡Hola, Román! ¡Gracias por atendernos! Empecemos por el principio… ¿Cómo te metes en esto de la producción musical? ¿Qué encendió tu chispa creativa?

Pues de pequeño me dediqué bastante a la danza y el dibujo, pero mi interés por la música siempre fue algo activo hasta que fue ganando casi toda la fuerza gravitatoria de mi inquietud creativa, cuando me enteré que producir música era realmente accesible si tenías un ordenador o un sampler.

¿Qué artistas llamaron tu atención en un primer momento?

Como anécdota el primer CD que me compré con mi propio dinero fue ‘A Funk Odyssey’ de Jamiroquai… Recuerdo ir con mi canguro, porque era pequeño aún para bajar al centro solo (risas). Pero escuché mucho hip-hop y música negra en general sobre todo en mis principios.

¿Recuerdas cuál fue el primer aparato que te compraste? ¿Y el último?

El primero: Akai MPK 25. El último: Novation Launch Control XL

Hablemos de tu estudio… ¿Nos puedes hacer una pequeña guía a través de él?

Trabajo normalmente con Ableton cuando no hago grabaciones de jams directas con hardware, pero el cerebro siempre acaba siendo Live. Uso la interfaz de doce canales (que solo uso simultáneamente cuando grabo con más músicos) en la que normalmente está conectada la salida de la Mackie compacta, donde tengo como envíos la cadena: EHX Hog – TC Flashback X4 – EHX Holiest Grail y un envío auxiliar a una de mis adquisiciones más preciadas, el Critter & Guitari Organelle. Los sintes que tengo conectados y a la mesa para procesar con la cadena de efectos son: Moog Satellite, sintetizador muy simple, pero de un sonido único y muy puro; el Korg Mono/Poly, una bendición analógica que me cedió un compañero a cambio del Korg LP 10; el DSI Evolver Desktop, que equivale a un modular complejo en formato compacto; el Moog Minitaur que funciona muy bien para bajos. También tengo la Roland SP404SX estropeada, y un Korg Microkorg que posiblemente venda.

Hemos visto que has subido varias grabaciones directas a redes para que las escuche la gente, ¿es la mejor manera de disfrutar tu música?

La mejor manera de disfrutar mi música es queriendo disfrutarla, en el formato que le

apetezca más al consumidor. Mientras haya un par de orejas con un resonador de alta gama entre ellas, el formato o plataforma pasa a otro plano.

¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Cómo es tu rutina diaria?

No tengo rutina diaria, aunque estoy intentando experimentar con ello. Mi proceso creativo es flexible al trabajo al que estoy enfocado. En cuanto a sonido se refiere, a parte de mi proyecto personal, también hago composición para danza, exposiciones, proyectos de publicidad o audiobranding y diseño de sonido. Todo esto combinado con mis otras actividades artísticas y profesionales hace que aún no me haya dado tiempo o no haya encontrado la manera de establecer un sistema demasiado fijo. Cada proyecto tiene su dinámica.

Tus actuaciones se basan casi exclusivamente en el directo… ¿Qué máquinas llevas? ¿Cómo es el setup?

Este año he experimentado con setups totalmente diferentes. Prácticamente todos los cacharros que tengo han pasado por live sets o jams. Cuando mi portátil se estropeó coincidió en que estaba experimentando mucho con los pedales y el Satellite, entonces decidí hacer actuaciones en directo basadas en la improvisación, pero fueron muy pocos casos, porque añadí la SP404SX para lanzar tracks, ahora he vuelto a poder traer el Ableton y en este momento voy con las Novation y el Organelle.

¿Qué tan diferente es para ti hacer un directo a tu trabajo en el estudio?

Totalmente diferentes. En el estudio estás explorando/esculpiendo y en el directo estás

coreografiando/dirigiendo.

¿Qué opinas de la escena de tu ciudad, Barcelona? ¿Cómo la ves? ¿Echas algo de menos?

Como siempre digo, hay mucha gente muy talentosa, pero en este país el respeto hacia la música no es algo que esté del todo cultivado, por eso en la mayoría de conciertos, la música se mezcla con unos decibelios en forma de conversaciones humanas que demuestran que el factor económico y político no son las únicas causas de que el arte y la música no estén del todo apoyadas y enriquecidas.

Y, ¿en la escena nacional en general?

¡Pues lo mismo!

¿Cómo te fue en el MIRA? Cuéntanos eso de la sala 3D…

Esa sala la ideó Intorno Labs (www.intorno.xyz), que se dedican a crear este tipo de sistemas con un software que se han creado en los que el artista puede enviar cualquier pista separada para que esta se convierta en un objeto que puede moverse por los ejes
X,Y, Z y añadir el valor de enfoque, que permite difuminar el sonido en varios altavoces o enfocarlo a un punto/altavoz concreto. Es increíble porque tienen un plugin de max for live que permite crearte automatizaciones y mapeos con los movimientos y que estos sean reactivos a tus controles MIDI.

El año ya se acaba, ¿cómo ha ido este 2017 para ti?

Muy bien, ha sido un año en el que he tenido mucho espacio para pensar y entender dónde estoy y que quiero hacer, técnicamente también he podido dar un gran paso hacia delante gracias a la cantidad de proyectos en los que me he visto involucrado, a todas las personas con las que he trabajado y a tener la oportunidad de producir y mezclar en una sala seca en El Pumarejo de Barcelona, mi segunda casa este año.

¿Hay algún trabajo tuyo en el horizonte de 2018? ¿A qué debemos estar atentos por tu parte?

Si, tres álbumes. ¡A la vez! Pronto.

Finalmente, Román, ¿algún consejo que tengas para los amantes de la electrónica, tanto experimentados como principiantes?

En cuanto a cacharros, TODOS MOLAN, pero no todos son para ti, lo difícil de ir ideando un sistema de creación o directo es entender que es lo que hará que saques el máximo partido a tus capacidades del momento y saber aplicarlo y combinarlo con tu equipo. ¡Vamos, que horas y horas de investigar y comparar aparatos!  pero creo que no estoy diciendo nada nuevo.

En cuanto a música, intenta recordar que estás en ella y que ella te usa, que ser auto -crítico está bien, pero te puede desviar fácilmente de la prioridad: hacer música, que es para ser disfrutada.

* Extraído de Dj Mag Es 083