Formateando el house.

Texto: Julia Lozano

El alemán, comandante del sello Running Back y copiloto de Tuff City Kids junto con Phillip Lauer, a pesar de considerarse a sí mismo un Dj del montón, ha conseguido situarse en el top de los más respetados del globo junto a maestros de la talla de Harvey o Dixon. Hablamos con él en el Sónar de Día, donde nos contó, entre otras cosas, cuál es su relación con la prensa musical –y DJ MAG en especial-, con Sónar y con la escena Ibicenca. Pasen y oigan…

¿Cómo crees que el hecho de ser periodista musical ha influido en tu manera de percibir la industria de la música electrónica? ¿Crees que es un mundo difícil? ¿Eres consumidor de prensa electrónica?

Bueno, no es tan malo. La mayoría de la gente es bastante maja, el problema reside más cuando los egos artísticos a veces chochan. No soy tan consumidor como antes y cuando estoy en el aeropuerto intento leer todo lo que puedo, sobre todo en inglés. Los medios impresos deben salir del viejo juego de la promoción, rollo: ¨tienes un álbum, hablamos de eso”. La prensa escrita debería ser bimensual, con artículos más largos, y dejar las noticias rápidas para la red.

¿Qué piensas de nosotros, DJ MAG como marca?

Es una de las más antiguas y me gusta que pongan tanto interés en Djs. Yo no me considero artista, sino Dj, por lo que me interesa.

¿Y cuéntanos, por qué con todos los medios que se mueren por entrevistarte en Sónar has elegido un medio escrito? ¿Y por qué Dj Mag –tanto la inglesa como nosotros-?”

Bueno, como periodista que he sido, no puedo no tener cierta melancolía con la prensa escrita, la considero muy romántica. Y Dj Mag, ¡porque fuisteis los primeros en solicitarla!

Running Back es actualmente uno de los sellos más respetados y con una larga trayectoria. ¿Cuál es tu opinión en el eterno debate de la regeneración de la industria del vinilo?

Es una situación paradójica, por un lado está muy bien que eso ocurra pero por otro lado, esto se debe a que la gente compra tocadiscos para ponerlos en el salón como un mueble, acompañado de los Rolling, los Beatles…ironía pura. La cultura de Dj ha sido la que lo ha mantenido vivo y ahora sufre porque los grandes sellos han vuelto a ello. Además, las empresas dedicadas a ello de algo tienen que comer. Dejando eso aparte, creo que hay una nueva generación que colecciona 12″, que tiene amor por el formato…Lo raro es que para el Dj que pincha todos los fines de semana no es tan importante como lo era antes. Antes si querías ser Dj, la continuidad del vinilo como formato era lo que te lo permitía. En cambio ahora, con el auge de los CDJs y otros formatos digitales, ya no es tan indispensable. Pero luego claro que lo digital siempre ayuda. Hasce que viajes más cómodo por no hablar de tantos clubes y festivales muy conocidos que tienen problemas a la hora de la instalar y conectar los platos de vinilo. Siempre hay problemas. Por lo que lo fácil ahora es el USB, aunque no guste mucho el término ni su uso. En América mucha gente se pasó a Serato y los reproductores de vinilo perdieron el protagonismo. A veces pincho 3 sets seguidos habiéndome llevado 80 discos y poniendo 4, así que… Aún así, compro más discos que nunca, es también una paradoja. Pero al final, no os voy a mentir, siempre acabo digitalizándolo o comprándolo por segunda vez en digital (risas).

¿Y qué pasa con el sello, cómo va? ¿Alguna nueva referencia en el horno? ¿Vinilo y digital?

He perdido la cuenta, habrá un álbum de Telephones, que hicieron un 12″ hace dos años, y también uno de Redshape, que se llamará ‘Best of Live Volume I’ y será una revisión de tracks exclusivos que hizo para tocar en directo y ahora los ha convertido en temas completos. Por supuesto, en digital y vinilo; tienes que ofrecer todo tipo de formatos. El pensamiento “solo vinilo” excluye a gente que vive en sitios donde no puede comprar discos, lo justo es que llegue a todo el mundo, a todos los rincones.


¿Cómo ves la evolución del house hoy en día? ¿Qué piensas de esas nuevas revisiones del house y el uso del sampling?

El house es un formato simple. Como dijo Franckie Knuckles: “el house es disco sin presupuesto”. Con y en cada género, lo excitante siempre surge al principio, y luego se convierte en producto de una fórmula. En mi caso, todavía no me he cansado del house. Hay cosas actuales que aún me suenan frescas. Fui la primera vez a un club en el 91, así que imagínate…es un camino de largo recorrido. Me suele aburrir que la gente intente producir algo que suene demasiado a house clásico. Si la copia es muy buena, prefiero escuchar el original. Pero si la copia tiene algún fallo, me gusta. Techno, house… no creo que haya gran diferencia para mi. Necesito encontrar aún un estilo que me divierta tanto o más que el house…y las posibilidades que tienes en 2016 te permiten conectar cada género y subgéneros varios. ¡Es imposible aburrirse!

Hablando de samplear, ¿qué piensas del tema del protocolo de sampleado actual? ¿Crees que existe un abuso del sampling en las producciones de hoy en día?

Samplear en sí ya es un abuso porque estás cogiendo algo que no es tuyo y usándolo para fines propios. Y muchas veces ni siquiera tienes la aprobación del autor. Pero como con el arte en general, es difícil…¿quién decide lo que está bien y está mal? El arte es totalmente subjetivo. Éste tiene que decidirse según el gusto de cada uno y según qué casos. Habiendo dicho esto, yo tengo mis propias reglas. Aún así entiendo que hay líneas borrosas entre los edits, los samplers y lo que cada uno posee o tiene derecho a usar.

Eres muy bueno haciendo remixes. Tu remix del ‘Deadstock 33””s’ de Justin Robertson es supremo. ¿Qué necesita tener un track para que empieces a hacer un remix? ¿Sigues algún ritual cuando se trata de hacer remixes?

Intento darle un enfoque desde el punto de vista de Dj. Si es una canción que no está muy enfocada a la pista me pregunto, ¿qué necesitaría para ser una canción de club? Y si lo es y no es del todo de mi agrado, ¿qué haría por cambiarla? Hacer remixes siempre es un reto. Hago muchos con Phillip Lauer con nuestro proyecto Tuff City Kids y creo que no hay nada que no remezclaríamos. Si tienes un sonido muy específico que no se puede aplicar a cualquier otro artista, entonces remezclar no funciona. Nosotros tratamos de hacer muchos estilos diferentes. Yo trato el remezclar como una continuación de mi faceta como Dj.

Image title

¿Cuál es la diferencia entre tu manera de acercarte a la música como Gerd Janson y como parte de Tuff City Kids? ¿Cómo te organizas para cambiar identidades?

Pincho las cosas que yo haría, es algo como reírse de su propia broma. Pero cuando estamos en el estudio haciendo cosas como Tuff City Kids lo que facilita el asunto es que hay otra persona más en el cuarto que toma decisiones. Ya tienes otro punto de vista. A veces yo tengo una idea, o Phillip la tiene, y nos compaginamos muy bien.

¿Qué hay de Phillip –Lauer-? ¿Quién hace qué en el directo? ¿Y en el estudio?

Phillip es el músico. No tendría sentido para mí estar sentado intentando encontrar una melodía o colocar un midi. Es más, la cosa suele ser que él toca algo y yo digo “esto me gusta”, “esto no”. Él es el músico y yo el Dj. He aprendido tanto durante los años que hemos estado trabajado juntos…Cuando hacemos directos, es como un típico set electrónico en directo, usamos cajas de ritmos, Ableton etc. No quiero desvalorar el rol del músico pero a veces, yendo antiguamente a hacer música a estudios con músicos, me da la impresión que necesitan un guía que les saque del proceso de creación; alguien que les aporte algo de dinamismo. ¡Aunque el plato ya esté terminado!

Por cierto, ¿cómo os conocisteis y comenzasteis a trabajar juntos?

Por accidente, porque vivíamos uno a cada lado de Frankfurt, en pueblos diferentes. Nos conocimos en un club en Frankfurt, yo estaba ahí con Radio Slave y Phillip estaba trabajando para una compañía de distribución, Intergroove. Nos conocíamos de myspace; Hacía tiempo había visto el sello de Phillip y pensé, ¿esto viene de Frankfurt? Porque estábamos aún en la época del minimal y nosotros hacíamos cosas más house, más divertidas. Escuché los temas de su sello y le escribí un mensaje que decía: “Hey, esto mola mucho”. Y me invitó un día al estudio, y así fue como empezamos.

Tus Dj sets son un equilibrio perfecto entre lo nuevo y lo antiguo, lo que resulta en una locura en la pista. ¿Hasta qué punto te resulta difícil combinar ambos?

Eso es un piropo excelente. No pienso mucho en ello pero sigo pensando que no soy demasiado buen Dj, así que me sigue sorprendiendo que me llamen tanto. No suelo calentarme mucho la cabeza con el orden de las canciones, o cómo voy a meter el siguiente tema…Cuando pinchas, se trata muchas veces de saber cuadrar el beat, aprender lo manual.

Image title

SÓNAR FESTIVAL

¿Será Sónar uno de los hitos de tu carrera?¿Cuál ha sido tu mayor éxito en cuanto a Dj sets hasta el momento? Tu Boiler Room con Prince Thomas fue épica…

¡Debería decir que sí para contentarlos! Es de mucho prestigio pero incluso si te llaman de un club pequeño, ellos ponen el mismo esfuerzo. Aunque si metes la pata ahí nadie se entera. Ir a Japón fue sin duda un hito. Para el house, Japón es la tierra prometida. Sitios como el Plastic People de Londres también. Aunque siempre pienso que lo mejor está aún por venir.

¿Qué hay de ti como público? ¿Has venido alguna vez a Sónar como un clubber normal?

Siempre lo he disfrutado pero siempre tenía responsabilidades. Como periodista, como miembro del Red Bull Music Academy…Como empecé pronto, siempre tuve que venir por trabajo, así que no pude.

¿Qué esperas del público en Sónar? ¿Qué debería esperar el público?

Sónar no es un festival cualquiera. La gente que va son realmente freaks y amantes de la música. No los vas a engañar, no se la das con queso, tiene que haber calidad, espero que la ofrezcamos, o que yo la ofrezca.

¿A quién tienes ganas de ver actuando? Dinos tres nombres que no te perderás…

De memoria te diré que tengo ganas de ver a Timeline, Fennez, Kim Midas Sound y ¿cuál era el tercero…? A veces estamos tan ocupados con nuestras propias cosas que olvidamos todo… New Order, pero no voy a estar, Intergalactic Gary, Kerri Chandler, DVS1, Alva Noto y Castern Nikolai; me gusta todo este rollo.

Hablando de Boiler Room, ¿crees que es una plataforma tan importante como lo fue la radio en los 90? Hoy en día parece que si no has pinchado en Boiler Room, no eres un buen artista…

No sé si es para tanto pero es verdad que ha acabado siendo muy importante. La radio solía ser una ventana a la gente que ahora es Internet. Para mucha gente, Boiler Room es una oportunidad de ver electrónica desde sus casas. Aunque yo personalmente me siento incómodo siendo grabado en ese contexto, pero sí, supongo que las cosas buenas superan a las malas.

Algo similar ocurre con Ibiza. No vemos mucho tu nombre por allí…¿Hay un por qué? ¿Es tu decisión?

Para un cierto tipo de música, es el centro del mundo y si eres grande allí, eres grande en todo el planeta. Pero este mundo se ha convertido en una red enorme, así que no necesitas ni siquiera ir allí -dependiendo de tu estilo- y poder seguir viviendo de esto. Este año pincho 7 veces. Y creo que la mayoría son lunes en el DC10. Si te gustan los clubes simples, que se centran en la calidad de la música, entonces DC10 es tu club. Es una isla preciosa, no importa lo que pienses de la noche.

Y por último Gerd, y esto a modo personal, ¿pinchas demos y promos que te envían o buscas, rebuscas y compras música como rutina diaria?¿Los portales de compra digitales, deberían tener filtros?

Sinceramente, compro más música que nunca. Lo de los filtros…¿no crees que ya es así? Creo que los portales digitales ya usan filtros. Si quieres house vas a Tracksource, si quieres algo con bombos, vas a Beatport, ¿no? También creo que las tiendas de discos tienen tienda online, así que no es necesario del todo desplazarse hasta allí todo el rato.

¡Gracias pro tu tiempo Gerd, nos vemos en el Dôme!

¡Gracias a vosotros, allí nos vemos!

*Gerd Janson actuó en Sonar de Día – SonarDôme el pasado viernes 17 de Junio

Entrevista extraida de Dj Mag Es 066