“Incluso nosotros lo pasamos mal cuando tenemos que describir nuestra propia música”

Autor: Diego Fernández

Pianista profesional e ingeniero y desarrollador de software respectivamente, Erol Sarp y Lukas Vogel son los dos tipos detrás de Grandbrothers, un proyecto difícilmente clasificable pero cuyos beats han atraído hasta al propio Gilles Peterson. Si su pasado ‘Dilation’ fuera una de las grandes revelaciones del año ahora regresan con otro largo, Bloodflow, más curado, emotivo y expresivo que nunca; clásico pero vanguardista, atemporal pero terrenal y con la vista puesta entre el sofá y la pista de baile. Cada uno de su padre y de su madre, ambos germanos aportan su particular background sonoro y respectivas disciplinas musicales para brindar una combinación entre la composición más clásica con la producción y diseño sonoro vanguardista y experimental.

 

Nos sentamos con el dúo de Dusseldorf para charlar sobre su concepción electrónica, sus panymojas de la clásica y repasamos la construcción y funcionamiento de su sintetizador – hecho a medida-,  en forma de piano de cola. A bailar… ¡o flotar!

¿Cómo estáis Erol y Lukas? Al lío: etiquetados frecuentemente en un género como el neo clásico, lo cierto es que no me parece muy acertado. Con esa etiqueta enmarcaría a gente como Ludovyk Melnyk,  Nils Frahm o Murcof con Vanessa Wagner. A vosotros no os sabría describir. ¿Y vosotros?

Erol: Sí, toda la razón. Es algo que llevamos debatiendo ya un tiempo… si te somos sinceros, no nos consideramos parte de la escena como tal. Me refiero a que claro que hay un piano, pero lo combinamos con beats y el uso de cientos de efectos. Por no decir que quizás la mitad de nuestros bolos son en clubes e incluso hay en algunos que el público se arranca a bailar. No tenemos ningún problema con estar conectados a la escena pero creemos que en nuestro sonido hay algo más que música de ensueño compuesta por un piano. Pero siendo honestos, incluso nosotros lo pasamos mal cuando tenemos que describir nuestra propia música; por eso solemos decir que se trata de una especia de música de piano experimental con beats y electrónica, y muchos efectos.

De Dusseldorf y viajando por todo el mundo, ¿cómo es girar con vuestro set up (piano de cola, maquinas, etc). ¿Os ha impedido esto actuar en sitios donde os hubiese gustado?

Lukas: La principal y primera complicación al girar es el piano de cola. Sólo podemos tocar con un piano de cola concreto; no nos vale un piano normal, ni uno eléctrico. Y lo que está claro es que no podemos llevar nuestro piano siempre a cada bolo. Al principio creíamos que jamás funcionaría porque veíamos demasiado difícil poder contar siempre con un piano de cola. Pero hay muchos sitios que ya cuentan con su propio instrumento… o pueden alquilarlo. No estamos muy seguros de si los propios promotores saben lo que vamos a hacer con el piano, pero lo curioso es que siempre nos dejan tocar (risas).

Sin el piano, nuestro set up cabe en dos fly cases, por lo que no nos cuesta nada viajar en coche, avión o tren. Al principio, las máquinas construidas por nosotros no eran tan estables, por lo que a veces se rompían durante el viaje. Por eso siempre nos llevamos un soldador. Desafortunadamente, no siempre sale como esperas. Una vez en el Reino Unido -y dos minutos antes del comienzo del show- nos dimos cuenta de que no podríamos usar nuestros pequeños martillos… te puedes imaginar, para nada fue nuestro mejor concierto (risas). Pero ahora todo es funciona de manera muy sólida y sistemática; el único problema podría ser si nos roban.

Que hablando del tour, hemos visto que tenéis decenas de fechas por todo Europa pero ninguna en España. ¿Hay un por qué? Huele a que tenéis cerradas exclusividades con algún festi y no podéis adelantar nada (risas)…

E: (risas) En realidad nos encantaría poder actuar en España. Pero desgraciadamente no creemos que hayan fechas por vuestro país en este tour… ¡esperemos que el año que viene!

Vuestro nuevo single, ‘Bloodflow’ va muy en la línea de ‘Dilation’ pero con una evolución clara, introduciendo diferentes elementos técnicos hasta ahora desconocidos en vuestro sonido. Me refiero a efectos como la distorsión que hacen del tema algo más “pesado”. ¿Qué más novedades técnicas destacaríais?

L: Desde luego, el uso de efectos ha sido uno de nuestro ejes principales del disco. Además de la distorsión, hay muchísima reverb, delays, LFOs y otros efectos. Hemos dejado un poco más de lado el piano para brindar más espacio a elementos electrónicos. También hemos empezado a funcionar con unos nuevos elementos llamados bows (arcos). Éstos pueden poner las cuerdas a vibrar sin llegarlas a tocar y se basan en el mismo principio que los E-bows para las guitarras. Nuestros arcos generan un sonido que se puede comparar con un órgano o flauta. Puede escucharlos al principio del álbum, concretamente en el track ‘1202’.

Entiendo que vuestro piano de cola hecho a medida tiene más martillos de lo normal para las cuerdas, la madera y los bordes metálicos, ¿pero esos martillos se disparan desde el ordenador? ¿Cómo funciona exactamente?

L: Así es, por un lado están los martillos fabricados por nosotros y que podemos conectar a cada piano de cola. Se colocan sobre las cuerdas y sobre las partes de madera y metal del instrumento. Soy yo quien controlo los martillos desde mi portátil y los uso como una caja de ritmos para programar ritmos y patrones. Con los nuevos arcos podemos incluso tocar sonidos de pads con sintetizadores. En pocas palabras, con nuestra máquina, podemos convertir cada piano de cola en una caja de ritmos. También grabo todos los sonidos que salen del instrumento y los proceso con efectos, los loopeo o los corto en diferente pedazos, y luego los vuelvo a disparar en el momento adecuado. Por lo tanto, no utilizamos samples o ningún tipo de sinte pregrabado jamás…

Sabiendo que absolutamente cada nota y sonido que soltáis procede exclusivamente del piano, ¿cómo es el procesamiento posterior? ¿Qué software usáis?

L: Para el procesamiento del piano de cola grabado en directo uso algunos efectos con los que estoy familiarizado y compuestos por mi. Los escribí con Max / MSP y están integrados en Ableton Live con Max for Live. La idea principal detrás de este proceso es la de grabar automáticamente en un momento determinado y poder reproducir ese sample de manera automática en cualquier otro momento. Además, puedo crear pads, patrones rítmicos similares a los de los sintetizadores o líneas de bajo. Por último, proceso el audio con diferentes efectos como pueden ser la distorsión, reverb o el bit crusher.

Entonces, ¿cambiáis alguna vez el setup de los dispositivos mecánicos del piano?

Todo el proyecto evoluciona constantemente. Normalmente cuando nos cansamos de lo que tenemos o si tenemos la sensación de que tenemos que incluir algo nuevo, comenzamos a trabajar en esas ideas. Nos limitamos al piano, pero tal vez en algún momento tengamos que romper con el concepto.

¿Y en torno a la composición, quién lleva la voz cantante?

Te diría que la mayoría de canciones han ido evolucionando desde un jamming inicial. Evidentemente, yo soy el encargado de controlar los teclados, armonías y melodías pero ambos decidimos lo que queremos que aparezca finalmente en el disco.

Todavía no hemos podido escuchar el disco completo, pero ¿os habéis planteado alguna vez el introducir voces, o es Grandbrothers un proyecto concebido enteramente en formato instrumental?

L: De hecho llevamos tiempo con la idea en la cabeza y estuvimos hablando con varios vocalistas. Incluso llegamos a grabar un tema con uno de ellos para el nuevo álbum, pero nos echamos atrás y decidimos publicar un disco enteramente instrumental. Hemos pensado en que publicaremos ese track dentro de un tiempo, quizás en un EP con alguna otra colaboración.

Habiendo visto videos vuestros donde los visuales cobran especial importancia, ¿qué hay de éstos para el tour que tenéis previsto, cómo va la cosa?

E: Creemos que los visuales, ya sean luces o proyecciones, pueden tener un fuerte impacto en la percepción emocional y sensual de un espectáculo. Por supuesto, el sonido y los visuales deben trabajar juntos y acompañarse mutuamente de manera ordenada. En nuestro caso tenemos mucha suerte porque nuestro manager, Dominik, siempre ha ido un paso por delante pensando en la necesidad de desarrollar una dramaturgia completa para los shows en directo, para que nosotros sólo tengamos que concentrarnos en la música. Para esta próxima gira hemos trabajado con Bureau Mario Lombardo. Hemos hecho nuestras pruebas y nos han parecido acojonantes, estamos ansiosos por ver cómo quedarían en uno de nuestro shows, con su público, etc. Habrá algunas proyecciones hacia el propio público, visuales elegantes de fondo, varios efectos de luz algo más cálidos… ¡todo lo bueno!

Gilles Peterson ya se declaró fan con vuestro primer álbum pero ha sido él el encargado de presentar el single del segundo álbum al mundo. ¿Es esto una de las metas de un productor actualmente, ser uno de los favoritos y o seleccionados por Peterson?

E: Desde luego, nos ha ayudado mucho y desde que Gilles estrenó varios de los temas nuevos, todavía hay gente que nos escribe diciendo que nos había descubierto en el programa. Creo que cuando se trata de creadores de tendencias e inspiración musical, él sigue siendo uno de los mejores. Y como se está publicando música brutal cada día, la verdad es que ser uno de sus seleccionados es algo increíble. Estamos muy orgullosos. Así que sí, por lo menos es una buena señal y desde luego si el tema sigue sonando en su programa semanal emitido en BBC 6, nos ayudará mucho para seguir en la línea que llevamos.

Volviendo a vuestro primer álbum, ‘Dilation’ (FILM Recordings), por curiosidad, ¿cuánto tardasteis en que un sello os lo publicara? ¿Y este segundo, a través de City Slang, cómo surgió esto?

L: Con ‘Dilation’, que lo publicamos a través de FILM Recordings, fue bastante fácil porque ya habíamos publicado un EP anteriormente con ellos por lo que publicar el álbum nos pareció lo lógico. Y de hecho, una de las dos personas encargadas del sello, Dominik Grötz acabó siendo nuestro manager, y lo que es más importante, amigo.

En cuanto a ‘Open’, Christof Ellinghaus fue a un concierto donde actuábamos en el Volksbühne de Berlín y tras eso, la cosas evolucionaron hasta acabar firmando con su sello, City Slang. Esto fue una verdadera oportunidad para nosotros porque su roster estaba confirmado por varias bandas que nos encantaban. Además, tienen un engranaje internacional y familiar que lo hace todo más fácil. Hemos conocido a mucha gente del sello desde entonces y todo parece ir sobre ruedas.

Huele a que debemos esperar un álbum de remixes también para este nuevo trabajo, como ya hicierais con vuestro ‘Dilation’…

E: No prometo nada pero creo que es bastante realista el pensar que habrá algo similar. Ya tenemos tres remixes de ‘Blooflow’ (uno a cargo de Lone y dos que todavía no se han publicado) y estamos tanteando nuevas y diferentes opciones. Nos resulta muy interesante el ver lo que pueda llegar a hacer otra persona con tu propio trabajo. Y más si se trata de una metodología y sonido totalmente diferente al tuyo. Por ahora todo parece encajar a la perfección…
Con elementos afines a gente como Hauschka, Murcof & Vanessa Wagner, Max Ritcher, Olafur Arnalds o Chilly Gonzales, ¿qué hay de la música clásica como tal, os interesa?

E:¡Por supuesto! Siempre intento consumir cuanta más música clásica me sea posible, y dejando de lado la electrónica más leftfield, también escucho mucho jazz y clásica. No te podría nombrar solamente un productor favorito, pero gente como Debussy, Mahler, Dvorak, Ravel o Satie son un poco el rollo al que me refiero.

¿Y qué hay de vosotros por separado? ¿Algún proyecto en mente?

L: Yo sigo trabajando como desarrollador en Kemper Music programando instrumentos musicales digitales, ¡y fui padre hace un año así que estoy a tope (risas)!

E: En mi caso he estado comprando bastante equipo en los últimos meses y todavía no he podido sentarme a exprimirlo como me gustaría, pero la idea es publicar material dentro de poco. Además también formo parte del proyecto Six Pianos, que publicó un Ep en FILM Recordings hace poco en el que Lukas también figura en la cara B (todo queda en familia) y con los que actuaré en varios conciertos durante 2018.

Gracias por vuestro tiempo chicos, un placer.

¡A ti, el placer es nuestro!

* Extraído de Dj Mag Es 082