Este mes, las superestrellas de Glasgow, Slam, presentan ‘Transmissions’ – ya a la venta en Soma Records. Se trata de un reflejo musical de su ciudad, Glasgow. Echadle un ojo a sus Imprescindibles en el Estudio…

  • 1. Modular Eurorack “Esta es la más reciente adición a nuestro estudio y también es la pieza central de nuestro nuevo live set. Es una bestia sónica fantástica, pero muy temperamental, ya que es igual de fácil perder un gran sonido que encontrarlo. Ya hemos encontrado unidades extra y ya hemos empezado con el segundo rack”.

  • 2. Roland SH101 “Uno de nuestros viejos favoritos – es un sintetizador monofónico analógico clásico, que acabamos de restaurar. Tiene nuevas teclas, faders, potenciómetros y lo hemos limpiado bien – y suena mejor que nunca. Un aparato realmente distintivo, aunque le falta el mango original de los 80”.

  • 3. Sequentix Cirklon“No puedo dejar de hablar de él. Construido en nuestra ciudad por el enigmático Colin Fraser, se trata de un secuenciador hardware multi-track con gran conectividad y ‘ajustabilidad’ – el hermano mayor del primer P3. Es muy difícil de manejar al principio, pero rápidamente se convierte en uno de los predilectos de los productores más aventureros”.

  • 4. Ableton “El programa al que acudimos siempre, muy estable, con un esquema de trabajo rápido, grandes instrumentos y efectos incluidos, excelente percusión y packs de samples, ha ido mejorado ostensiblemente su calidad de sonido con cada actualización con el paso de los años y ha sido muy acogido por muchos artistas. Un imprescindible, en nuestra humilde opinión”.

  • 5. Yamaha TX802 “Se trata de una versión rack que contiene dos DX7 MK2 en una caja (presuntamente, nos han dicho). Es realmente difícil de editar debido a lo mínima que es la interfaz de programación, pero si que tiene dos mapas plastificados dentro, que ayudan mucho (¡mentira!). Los sonidos clásicos Digital FM siempre van y vienen, pero para nosotros se trata de una fuente de audio icónica e irrepetible”.

Texto: Mick Wilson

Traducción: Eduardo Pérez Waasdorp