Barnizando reliquias

Autor: Fati Fatene

Tras más de una década diggeando y poniendo reliquias a los platos, Javi Frías es ya veterano en la escena madrileña. Su trabajo es para la música como el proceso de restauración que devuelve el brillo a cualquier obra de arte: Javi sabe cómo insuflar aire fresco a los viejos y desconocidos clásicos, acercándolos a la escena para ofrecer música cargada de alma. Algunos de sus trabajos han sido publicados por potentes sellos, como Street Edits, Giant Cuts, About Disco, Disco Pocho (donde se atreve a publicar en formato 7”), entre otros; y en numerosas ocasiones ha sido referenciado en sesiones de artistas de la talla de Mr. Mendel o Frank Booker. Con la potente programación de Discotizer a su cargo desde 2016, y el nacimiento Night Shift, su nuevo sello, parece que para el productor se anuncia un momento lleno de prometedoras propuestas. Hablamos con él sobre pasado, presente y futuro, y desvelamos curiosidades sobre la publicación de la primera referencia para Night Shift.

Últimamente no paras. Discotizer está teniendo mucho éxito, y acabas de debutar en Night Shift con ‘Make it Happen EP’, cuatro cortes en los que claramente puede notarse un estilo definido, con influencias de la música funk, disco, soul e incluso un poco de house. ¿Supone esta referencia un anuncio del contenido que pretende ir publicando tu sello?

¡Sin duda! Como bien dices, en ‘Make It Happen EP’ se pasa del funk al disco y del soul al house. Incluso uno de los temas, ‘Power’, está basado en un oscuro tema de gospel, por lo que creo que es un buen adelanto de lo que se va a poder escuchar en el sello. Pero, además del estilo, que claramente va hacia el deep disco y el house con alma, otra de las características de Night Shift es tratar de publicar edits de temas raros, poco conocidos o que nunca antes se hayan hecho. Por eso, la elección de los tracks a editar es también un punto muy importante. No queremos sacar otro edit más de un clásico que ha sido ya remezclado millones de veces, la idea es aportar algo nuevo y fresco que merezca la pena ser planchado.

¿Por eso decidiste publicarlo en Night Shift? Anteriormente optaste por sellos destacados, como Street Edits, Giant Cuts o Disco Pocho. ¿Por qué esta ocasión ha sido diferente?

Publicar con otros sellos es estupendo. Estoy muy agradecido a gente como Rahaan, que me dio la oportunidad de editar en vinilo algunos de mis primeros reworks en su genial sello Street Edits, lo cual supuso un salto importante en mi carrera. Sin embargo, en esta ocasión tenía claro que era el momento de crear algo nuevo, y de ahí surgió la idea de empezar Night Shift.

¿Qué motivos te llevaron a crear tu propia firma?


En primer lugar, quería tener el control absoluto de lo que iba a publicar, sin tener que esperar a que pasara el control de calidad de otra persona. Bajo mi punto de vista, los temas que tenía terminados eran lo bastante buenos como para ser planchados en vinilo, así que, ¿para qué esperar a que otro sello decidiera que eran o no aceptables? Los cuatro cortes de ‘Make It Happen EP’ merecían ser conocidos por el mundo entero, así que por qué no intentarlo. Evidentemente, el llevar tú mismo el sello supone un gran avance, ya que siempre tienes la posibilidad de sacar algo nuevo tan pronto como están listos tus canciones. Por supuesto, también genera mucho más trabajo ya que te tienes que ocupar de otros aspectos como son el diseño, master, prensaje o distribución, aunque en este caso tengo suerte ya que para ello cuento con la ayuda de la gente de Juno.

¿Qué propósito surgió antes, Make it Happen EP o Night Shift?


En realidad, surgió antes el EP, ya que tenía los cuatro cortes preparados desde hacía tiempo. La idea era publicarlos en un sello muy potente de la escena disco, pero finalmente no se decidió a sacarlo. Entonces fue cuando se me encendió la bombilla y pensé por qué no hacerlo yo mismo. Pregunté por aquí y por allá, contacté con algunos amigos, y finalmente surgió la posibilidad de crear Night Shift. Y qué mejor manera de inaugurar mi sello que con ‘Make It Happen EP’.

En concreto, el corte ‘Make it Happen’ parece cocinado con un suave toque de funk, pero al ritmo eufórico de la música house. Y ha tenido mucho éxito. ¿Tú qué resultado esperabas?

Cuando escuché por vez primera el tema original en el cual está basado me encantó, pero pensé que le iría de maravilla un toque más house, especialmente a la parte del estribillo. Dediqué bastante tiempo a trabajar con el ritmo y la ecualización, añadiendo y quitando lo que me interesaba. Al final, el proceso de creación de un edit o rework depende sobre todo de la calidad del original. Por eso para mi es tan importante seleccionar temas que realmente necesiten una edición, y que ese retoque de verdad le vaya a aportar algo nuevo que haga que pueda ser pinchado y disfrutado hoy en día. En este caso concreto, ‘Make It Happen’ tenía todos los ingredientes para ello, y me alegro un montón que haya gustado.

¿Cómo abordas el proceso de producción? Sobre todo en cuanto a edits, ¿surge como necesidad de editar un tema que te fascina en ese momento, o por el contrario, surge como una necesidad independiente que te lleva a emprender un proceso de búsqueda de canciones?

Mi forma de trabajar en cuanto a la producción es muy intuitiva. De repente escucho algo que creo que necesita ser editado, y me pongo con ello. Sampleo el tema, juego con el corta y pega, añado batería, percusión, EQ’s… Mi idea no es estar todo el rato produciendo, ya que no tengo esa necesidad de estar todo el rato trabajando en el estudio. Hay millones de canciones de disco y boogie que son perfectas tal y como fueron grabadas. No necesitan ningún retoque y suenan de maravilla en un buen sound system. Lo que se trata es de encontrar esas perlas que quedaron un poco más ocultas entre tanta producción que merecen ser rescatadas y en algunos casos retocadas para que se puedan disfrutar en la pista de baile. En ocasiones solamente merece la pena una pequeña parte de la canción, pero ahí está el secreto de saber elegir lo que se tiene que utilizar y desechar lo demás. El viejo arte del cut & paste.

Tu Extended Disco Edit de ‘Quítate el Sostén’ de la maravillosa Susana Estrada, ha salido publicado junto a otros nombres como Absolutt y James Rod, en la primera referencia de Cosmic Edits. El resultado, a nivel estético y musical, denota mucha calidad y ha logrado muy buenas críticas. ¿Cómo fue el proceso de participar en este proyecto y qué opinas del resultado?

Para este proyecto en concreto me contactó Alex Gasulla, el dueño del sello Cosmic Records para decirme que tenía la idea de publicar un EP con edits de temas de Susana Estrada. Desde el primer momento me encantó la propuesta ya que el Lp de Susana Estrada está plagado de auténticos temazos, y además es muy difícil de conseguir. Alex nos dio a elegir entre varias de sus canciones, y sin duda me quedé con ‘Quítate El Sostén’, tanto por la música como por el mensaje feminista. Era un placer poder trabajar con unas producciones tan estupendas como las que llevaba a cabo J. Llobell; en realidad bajo mi punto de vista el tema no necesitaba mucho retoque ya que la canción en sí es magnífica, así que pensé únicamente en extender el groove y añadir un poco de presión al ritmo. Fue también estupendo poder participar en el EP junto a otros grandes artistas de aquí como son Mr. Absolutt y James Rod, y el resultado ha sido genial. El 12” ha quedado estupendo y parece que está gustando mucho. En concreto, mi edit ha alcanzado más de 47 mil escuchas en Soundcloud, lo cual me parece una auténtica locura.

Por cierto, hablando un poco del proceso de hacer un edit, en cierto sentido el artista tiene la oportunidad de imprimir su huella, de hacer un homenaje ¿Qué implicaciones tiene para ti esta faceta del productor?

Para mi supone primero de todo un homenaje al artista original. Los temas que elijo editar suelen ser cosas que no llegaron a tener éxito, por lo que mucha gente no tiene la suerte de haber escuchado. Así, al hacer el edit, se le da una nueva vida a la canción ya que consigue llegar a un público actual que de otra forma no hubiese podido conocer tanto el tema como el artista. Por otro lado, los edits se llevan haciendo desde el principio de la música de baile. Son una herramienta perfecta para el Dj, y creo que siguen siendo necesarios en el clubbing actual. Desde luego, a la hora de trabajar sobre un tema antiguo, intento siempre ser lo más fiel posible al original, añadir ciertos retoques, pero respetando el trabajo de los artistas.

Hay quienes plantean que el motivo para realizar tantos edits puede ser una falta de originalidad o creatividad. ¿Qué opinas tú? ¿Crees que tiene el mismo mérito editar un buen tema conocido o crear desde cero una producción original?

Como te decía, el edit se ha hecho toda la vida. Djs y productores míticos como Larry Levan, Ron Hardy o Frankie Knuckles los hacían ya en los 70 y 80 ya que son una herramienta perfecta para el Dj. No creo que se pueda comparar el hacer un tema original con llevar a cabo un edit. Son cosas totalmente distintas. Evidentemente, el proceso creativo a la hora de llevar a cabo una producción original es mucho mayor, eso es indiscutible. Parece que últimamente, muchos de los productores que se dedicaban a hacer únicamente edits están comenzando a producir sus propios temas originales, lo cual me parece algo estupendo porque también es una forma de hacer crecer la escena, mantenerla viva y conseguir que no se estanque únicamente reutilizando viejas canciones. Yo mismo espero en el futuro poder dar un paso más en la producción y comenzar a hacer algo propio, pero el proceso de aprendizaje lleva su tiempo, así que mientras tanto estoy contento de poder aportar mi granito de arena con los edits y reworks que voy sacando.

Háblanos un poco de Discotizer, una de las mejores propuestas del fin de semana para los amantes del funk, la música disco y el house. El Marula es un lugar especial. Su espacio crea una atmósfera familiar, el sonido es muy bueno; pero es sobre todo la selección de los artistas invitados la que nos enciende todos los viernes. ¿Cuál es el objetivo de Discotizer y qué dirías que puede aportar a la escena?

Muchas gracias, me alegro un montón de que lo veas así. Como bien dices, el Marula es un club pequeñito pero con algo especial. Consigues tener una cercanía con el artista que quizá en otros espacios más grandes no se consigue. La idea de Discotizer es ofrecer un lugar donde poder disfrutar cada semana del mejor disco, boogie y house con una programación basada en algunos de los

más grandes artistas del género a nivel mundial. Djs y productores que nos encantan y que por lo general nunca antes había venido a Madrid, ofreciendo un espacio dedicado al baile en el que solamente importa la música. Creo que poco a poco estamos consiguiendo convertir el club en un lugar de referencia, aportando además nuevas ideas a la escena clubbing madrileña, en la cual durante años no había tenido cabida este tipo de programación. Sin embargo, en el último año hemos podido disfrutar de gente como Rahaan, Red Greg, Horse Meat Disco, Eli Escobar, Dan Shake, Marcel Vogel, Medlar, Art Of Tones, Yam Who, Get Down Edits, Luxxury o Alkalino, algo totalmente impensable no hace mucho, y de lo cual estoy muy orgulloso.

Los viernes del Marula han conseguido quedarse para el recuerdo con nombres internacionales como platos fuertes. Pero también se suman a las programaciones colectivos y artistas locales que se aproximan bastante a la música disco y house, como Rayko, El Cuerpo del Disco, Discoteca, Simón García, Indo o Groove Lee & Funk Norris, entre otros. ¿Crees que debería apostarse más a menudo por los nombres locales?

¡Por supuesto! Desde el principio teníamos claro que queríamos contar también en Discotizer con la gente que trabaja día a día para que nuestra escena crezca. Djs y productores que además tienen una calidad brutal, y que merecen ser disfrutados y respetados por el publico local, ya que al fin y al cabo son ellos (somos nosotros) los que creamos la verdadera escena. Y no solo eso, ¡además son unos auténticos cracks a los platos!

Has estado también fuera de España con tus Dj sets. Tratando de comparar ciudades extranjeras con la capital, ¿tiene la misma acogida la música negra en la escena madrileña?

Por suerte en Madrid lleva habiendo durante muchos años una serie de pequeños clubs que han ido apostando por la música negra de baile, lo que ha supuesto que mucha gente se haya ido acostumbrando a bailar funk, soul o disco sin ni siquiera estar realmente interesado en esos estilos. Sitios como el propio Marula Café, El Junco, Tempo Club o Café Berlín llevan tiempo creando escena. Sin embargo, creo que el máximo empuje se ha conseguido recientemente gracias al crecimiento del interés del disco y el house con alma a nivel mundial. A raíz del auge de artistas como Floating Points, MCDE, Hunee o Antal, mucha gente joven se ha empezado a interesar por este sonido, e incluso ha habido un pequeño resurgimiento del interés por el vinilo y los discos raros. Esto también se ha notado en Madrid, lo cual es estupendo ya que necesitamos savia nueva, gente con ganas e interés. Nuevos clubs, colectivos y tiendas de discos. Y parece que por suerte estamos viviendo un momento dulce.

¿Qué es de Al Supersonics & The Teenagers, grupo en el que participas como batería?

Ahora mismo nos encontramos en un momento más tranquilo. Después de haber publicado dos discos y haber tocado por toda la península y parte de Europa, estamos ocupados con la grabación del tercer Lp. No sabemos cuándo estará terminado, pero espero que pronto tengáis noticias frescas.

¿Qué puedes contarnos sobre la próxima referencia de Night Shift Records? ¿Está cocinándose algo tal vez?

¡Pues sí! Estoy muy contento de poder anunciar que la segunda referencia de Night Shift está a punto de publicarse. Será mi segundo Ep para el sello y se llamará ‘Move To The Groove Ep’. Incluirá cuatro cortes que irán del disco al house, pasando por el funk y el afro. Saldrá próximamente en vinilo de 12” y más adelante en digital. También tengo lista mi segunda referencia para el sello Disco Pocho, que será un 7” con dos edits de soul y funk. La primera fue un éxito total, alcanzando el número 1 de ventas en Juno. Esperemos que esta segunda también guste tanto. Y por último, también me hace especial ilusión adelantar que próximamente saldrá a la venta otro 7” con dos edits míos en el genial sello madrileño Neon Finger, dedicado al disco, boogie y funk. Todo esto de aquí a final de año, así que como podéis imaginar estoy muy contento e ilusionado con mis próximos releases.

¿Y del futuro de Discotizer?


Estamos trabajando duro para seguir ofreciendo una programación de máxima calidad, apostando por los mejores Djs y productores de disco del momento. Por lo pronto, en octubre nos visita Frank Booker el viernes 13. También contaremos con un showcase del sello Rare Wiri propiedad de Rayko el viernes 20. Sin olvidar tampoco la brutal programación que tenemos preparada en el Marula Café Madrid dentro del ciclo ‘99yTú by Carlsberg’, por el cual pasarán Joey Negro el 6 de octubre, Amp Fiddler el 20 de octubre, Detroit Swindle el 11 de noviembre y Danny Krivit el 24 de noviembre, y los que tendré el gran honor de acompañar a los platos.

* Extraído de Dj Mag Es 081