A su manera

Autor: Diego Fernández

Si sus pinitos hasta ahora en la electrónica se contabilizaran con cuentagotas -como la de ‘Knowing You’ll be Here’ junto a Daniel Avery- esta joven británica en periodo de prácticas de enfermería ha sabido embarcarse en solitario y darle la vuelta a la composición de su faceta artística más electrónica. Kelly Lee Owens representa fielmente la cultura cada vez más arraigada del hazlo tú mismo, por eso se ha guisado ella solita un trabajo sembrado y parido exclusivamente bajo sus propias manos. Un largo formato homónimo e íntimo, a caballo entre el pop espectral y el techno con reminiscencias del krautrock y electro más añejo, y que rezuma una dulzura etérea que le han valido y sobrado para subirse a uno de los escenarios del la próxima edición del Primavera Sound.

Charlamos con la de Gales sobre las presiones en forma de debut sonoro, el arte de dejarse llevar y convertirse en artista y sus escarceos con el cacharreo analógico. Como hasta ahora, a su manera…

He de confesarte que te conocí por tu voz en ‘Knowing We’ll Be Here’ de Daniel Avery pero no había caído hasta volver a releer la nota de prensa…¿qué ha cambiado desde entonces ya que he leído por ahí que antes eras enfermera…

En realidad era una enfermera en prácticas. Todavía no era enfermera como tal. Siempre quise involucrarme en algo que tuviera que ver con medicina o enfermería, en algún momento. Básicamente me quedaban 12 semanas de prácticas y empecé a ayudar a bandas (Foals The McAbees) con el merchandising, empezar a ayudar en la tienda de discos Pure Groove, sellos etc. Quería buscar un poco de inspiración para poder hacer las cosas por mi misma. Sabía cantar y quería escribir mi propia música pero no sabía cómo. Y eso hice, intentar apoyar en lo que podía, hablar con gente de la industria… Y casualmente me salió un trabajo en una tienda de discos  de Londres en 2009. Así que me mudé de Manchester a Londres y comencé a trabajar en la tienda. Y ahí es cuando conocí a Daniel Avery.

La nota de prensa reza algo así como fok-pop al describir tú álbum. Pero de folk veo poco…

(Risas) Sí, sí, bueno en esto pienso un poco igual que el jefe del sello. Él piensa que hay elementos folky, pero creo que hace referencia al hecho de que hay temas y estructuras de esa clase. Quizá tiene más que ver con las letras o por las vocales, o la voz, pero no me gusta etiquetarme bajo ningún género, sólo soy yo y mi experiencia o interpretación. Incluso cuando pincho techno, se trata solo de los sonidos que me gustan y que quiero expresar en ese preciso momento.

En cambio, sí se escucha buen electro, minimal, house…¿de dónde vienen estas influencias electrónicas? ¿Qué te hace tomar el rumbo estrictamente electrónico?

Siendo honesta te diría que a raíz de trabajar con Daniel Avery y Ghost Culture, porque con ellos empecé a cacharrear en el estudio con hardware, empecé a comprender los detalles de los elementos de producción o los componentes de un sinte analógico. Y eso me entusiasmaba; era real, no plugins virtuales a través de una pantalla. Creo que lo primero que me llamó la atención del sonido analógico y la propia producción fue de lo que semejantes maquinas podían hacer. Era algo nuevo para mi pero muy real, algo tangible. Soy muy fan de lo físico, amo el vinilo, las fotos impresas o los sintes analógicos. Pero luego está el factor humano, que me atrajo casi aún más. Esa interacción con el sinte para convertirlo en algo real y sincero.

Tras haberlo publicado, ¿cómo ha sido lidiar con la presión del álbum de debut de un artista?

No creo que haya tenido mucha presión…si la hubiera tenido, tampoco me he dado cuenta (risas). No quería trabajar bajo presión por lo que me he dedicado a hacer lo que me gusta. No lo contemplaba como el culmen de mi carrera, al revés, este LP es tan solo el principio. Creo que uno se tiene que tomar con calma el convertirse en un artista. El debut es el debut, la introducción al mundo. No he tenido presión ni del propio sello. He trabajado con mucha gente con la que realmente conecto con su música…y eso es lo que pretendía desde el comienzo, conectar con gente a través de la música. Es algo para ellos, no para mi. Solo quería que la gente encontrara algo en el álbum y que lo aprovecharan.

 

Has tardado 3 años en que vea la luz. Visto lo visto por estos lares, diría que es bastante tiempo…¿Cuál ha sido el mayor reto a la hora de componerlo y más importante aún, siendo tu debut, cuándo supiste que estaba listo para digerir?

Creo que el mayor reto es acabarlo. Incluso, saber cuándo lo has acabado, no añadir elementos sin sentido. El mayor reto para muchos de los artistas hoy en día es precisamente tener la confianza suficiente para dejar que haya espacio en la música. En este mundo todo va tan rápido y está tan inundado de música que a veces deberíamos parar un minuto y pensar en nosotros mismos; confiar en nuestro instinto y construir de verdad nuestra propia confianza para ser fieles a nosotros mismos; no hacer algo para los demás. Tiene que haber una honestidad e integridad en el trabajo. Creo que hay que encontrar el equilibrio entre ambos, porque hoy en día hay demasiado ego y demasiada formulación, demasiada tontería en el sentido de que hay que cumplir tales objetivos o hacer esta cantidad de dinero… Para mí no se trata de eso. Evidentemente que quiero ganarme el pan con la música, pero no estoy aquí para convertirme en famosa ni nada parecido. Si ocurre, bienvenido sea, y si la gente conecta con mi música, excelente. Pero creo que se resume a ser honesto en lo que haces. Supongo que todo radica en que uno tiene que aprender a convertirse en exitoso.

¿Ha salido exactamente el álbum que esperabas? ¿Qué nota te pones?

Sí, creo que sí. Si lo hubiese lanzado hace 3 años no hubiese sido tan real como lo es actualmente. Me ha llevado bastante tiempo el tener la confianza suficiente para saber qué es lo que quería y lo que no, y estoy muy contenta de haber esperado porque refleja muy bien las canciones y gustos de lo que me llama hoy en día; creo que muestro lo que soy. Si lo hubiera sacado hace un año, creo que sería sin más un puñado de canciones pero en cambio ahora refleja todos mis ángulos y puntos de vista.

Cantante, compositora y productora. ¿Cuál de ellas te describe mejor?

(Risas) Difícil pregunta. Lo cierto es en algunas canciones produzco más, canto en otras, por lo que diría que ahora mismo soy un híbrido. En una mitad muchos tracks empiezan con una estructura determinada y luego en la segunda ya tiene una composición más de canción, o viceversa. Me gusta esa libertad de no estar atada a una sola cosa durante demasiado tiempo.

¿Respecto a un disco más pop o folk, qué diferencias destacarías en cuanto a su proceso de producción?

No lo sé porque hasta la fecha no había producido nada. Supongo que mi personalidad, que se centra mucho en los detalles, ha tenido mucho que decir. He invertido mucho tiempo en pequeños detalles que casi ni se notan a primera vista -como en las automatizaciones, porcentajes de reverbs etc-. Hay muchísimo detallismo que significa mucho para mi. Por eso me encanta trabajar en un contexto musical electrónico y con Logic. Esos detallismos son muy importantes para mi y resumen mi forma de trabajar.

Jessy Lanza, Nite Jewel, Lafawndah, Abra…Se me ocurren pocos nombres femeninos que publiquen un LP cantado y producido única y exclusivamente por ellas mismas. ¿Qué ha sido más difícil, las métricas, las voces, los beats…

En mi caso, tanto las letras como las vocales han sido difíciles de combinar con las canciones, porque hay tanta libertad en las letras que se hace duro encajarlas con una melodía. No creía que fuera de esa manera porque cuando era más pequeña siempre pensaba que las letras irían antes que la música, pero era al revés. Primero venía la música y luego tenía que adaptar la letra. Me gusta escuchar mi propia música y preguntarme qué le falta, qué transmite, cuál es su energía, su sentimiento. Después es cuando me pongo con la letra. A veces solo necesitas tres palabras, otras una frase. Pero lo bonito es ver qué le falta o necesita. En este caso, en el proceso escogí hacer tracks sin vocales, plenamente instrumentales y otros con vocales en forma de guía. Si veía que no me sentía inspirada, las dejaba sin letra, y viendo la reacción de la gente, me alegra no haberme equivocado.

Tras dedicarle al difunto Arthur Russel uno de los temas (‘Arthur’), ¿es él con quién más hubieses deseado colaborar? ¿Con quién más?

Desde luego. Quizá en nuestra próxima vida, pero sí, me hubiese encantado. Mientras que las colaboraciones suelen significar abrirte a otra perspectiva, en esta ocasión he preferido hacerlo todo por mi cuenta. Siempre he tenido esa determinación, desde el principio, y al final me lo he tomado como una especia de demostración de que podía hacerlo. Pero ya te digo, esto ha sido con mi álbum de debut, quién sabe en el próximo. Supongo que buscaré otras ideas; está por ver.

¿Entiendo entonces que ya te planteas otro largo formato? ¿Algún nombre en la recámara?

Hay varias mujeres femeninas con las que me gustaría colaborar. Véase Kelela. Me encanta y sé que como norma general tira de diferentes productores. Acaba de sacar un Ep y me encantaría hacer un rework, remix o similar. Sería la bomba. Además esto me permitiría no tener que centrarme en las vocales (risas).  En cuanto a otras colaboraciones, me fliparía trabajar con nombres como John Talabot o Jon Hopkins o para entornos más centrados en el mundo de las tendencias como la moda, diseñadores, exhibiciones o incluso mini BSO. La verdad es que me atrae mucho ese mundo y no me gustaría encasillarme solo en lo que respecta a la escena musical electrónica.

Entiendo que Daniel Avery ha tenido bastante que ver para tu push definitivo.

¿Hay que tener un padrino para triunfar en esto de la electrónica viniendo de una escena musical no electrónica?

Sinceramente, más que Dan (Avery), diría que fue James Greenwood de Ghost Culture. Él fue quien me animó desde el comienzo. James fue el que más me animó, además de ser uno de mis mejores amigos, fue quien me dio los ánimos y la dirección en las sesiones de composición que hicimos y el que me dejó su estudio, que fue algo tremendo, porque pasar de no tener nada a trabajar en su estudio fue una puta pasada, el me dio ese apoyo. Pero hablando en términos generales, desde luego que hay que tener un “padrino”, o por lo menos una o dos personas en las que confías para que te apoyen y asesoren. Todos necesitamos ese apoyo. Y tengo que agradecer a todos los que desde el mismo comienzo me ayudaron a llevar a cabo este proyecto, tanto en primera línea como tras bambalinas. Hay veces que necesitas ese último push que no sabes cómo conseguir de otra forma.

Que entiendo que en tu caso, y habiendo publicado a través de Smalltown Supersound, esas voces de confianza también incluyen a gente como tus compañeros de sello, Todd Terje y Lindstrom…

Básicamente Joakim (de Smalltown Supersound) me mandó un email y me dijo que los discos que había mandado a Manchester se habían agotado. Fue una locura. Luego estuvimos hablando por teléfono y fue fantástico porque pudimos conocernos un poco más y me di cuenta de que nuestra ética, nuestros valores en la industria eram casi idénticos, es algo muy orgánico y fue muy importante para mí trabajar con alguien que tuviera las mismas ideas que yo. En general la justicia con el artista se ha perdido y nosotros conseguimos un acuerdo justo. Para mí fue muy importante que tuvieran en cuenta mis opiniones en todos los sentidos y no tener interferencias.

 

Formas parte de la edición del Primavera Sound este año. ¿Cómo será el directo? ¿Cómo será esa adaptación del álbum al live?

La verdad es que estoy acabando de programar todo el directo. Antes tenía una banda y tocaba y cantaba a la vez. Ahora quiero recuperar ese rollo. El show será básicamente yo cantando y tocando sintes, creando beats, jugando con pads…creo que se centrará más en la producción de elementos y yo interactuando con el público. Espero que se sumerjan en la experiencia porque yo disfruto y deambulo bastante entre los propios sonidos. Será una mezcla entre canciones y una experiencia algo más clubbing, según va avanzando el set. ¡Ya lo veréis!

Porque de hecho ya tocaste en un Primavera Club, ¿verdad?

Sí, justo. En un club. Pero no en el festival. Así que estoy deseándolo. Siempre he tenido muchas ganas de ir, y este año más que va Aphex Twin, Grace Jones, etc. ¡Ganazas!

Y por último Kelly, ¿qué te deparará lo que resta de 2017?

Escribir más y más música. También tengo en mente una exhibición sonora jugando con frecuencias y sentimientos. Todo proyectos creativos como ves (risas). Y por supuesto, más shows y conocer gente y mundo.

*Extraido de Dj Mag Es 076