HABITACIÓN 101

Hay más de 101 razones para investigar el nuevo Electribe EMX2 Music Production Station de Korg…

Me gusta Korg. Me gusta la forma en la que hacen pequeñas máquinas con una gran voz. La gama Volca de sintetizadores, drum machines y samplers es realmente impresionante. Sonidos de calidad profesional en el bolsillo y con un precio amigable. Es tan fácil crear una configuración para un directo usando estos dispositivos que parece mentira. Así que fue una noticia más que grata para un servidor hacer un análisis de un nuevo dispositivo Korg, el Electribe Music Production Station.

Los Electribe Korg originales llevan existiendo desde 1999 y desde entonces han sido pieza fundamental en muchas instalaciones de producción de música electrónica y de baile. Eran tan versátiles que encontraron su sitio tanto en el estudio como en el escenario, ya que los DJs y productores empezaron a explorar nuevas formas de ponerse creativos en sus sets. Esto fue en parte debido a su tamaño compacto, pero sobre todo por su gran sonido.

ESTILO SALVAJE

La nueva gama Electribe, de los cuales hay dos en existencia, ha sufrido un remozado serio y tiene una apariencia más minimalista. El EMX2 es una caja en gris mate con muchos botones, potenciómetros y pads para ayudar tanto en el proceso de producción, como durante la actuación. El Electribe Sampler es similar en apariencia, pero es mucho más oscuro en el color. Combinados, son un regalo del cielo y son la base de una potente instalación de producción. Uno de los toques que más se aprecian a la vista es la iluminación que acompaña los potenciómetros y pads, además de la ayuda visual que significa que estamos ante un producto muy sofisticado.

En este análisis voy a centrarme en el EMX2, ya que es la unidad que veis en este momento en la foto. El nuevo Electribe Music Production Station (el EMX2) de Korg ha sufrido un cambio completo de ingeniería para convertirse en una propuesta de producción todavía más potente, apelando a un abanico más amplio de productores de música electrónica, así como géneros, y como sus predecesores es perfecto para la vida en el estudio o de viaje.

Una de las primeras cosas que se notan cuando encendemos la unidad y buscamos las plantillas de presets es el hecho de que varias de las secuencias de presets también presentan estilos más modernos y actuales, como el trap o el EDM. El EMX2 sí que se presta a este tipo de géneros de una forma brillante: los sonidos y beats son profundos y con pegada, como cabría esperar. De hecho, los presets disponibles representan una gran variedad de estilos y son el punto de partida perfecto para cualquier producción o actuación en directo. El sonido del EMX2 es muy bueno, lo cual era de esperar. También incorpora un sintetizador polifónico de 24 notas, tomado del sintetizador KingKorg, así que es otro aspecto cubierto con creces, además de una drum machine bastante interesante, que contiene 250 sonidos de batería y percusión y 50 hits vocales y stabs orquestales.

La disposición de la EMX2 es bastante funcional. Los 16 pads sensibles a la velocidad pueden usarse para grabación en tiempo real y captará las melodías del sintetizador del usuario, así como programación de percusión tradicional. También es la forma para programar el step sequencer (obviamente), en el que la útil función Step Jump que encontramos en la gama Volca también está disponible. Los pads son los mismos que se usaron en las controladoras Taktile de Korg, de hecho una de las mejores cosas que tiene la nueva Electribe es que Korg ha cogido lo mejor de la tecnología de cada uno de sus productos (KingKORG, Kaossilator, Kaoss pad) y los ha incorporado al Electribe. Otra función que encontramos en productos Korg (el Kaossilator) es el modo Touch Scale, que significa que los productores no accionaran ninguna nota disonante a la hora de insertarlas en el X/Y Pad. Todas estas funciones realmente hacen de tocar y programar el EMX2 una cuestión muy simple. Me encanta este pequeño paquetito de sorpresas, se siente genial y funciona perfectamente, además de tener un gran aspecto y para ser algo tan pequeño es sumamente profesional.

INTEGRACION CON ABLETON

Sin embargo, la función más importante, que realmente hace que el Electribe sea totalmente genial es la integración con Ableton. Una vez conectado a Live a través del USB, el Electribe se convierte en una controladora totalmente pensada para Ableton. Y no solo eso, sino que una vez que los usuarios empiecen a grabar sus propias plantillas y partes, estas pueden guardarse en escenas y clips directamente en Ableton. Abrid estos archivos en un ordenador y el usuario los verá en un set de Live. Esto es increíble y sí, estoy saltando de alegría en este momento, mientras sigo vaciando el contenido de mi corazón y mi alma a la vez que toco este aparato. El Electribe es perfecto para esculpir ideas antes de exportarlas a Live para ajustes serios. De hecho, el Elecribe es la herramienta perfecta para una producción directa y como debe ser. Tan solo jugar con los sonidos y samples trae grandes resultados, y sin contar los FX, el filtrado es la guinda del pastel.

VEREDICTO

ACABADO 8.0

USABILIDAD 9.0

FUNCIONES 9.0

CALIDAD/PRECIO 9.0

CALIDAD DEL SONIDO 8.0

VENTAJA

Pequeña y hermosa máquina, llena de geniales funciones y una increíble integración con Ableton Live.

DESVENTAJA

En verdad, ninguna.

La nueva EMX2 Music Production Station de Korg es una adición más que bienvenida a la gama Electribe, que ofrece un impresionante rendimiento y posibilidades sonoras.

8.6/10

PRECIO 430€

CONTACTO www.korg.com

Texto: Mick Wilson

Traducción: Eduardo Pérez Waasdorp