Je Suis Garnier.

Queríamos una entrevista cumbre para conmemorar estos primeros 50 números de DJMAG ES; una conversación de tú a tú, personal, dinámica y con tintes de casi masterclass.

Y quién mejor que Laurent Garnier para ello. Cerca ya del medio siglo, el maestro electrónico francés afronta un presente musical que mira hacia atrás sin ira y hacia delante con explosiva y virginal ilusión de debutante. Su 2015 es frenético y apasionante, con próximas actuaciones en nuestro país como la del festival Sónar 2015 (el sábado 20 en Sónar de Noche) y lo queremos compartir con vosotros, nuestros lectores y amigos que siempre estáis ahí. Nada más, huelgan más presentaciones y parabienes… disfrutar todos, con Laurent Garnier.

Hola Laurent. Vayamos al grano. Es curioso que en nuestra entrevista hace un par de años, nos comentabas, y cito textualmente: “A pesar de que para nosotros el sello no está muerto, sabemos que es muy probable que no vuelva a hacer nada…”. ¿Qué planes reales y realistas tienes para tu sello F Communications para este 2015? ¿Por qué este tiempo en stand-by y por qué recuperarlo ahora precisamente?

La verdad es que con este release la idea no es la de volver a recuperar el sello de nuevo. Para nosotros, FCom ha sido desde sus orígenes un proyecto muy especial. Siempre quisimos hacerlo de forma diferente al resto de la gente. Cuando fundamos FCom, los labels no se enfocaban ni centraban en el desarrollo de un artista; sólo se centraban en los 12”, singles etc. Nosotros queríamos firmar con artistas mirando al futuro. Queríamos centrarnos en vender música francesa al público francés, que por entonces no ocurría en absoluto. Por esa época, antes de la explosión del french touch , cuando un álbum procedía de Francia, al público francés no le gustaba. De ahí a la creación de FCom. Queríamos hacer que nuestros artistas fueran evolucionando como artistas y respetados en Francia, y que se centraran en componer álbumes. Y eso es lo que hicimos durante años. Sin embargo, debido a la situación de las discográficas, lo difícil era mantenerse y no perder e perder dinero, etc, por eso decidimos mantener FCom parado.

En pausa, que no parado, ¿no? Porque sí que publicasteis un DVD…

Exacto. Jamás lo entendimos como acabar con el sello sino como una pausa indeterminada. De hecho, lo único que publicamos tras dejarlo en standby fue publicar un DVD de una actuación mía en París de hace cuatro o cinco años. FCom no ha publicado nada en todo este tiempo porque estamos a otras cosas. Cuando empezamos a darle vueltas al proyecto Garnier (Home Box) que teníamos en la cabeza desde hace un año, F-Com fue lo primero que nos vino a la cabeza. Creíamos que la idea de hacer varios Eps de cinco sellos diferentes, de cinco países diferentes, encajaba a la perfección; iba a emocionar a la gente, nos iba a resultar divertido y a su vez era perfecto como contenido diferente para promocionar a través del sello. Y esto nos hizo pensar: “¿cómo sería trabajar con FCom actualmente? ¿Nos dedicaríamos a lanzar más música a un mercado sobresaturado? O en cambio, queremos desvincularnos y hacer las cosas de un modo diferente?”. Y esa es la dirección que tomamos. Hoy en día, el mercado ha cambiado; los artistas ya no se casan con un label durante años, cosa que comprendo. Pero es como si los sellos se utilizaran a modo de herramienta promocional. Y lo que pensamos fue en hacer una especie de tributo con labels que han continuado publicando buena música sin el propósito de lanzar música porque sí. Nos emocionan (a mí y a Eric, cofundador del sello), labels como 50 Weapons, Music Large, MCD, Hypercolour. Por eso contamos con ellos. Queríamos mostrar nuestro respeto hacia ellos. Creíamos que se trataba de un reto diferente, divertido y emocionante. Tan emocionante como la emoción que estoy palpando estos últimos días de la gente diciendo o asumiendo que FCom vuelve a la carga. Pero déjame dejar esto bien claro: FCom no vuelve a reabrir para saturar aún más el mercado y para hacer lo mismo que hace el resto. No hay espacio. FCom está en pausa. Y lo cierto es que no creemos que lo podamos hacer mejor que otros. Veo que la gente, actualmente, lo hace muy bien. También siento que hay mucha nostalgia hacia el sello y me alegra, pero la nostalgia nunca es algo bueno. Tenlo en cuenta siempre. (risas)

En realidad, siempre es bueno traer de nuevo al frente ciertos sellos no sólo por nostalgia sino como homenaje y a su vez reflejo para las nuevas generaciones. Nos referimos, por ejemplo, al caso de Morrissey, reviviendo el sublabel de Trojan, Attack Records, con ese reggae antiguo y fichando por Universal. Hoy en día, las cosas suceden tan rápido y hay tanta información que muchas veces no se llega a adentrar ni conocer el pasado y raíces de los propios sellos o artistas. Creo que revivir esta clase de cosas, es muy bueno más que por nostalgia, por hacer que las nuevas generaciones conozcan la historia que hay detrás; de dónde vienen, su historia, etc ¿no crees?

No conozco el caso de España pero en Francia las nuevas generaciones sí que están prestando más atención al pasado. Muchos se interesan por la historia y conocen cómo sucedieron las cosas en Chicago o Detroit; de hecho te diría que los jóvenes saben demasiado del pasado y para mí, el techno es precisamente mirar al futuro. La idea de este nuevo lanzamiento con FCom es mostrar que se pueden hacer las cosas de otra manera al resto, de una manera innovadora o más loca que de costumbre, y seguir siendo fiel a ti mismo.

Es curioso porque precisamente, hablando del pasado y futuro, escuchando tu nuevo EP ‘Honey, I’m Home!’ y concretamente en ‘I’m Going Home’, hemos detectado un sonido muy noventero, con incluso similitudes a Underworld, Leftfield o incluso Orbital. ¿No hay nada como mirar hacia atrás sin ira para conseguir el mejor sonido del futuro?

Nunca he sido un músico futurista. Creo que gente como Derrick May o artistas de UR como Jeff Mills, sí que lo son y siempre lo han sido. En cambio, por ejemplo Mike Banks, de UR, es una institución musical. Mi posición creo que está entre Mike y Jeff. No soy tan buen músico como Mike ni tan visionario como Jeff pero conozco el pasado porque lo he vivido. Puede que sí, que el track tenga un rollo noventero pero ‘Drifting In Midwaters’, por ejemplo, tiene un toque mucho más futurista. De hecho, el Ep que publiqué a través de Musique Large, y su track y remixes de ‘The Revenge of the Lol Cat’, para mí, es muy futurista. Jamás me siento en el estudio y me decanto por un género. Va surgiendo. Simplemente hago música y me intento agradar a mi mismo con ella.

En este nuevo ‘The Home Box EP’ colabora además nuestro querido UNER con su ‘Enchanté’ (UNER Club Gleam Remix) ¿Cómo surge esa colaboración? ¿Qué opinión te merece el trabajo de este DJ y productor español?

Soy un auténtico fan de UNER. Siempre lo he sido desde que oí hablar de él hace ya unos años. Solemos estar en contacto a menudo intercambiando ideas. En mi caso, tengo un muy reducido grupo de productores, entre veinte o veinticinco, a los que envío mi música; esos productores que me gustan y en los que confío. Y UNER es uno de ellos…

Mandé el Ep que publiqué en Hypercolour a varios de estos productores y rápidamente me contestó UNER diciendo que le encantaba y le gustaría remezclarlo. Lo cierto es que se lo habíamos pedido a bastante gente pero le dijimos que por supuesto. Además, justo coincidió que yo tenía el track por pistas cuando me escribió. Y el resto ya es historia; ¡uno de los mejores remixes sin duda! Este tío es un puto genio; amo su música y tener un remix hecho por él me enorgullece y me encanta.

Image title

Hablando precisamente de producciones y Djs, ¿supongo que te consideras más Dj que productor. ¿Te gustaría tener algo más de producción en tu trayectoria? ¿Te consideras DJ al 75%, por así decirlo?

Sí me considero más Dj pero estoy contento con mis producciones. Parece que a la gente le gusta mi música así que eso ya me llena como productor. He producido mucho más de lo que jamás podría haber imaginado. Cuando empecé ni siquiera pensaba en poder llegar algún día a firmar por un sello o compañía discográfica y poco a poco mi música ha ido gustando a la gente. He producido música para coreografías, más tarde películas…francamente, me siento increíblemente satisfecho como productor.

Pero a la vez, siempre me he visto como un tipo que le encanta enseñar y mostrar música al mundo. Recibo música, le saco las emociones, me inspiro y siento la necesidad de mostrársela a la gente. Esa es mi misión. Así lo he creído y querido desde pequeño. Recuerdo cuando era crío que siempre estaba jugando con baterías o guitarras de cartón, micrófonos y demás mierdas. Luego, un poco mayor, me dediqué a pasar cintas a mis amigos enseñándoles nueva música. Mi mayor sueño siempre ha sido el compartir música y emociones con la gente. Por eso te diría que me considero mejor Dj que productor. Además, siempre he tenido un complejo en cuanto a conocimientos musicales. Nunca he podido tocar el piano y hacer llorar al público. Y para mi eso es un gran problema. Me encantaría ser un buen músico; hacer llorar a la gente con mi música. En cambio, necesito encerrarme en el estudio días enteros para componer un track que tenga buen resultado.

Pero ¿cómo vas a tener ese complejo habiendo producido auténticas odas y joyas atemporales como ‘The Man With The Red Face’ o ‘Crispy Bacon’, temas que han hecho, hacen y harán llorar a miles de personas? No entiendo…eso, para muchos es como tocar el piano; o más…

¡Por favor, respeta mi complejo! (risas).

Hablando de tu faceta como Dj, siempre te caracterizas por no preparar tus sets y eso conlleva algunos peligros… ¿nunca has echado mano de ese disco que es el que toca y no lo has encontrado? ¿Te has arrepentido alguna vez de no haber preparado un set? Venga, cuéntanos que esto es DJ MAG ES…

No creo que prepararlo ayude en nada. Nuestro trabajo es el de captar el ambiente y jugar con él. ¿Cómo coño vas a preparar algo para algo o alguien que no sabes qué será? Yo por ejemplo, conozco las medidas exactas o el sonido exacto del Rex Club de Paris, pero lo que no sé es cuánta gente habrá, que tipo de gente habrá y que rollo llevará la misma durante una de sus noches. Por lo que, ¿para qué preparar algo? Hay muchas veces que crees que has hecho un set realmente bueno y al día siguiente lo escuchas con tus amigos y no sienten absolutamente nada. Hay veces que todo se basa en el momento adecuado y el ambiente idóneo. Por supuesto, el horario de actuación tiene mucho que decir. Dependiendo de éste, comienzo de un modo u otro. Si actúo después de Angel Molina no tocaré la misma música que si toco después que Dj Deep. Me encanta improvisar; te hace mejor y es divertido. Hay veces que hago una lista de diez tracks que me gustaría pinchar durante el set y normalmente acabo poniendo tan solo uno de ellos. O incluso intento elegir el track con el que me gustaría abrir el set pero incluso así, nueve de cada diez veces no empiezo con ese tema. Es lo que hay, conmigo la preparación no funciona. (Risas)

En otras palabras, es bueno tener un plan, pero a la vez, saltarse ese plan…

En mi caso pasa exactamente lo mismo cuando me pongo a producir música. Me siento en el estudio con ganas de hacer algo con sonido Chicago con una 303, y al cabo de dos horas estoy haciendo algo totalmente diferente. Así es como soy. No puedo cambiar mi forma de ser y sentir. Trabajo muchísimo así que normalmente escucho la música que voy a poner sólo diez minutos antes de subirme al escenario.

Image title

Hablando de producción y aún habiendo compuesto música de diferentes géneros, ¿sigue siendo el techno el leit-motiv musical para Laurent Garnier tras casi 30 años de carrera? ¿cómo es posible que después de tanto tiempo ningún otro genero lo haya desbancado?

El techno es pura libertad. Más que cualquier otro tipo de género musical. El hecho que use instrumentos electrónicos en ‘The Rise & The Fall of the Donkey Dog’ o ‘Pay Tv’ con un toque y una actitud mucho más rockera, no quita que siga siendo electrónica. Me siento totalmente libre cuando hago techno. Incluso cuando hago jazz -o cuando compuse ‘The Man With The Red Face’- me doy cuenta de que todo encaja con el techno. De hecho el jazz y el techno son muy similares; ambos son dos métodos de expresión totalmente libres.

Eso probablemente tenga mucho que ver con cómo las nuevas generaciones encajan contigo de inmediato. Y creo que eso se palpa en los festivales. Me da la impresión que tu música y tus viajes sonoros se perciben como algo atemporal, ¿no crees?

Me resulta muy difícil juzgar eso. La verdad es que no sé si mi música puede resistir al paso del tiempo. Quizá sientan que sigo siendo honesto con lo que hago, que no me aburro cuando hago directos o Dj sets, que bailo con ellos y que comunico mucho con y para ellos. Creo que esta comunicación es fundamental y en mi caso, desde luego, es pura y honesta. Es algo espontáneo. Creo que siempre es bonito ver a alguien pasárselo bien haciendo lo que le gusta y a la vez haciendo disfrutar a los demás. Puede que esto sea lo que haga al público disfrutar del mismo rollo y ambiente del que disfruto yo.

¿Qué hay de la cultura de club? Cómo dirías que ha evolucionado o cambiado, desde, por ejemplo, tus tiempos en The Hacienda hasta lo que es actualmente? ¿Existe hoy en día una cultura de club tal y como se entendió en su génesis?

Hemos pasado por tantas cosas, géneros, estilos y épocas en treinta años…desde electrónica súper comercial hasta la electrónica súper underground. Creo que actualmente está bastante equilibrada. Si te gusta lo comercial, tienes clubes de música comercial, lo mismo con el underground. ¡Y esta combinación y armonía funciona! Sólo hay que mirar el Panorama Bar por un lado o algún club de Ibiza por el otro. En mi caso soy todo un afortunado porque elijo donde quiero actuar. De hecho solo actúo en sitios que realmente me gusten. El que quiera puede elegir un club más grande, hacer más dinero y punto. Es cuestión de lo que prefiera cada uno. No creo que nos debamos quejar; cada uno puede elegir dónde bailar cada fin de semana y eso es algo de agradecer.

Sin salirnos del marco comercial y habiendo la explosión de géneros menos underground con artistas como David Guetta, Avicii, Steve Aoki o similares, ¿crees que la imagen del Dj se ha visto afectada y transformada hacia un ámbito más cercano al del popstar estereotipado, pudiéndose equiparar con Madonna, Lady Gaga, XXXXX?

¡Guetta es un popstar! Él mismo lo reconoce. Y así hay que verle. No es nada malo. Le gusta lo que hace y lo hace bien. Definitivamente no es mi música pero ¿por qué no? Si a la gente le gusta no entiendo por qué iba a parecernos un problema. Es curioso porque la gente lo ve como una amenaza a la escena porque usa bombos four on the floor. Y es que lo gracioso es que probablemente, la gente que escuche música comercial piense lo mismo de nosotros. Cuando voy a grandes festivales y coincido con Guetta, él siempre está en el escenario grande mientras que yo estoy en el secundario. Pero nos da igual. A muchos artistas les da pena ver ese tipo de música en esos escenarios sin embargo no aceptarían actuar en ellos porque no serían underground. (risas)

En la música siempre ha habido un lado muy comercial y otro underground. Ha pasado en jazz, en hip hop, en funk, en rock y evidentemente en techno. Avicii y esta gente representan el lado comercial pero hay muchísimo underground de calidad hay fuera, así que en vez de estar perdiendo el tiempo luchando contra este gran comercialismo, vivamos nuestra más próxima escena. Toda esa gente que se gasta el dinero en discos de música comercial, en seis meses o dos años volverán a gastárselo en otro estilo de música que será igual de comercial. No debería darnos miedo. Sigamos nuestro camino.

¿Dónde te ves dentro de veinte años? ¿Crees que seguirás en el mundo del techno? ¿Quizá sumergirte para siempre en los placeres y vicios del jazz?

Voy a hacer cincuenta años. ¡Dentro de veinte tendré setenta! No creo que sea Dj por entonces. Soy un tipo demasiado sensible para eso…(Risas)

Bueno, mira a Daniel Miller con sesenta y tantos…

La verdad es que lo de Daniel es increíble…y mira a François K también. Tiene sesenta y algo. La verdad es que hace veinte años decía que no iba a seguir siendo Dj con cincuenta y aquí estoy, así que no lo sé (risas). Desde luego, respecto a la música electrónica, sí que creo que seguiré enganchado a ella. No creo que con setenta años escuche lo nuevo de Aphex Twin y me encante, .por lo menos todo., pero seguro que me sigue tocando y marcando, claro. Siempre me ha gustado retarme a mi mismo a la vez que aprender. Como ahora con la película de Electroshock: ¿Será este mi futuro? Lo que sé es que me gustaría poder seguir compartiendo cosas con al gente. No sé ni qué ni bajo qué formato porque hay que dejar espacio a nueva gente, pero si me siento cómodo como Daniel Miller o François K, desde luego que seguiré siendo Dj.

Precisamente de Electroshock quería preguntarte. Te encuentras haciendo una película relacionada con tu propio libro, Electroshock. Entiendo que ambos tendrán sus conexiones pero esta lleva un guión más reflexivo, escrito desde un prima más trascendental. Cuéntanos, ¿qué quieres contar en la película? ¿En que difiere del libro?

Sí, tiene varias conexiones pero no quería reescribir la historia de nuevo. Si tuviera que hacer una película de cómo está escrito el libro tendría que ser un documental. Y me encantan los documentales pero sería volver a contar lo mismo. Así que junto a la productora, me centré en la pasión; la pasión del libro y del personaje principal y su amor por la música. Además juega con la psicología del espectador para acabar preguntándose el por qué de su unión con la música durante más de 25 años, por qué su afán por recolectar tanta música, etc. Creo que muestra la verdadera pasión de la música; el compartir y mostrar música a otras personas.

Como si mostraras lo que ronda en la mente de un artista…

Exacto. Tiene más consistencia que eso pero sí, por ahí van los tiros. Al final te das cuenta que la historia está muy ligada al libro pero aún siendo ficción, y sin haber un Carl Cox, un Garnier o un Rex Club por en medio, es muy fiel a la realidad que se vivió por entonces en Inglaterra con las raves, etc. Tiene mucho de todo con Electroshock…

¿Cuándo sale a la luz la película?

Empezaremos a rodar a finales de este año, por lo que contando con otros seis o siete meses de postproducción etc, imagino que al finales de 2016.

Image title

Ahora que el techno y el house ya son compatibles y se encuentran en el día a día de cada uno, ¿cuál es la siguiente lucha? ¿Cómo ves la escena a manos de estas futuras generaciones y sus nuevas tecnologías? ¿Ves una siguiente lucha próximamente?

Por ahora no. Ya hemos vivido diferentes etapas. Hemos pasado por el deep house, techno violento, etc hasta acabar equilibrándose todo un poco. Ahora mismo no hay nada excesivamente extremo pero sí que pinta como si las nuevas generaciones vayan a optar por sonidos extremos de nuevo. El algo cíclico. Pero por el momento, no te sabría decir. Creo que todo funciona correctamente.

Porque por un lado tenemos sonidos muy agresivos y estridentes como el dubstep el bass o el trap y en el otro extremo, tenemos sonidos mucho más cálidos, oscilando entre el nu-disco o el nu-house melódico…es como el ying y el yang. Todos los géneros viviendo bajo un mismo techo…

Exacto. Mira mi hijo. Le encanta Skrillex, pero por ejemplo el otro día iba en el coche con él poniendo uno de ms sets de house y me preguntaba y se interesaba por lo que estaba sonando. Le gustó muchísimo. ¿Cómo es posible que te pueda gustar Skrillex y también el house armónico y old school de antaño? Es curioso. Le gustan ambos. Al final la música el la BSO de nuestras vidas. Dependiendo de tu estado de ánimo, escuchas una cosa u otra.

Regresaste a España, concretamente Madrid para brindar un set de 4 horas de duración celebrando además el aniversario de Reverse. Ahora en cambio te decantas por el festival Sónar de Barcelona ¿Qué esperas del festival, en esta ocasión y tras tu épico cierre el pasado año? ¿Notas la diferencia de público entre Madrid y Barcelona?

La verdad es que no sé que me voy a esperar. No te podría decir (risas). En mi caso he tocado tantas veces en España (Madrid y Barcelona) que me gustan ambas. No te sabría decir. No veo esa diferencia entre la capital y Barcelona. Creo que vosotros lo veis más desde el prisma futbolístico (risas). Siempre me he sentido súper bien recibido en ambas ciudades y el 95% de las veces he gozado en ambos sitios. Quizá Madrid sea un poco más loco. Su público es increíble pero también te podría decir algunos de mis sets en Barcelona que fueron una jodida locura (risas).

Y por último Laurent, tal y como hemos podido leer en alguna ocasión, una de las frases que más te ha marcado en tu trayectoria fue algo que te dijo Derrick May en su tiempo: “Nunca hagas un disco por diversión”. Sabemos el por qué de dicha frase y su significado, pero, qué frase dirías tú a un joven artista. ¿Qué frase te gustaría se te relacionara con tu legado?

Nunca te des por vencido; sigue tus sueños y nunca te menosprecies a ti ni tu trabajo.

Muchísimas gracias por tu tiempo Laurent. Nos vemos y bailamos próximamente en Sónar Barcelona ¡Hasta pronto!

¡Merci beaucop! ¡De verdad, gracias!

Texto: Gerardo Cartón, Fernando Fuentes y Diego Fernández

Fotos: Richard Bellia