El imaginario de un artista polifacético.

Texto: Daniel Rodríguez

Traducción: Diego Fernández

Actualmente estamos muy acostumbrados a poner cara a los artistas. Internet y los medios ayudan en esta tarea, pero no siempre fue así. En el pasado muchos productores creaban música en varias vertientes y proyectos simultáneos, sin que la mayoría de sus seguidores tuviesen mucha idea sobre la relación entre sus diferentes seudónimos. Esto daba al creador una gran libertad de movimientos y la facilidad de saciar sus inquietudes artísticas. Pero, ¿y si ahora, en la sociedad de la sobre-información, eres un artista sobradamente conocido y ‘etiquetado’ en un estilo y te apetece dar rienda suelta a otra faceta musical?

Esto mismo ha hecho Man Power, y por ello nos oculta su cara. Ni siquiera el que aquí firma esta entrevista sabe muy bien quien se esconde bajo este nombre y este imaginario creado a su alrededor. ¡Y el caso es que esto es lo de menos! Lo que aquí prima es la buena música y Man Power nos la ofrece a raudales. Este misterioso ser, escondido enel anonimato, ha arrojado grandes perlas en lo que va de año, publicando en sellos como Eskimo o Hivern Disc, y pronto dará a luz a su primer álbum a través de Correspondant. Pasen y lean.

Vayamos al grano. Tengo claro que quieres preservar en secreto tu verdadera identidad, pero en términos más abstractos, ¿Quién es Man Power y qué busca?

Si te soy sincero, creo que me está empezando a confundir incluso a mí. Jamás fue mi intención pero me he dado cuenta que he acabado por labrar una identidad totalmente nueva y diferente a través de la presencia y la imagen de Man Power. Cuando empecé con todo esto, decía cosas deliberadamente y totalmente diferentes a las que diría yo como individuo y persona normal; mencionaba música, cine e incluso hablaba de una manera mucho más profunda y cerebral que de costumbre. Con el paso del tiempo y a medida que el proyecto iba creciendo me ha servido para darme cuenta para saber si el yo que se esconde bajo Man Power era simplemente una apariencia o una verdadera expresión de mi otro yo. Y lo cierto es que sí; creo que me estoy dando cuenta de lo segundo. Creo que la persona por la que he sido conocido antes de este proyecto es igual de creada como Man Power, y Man Power es tan verdadero y real como mi otro yo.

Supongo que este secretísimo es muy complicado de mantener en tus actuaciones ¿Cómo llevas este asunto? ¿Actúas a cara descubierta o con máscara?

Lo he intentado varias veces, pero la controversia no es por lo que comencé este proyecto así que según comienzo a poner música me olvido de la idea de la máscara. Lo que sí hago es pedir a los promotores que no publiquen fotos o videos de mi cara, pero aparte de eso, mi cara se ve en todas mis actuaciones y así lo puede cerciorar el público que acude a mis actuaciones. No me importa que se me vea el rostro durante mis bolos y la verdad es que no aspiro a actuar bajo una cabeza gigante de papel maché, simplemente prefiero no ser un pin-up virtual y de las redes; para eso ya hay muchos que valen más que yo. De hecho, solo promociono mi música online, así creo que se le presta solo atención a mi música y no a mi imagen.

El imaginario adscrito a Man Power utiliza imágenes controvertidas y homo-eróticas de décadas atrás. ¿Qué buscas expresar con esta estética? ¿Tiene algo que ver contigo?

Toda esa imaginaría y simbolismo vino del nombre, y éste del hecho que tiré mucho de arpegiadores en los orígenes musicales de este proyecto. Me recordaba mucho a los sonidos electro-disco de gente como Man Parrish y Patrick Cowley, -quien grabó Menergy-, etc. Esas elecciones me permitieron descubrir las imágenes que uso, particularmente de gente como Bob Mizer. Me fascina lo que hacen Reader Response Theory y Roland Brothers, y me encanta que las imágenes estén sujetas a la libre interpretación del espectador. Dependiendo de los prejuicios de éste, pueden ser vistas como eróticas, divertidas, ingenuas, repulsivas o cientos de adjetivos diferentes. Esto es lo que más me atrae de todo ello…

No eres el único artista actual que lleva en secreto su identidad, sabemos que en tu caso es para separar este proyecto de otro que tienes, sin embargo parece que esto se está convirtiendo prácticamente en corriente. ¿Crees que esta postura puede tener parte de marketing? ¿Es en si una forma de generar un reclamo misterioso en el público?

Lo cierto es que nunca ha sido una estrategia pensada con premeditación o calculada con anterioridad pero mentiría si no dijera que creo que me ha ayudado a estimular mi interés por este proyecto. Mi mayor preocupación es que después de todo el esfuerzo que he puesto para que mi música sea el único elemento que sobresalga del proyecto, es posible que, irónicamente, acabe por ensombrecerlo. A lo que voy es que aún habiéndolo hecho ya, creo que ahora la verdad será mucho menos interesante que el misterio. Por eso sigo pensando que el misterio debe durar cuanto más tiempo mejor.

Entiendo que no tiene sentido hablar de tu otro proyecto en esta entrevista, pero tengo una gran curiosidad por saber si musicalmente tiene puntos en común con Man Power o si por el contrario lo que buscas con este nuevo proyecto es dar rienda suelta a un genero totalmente diferente al de tu otra vertiente…

El otro proyecto al que te refieres consiste en yo como individuo haciendo música con otras tres personas. Los tres tenemos amplios y diversos gustos pero compartimos la misma idea de sonido para ese proyecto. Me estaba dando cuenta que intentaba, de forma inconsciente, trasladar aquí mis sonidos personales, así que por eso cree Man Power; para que funcionara como un escaparate para la música que no quería que apareciera en el proyecto con mis dos compañeros. Creo que empezaba a ser evidente cuando actuábamos juntos así que me parece muy buena idea tener un proyecto paralelo para tirar de la música que no tiene espacio en el proyecto a tres bandas. Si que es cierto que muchos de los elementos que aparecen en Man Power también se podrán palpar en mi otro proyecto ya que no puedo compartimentar todos esos gustos musicales en mi cabeza, pero ambos proyectos son definitivamente identidades diferentes.

Hay una buena carga de ‘Balearic’ en tu sonido. ¿Has vivido de alguna manera -y en primera persona- la evolución de este movimiento?

Quizá con esta respuesta me meta en un jaleo pero particularmente, con el otro proyecto, sí que es verdad que me dicen que suena muy ‘Balearic’ pero lo cierto es que odio esa palabra. Eso no quiere decir que odie la escena ‘Balearic’, al revés, me encanta mucha de la música de esa escena pero encuentro esa palabra como un mero y vago adjetivo para describir cientos de sonidos que para nada oscilan entre ese género. No entiendo como la gente no puede llamarle buena música sin más. No creo que sean necesarios todos esos adjetivos que hacen incluso que se confundan más esos sonidos.

Para mi, el ‘Balearic’ es el sonido que Leo Mas pincharía en Ibiza en los 80. Cosas como The Cure, New Order, The Clash, etc. Para muchos otros, el ‘Balearic’ es en cambio pop antiguo como el de Chris Rea, Sade, etc. Y ya para colmo, para muchos otros, éste se describe como los sonidos más modernos, melódicos, orgánicos y a veces cósmicos…

¿Qué te llevo hasta el ‘Balearic’?

Como he dicho, creo que la etiqueta suele aplicarse a un demasiado amplio abanico de géneros. Creo que tengo un amplio rango de gustos musicales y eso es lo que posiblemente se palpa y refleja en la música que hago. No lo hago de manera consciente sino que al no poseer conocimientos musicales técnicos, no tengo más opción que plasmar las cosas que suceden en el interior de mi cabeza; lo que me sale de manera espontánea y de forma natural.

¿Hacia donde crees que puede evolucionar el género?

Creo que el término continuará puliéndose para describir un tipo de música, pero el auténtico espíritu ‘Balearic’ vivirá fuera de la propia palabra en sí ya que más y más generaciones seguirán escuchando, y gracias a Internet, muchísima música; y de lo más variada.

¿Qué otras influencias encontramos en tu música?

Mi habilidad técnica no es tan buena como para que me pueda centrar o fijar en un único género o influencia en concreto. Jamás podría sentarme delante del ordenador y decir: “Quiero hacer un track de techno de Detroit”. Creo que mi forma de funcionar es hacer mucho ruido y luego editarlo en algo que me guste. Las cosas que me gustan y que me guardo son naturalmente producto de mis influencias pero pueden recordarme a Donald Fagan, Westbam o Erot. Creo que en definitiva, si escuchas mi música escuchas lo que he sido capaz de fusionar de la suma total de mis influencias.

¿Qué opinas de la Ibiza actual?

Sólo he estado en Ibiza dos veces en los últimos diez años. Desde fuera todo parece que se trata de grandes clubes con lineups gigantescos que atraen al público únicamente interesado en los nombres más destacados de Resident Advisor, y una actitud con la que no concuerdo ni encajo muy bien. Sin embargo, cuando actúe el pasado año en Space fui testigo de una comunidad de gente realmente envuelta en el trabajo de la isla y quienes tenían y compartían una misma y honesta conexión con la música que ellos se encontraban más cómodos. Es como si tratara de dos mundos diferentes; el del paquete de vacaciones para un público masivo y el de los trabajadores. Éste más underground con su propio rollo. Además, la incursión del EDM en Ibiza es algo que ha decepcionado mucho pero yo personalmente no viví todo aquello del verano del amor por lo que no creo correcto decir que ya no es tan guay o underground como antes.

Por último, y aunque crea que el clubbing a lo grande –en salas gigantes- no sea de mi agrado ni congenie con mi sonido, me encanta ver que la música que me gusta llegue a un público masivo. Lo cierto es que necesitas el mainstream para que exista el underground…Y es que aunque esto parezca una mala descripción, también necesitas un underground mainstream para tener un underground aún más profundo y puro.

Hablando de lugares, tengo entendido que viajas muchísimo ¿Qué tal lo llevas? ¿Eres de los que les gusta vivir siempre de un lado para otro o necesitas siempre volver a casa para mantener un equilibrio?

Me encanta viajar, conocer nuevos sitios y nueva gente. Creo que viajar en solitario te hace ir más allá y conocer los verdaderos límites de tu propia personalidad, que creo que es algo muy sano desde una perspectiva creativa. Creo que en mi caso debo equilibrar los elementos fruto de las experiencias con la creatividad, y por eso necesito una base para regresar y concentrarme en hacer música.

¿En qué países y lugares podría quedarse a vivir Man Power?

Estoy a punto de mudarme definitivamente a Berlín así que supongo que debería decirte allí. Sí que es verdad que siento un amor genuino por Méjico y Tel Aviv.

¿Cuál ha sido hasta ahora la mejor actuación de Man Power y por qué?

Creo que mi actuación más memorable fue mi primera vez en Passaz de Tel Aviv. El público de Israel es increíblemente abierto de miras y emocionalmente honestos. Allí fui capaz de labrar un viaje sonoro e incluso el club permaneció abierto dos horas más de su hora de cierre viendo como estaba funcionando la sinergia entre mi música, el club y el público. Nunca me había pasado antes y creo que la primera vez que ocurre, siempre es especial.

Dices ser mejor Dj que productor, y eso que como productor estás a un gran nivel. Creo que vivimos en una época en la que la figura del dj puede tener muchas acepciones, de hecho creo que el concepto tiene una gran divergencia a nivel generacional. Como buen Dj que eres ¿Qué debe tener y qué debe conseguir un Dj para alcanzar la excelencia? ¿Y una sesión?

Creo que no suelo recurrir a esa distinción ya que no contemplo ambas disciplinas como si tuvieran que ir necesariamente de la mano. Hay muchos productores que se aferran a su carrera como Djs por un par de buenos lanzamientos que tienen en el mercado. En mi caso, me he pasado muchísimo tiempo siendo Dj sin ningún tipo de pretensión a la hora de hacer música y creo que eso es lo que me ha permitido concentrarme en hondar en mi conexión con la música y hacer de ésta algo especial y personal para mí. La gente debería ser Dj si tienen algo que contar pero desgraciadamente creo que cada vez más, la figura del Dj se dispone y se presenta como una forma más de ganar dinero fácil a través de la música. La gente que jamás ha recopilado música o no desarrollan su propio gusto musical son las que creo están interfiriendo en el camino de Djs que realmente saben llevar y encaminar una sesión y por ende, a su público.

He oído que te une una gran amistad con Jennifer Cardini y tienes un gran aprecio a su sello. ¿Qué diferencia a ‘Correspondant’ de otros sellos y qué te empuja a creer tanto en su trabajo?

‘Correspondant’ confió en mí cuando se trataba de mi álbum y creo que eso deja entrever su actitud hacia la música. Jennifer tiene la confianza para seguir sus propios instintos en cuanto al sonido que quiere presentar, sin estar influenciada por sacar a la palestra grandes nombres y creando un hype. Si le gusta, lo lanza, ya puedes ser Rebolledo, Roman Flugel, Red Axes o yo mismo. Esa honestidad es real y creo que los verdaderos amantes a la música más genuina están de acuerdo.

Tu primer LP está apunto de ver la luz en ‘Correspondant’, ¿Qué puedes contarnos de él? ¿Hacia dónde nos lleva este viaje?

Es un álbum, no una colección de temas de 12”. Y si te soy sincero no creo que el álbum guste a todo el mundo. Es en partes raro, y no necesariamente va hacerte bailar. Sí que se conforma por la paleta de sonidos que se puede esperar de mí pero está producido bajo un punto de mira para ser escuchado en vez de bailado. Estoy muy orgulloso de lo que he hecho y creo que es una recompensa a mi trabajo, pero sería deshonesto por mi parte el decir que espero que le guste a la gente; no a todo el mundo pero sí a la gente que capte el mensaje que intento transmitir con él. Si esto ocurre, me sentiré enormemente satisfecho. Si no ocurre, aún así, me sentiré muy orgulloso de mi trabajo.

¿Cómo ha sido el proceso de creación del LP? ¿Qué diferencias de planteamiento tiene con respecto a tus otros trabajos?

Ha sido bastante difícil. Era necesario que el proyecto tuviera una cohesión así que ha sido como hacer un rompecabezas, pero uno en el que tienes que fabricar las piezas tú mismo, en la oscuridad, y sin saber cómo tiene que resultar. También creo que es difícil recibir el feedback, que creo que es algo en lo que muchos artistas se basan. Puedes hacer un track de house de ocho minutos que en poco tiempo tienes un feedback, pero con los álbumes esto no es igual. Un álbum se basa en elementos que continuamente fluctúan y se posicionan y reposicionan, por lo que el buen feedback, durante la producción, no suele ser común. Aún así, ha sido una experiencia increíble y muy gratificante.

Técnicamente ¿trabajas con aparatos analógicos o eres de los que con un ordenador se bastan para crear todo su universo sonoro?

La verdad es que no es cuestión de preferencias. No tengo sintes así que todo comenzó a través de un ordenador y bajo una necesidad. También he tirado de hardware prestado de estudios de varios amigos.

¿Qué puedes contarnos de John Talabot, Hivern Disc y tu reciente trabajo para ellos? En España Talabot ha marcado un antes y un después en nuestra escena…

He admirado a Hivern Discs desde que empezaron y admiro a Talabot todavía más. En mi opinión han encontrado un nuevo camino entre la música electrónica a nivel mundial, no solo en España. Me siento muy orgulloso y afortunado de ver que mi música concordara con su rollo tan particular. Además, ¿qué más puedo pedir al actuar con nombres como Talabot, Marc Pinol, Fra, Danni Baughman o Kresy de Hivern? Debo decir que son de los mejores Djs que he escuchado en mucho tiempo y ha sido un honor el poder compartir cabina con ellos.

Por último ¿hay Man Power para rato o crees que el proyecto tiene fecha de caducidad?

No tengo ni idea. Tengo varias opciones sobre qué hacer con mi vida pero por ahora creo que me quedo con la música. Actualmente estoy logrando cosas que jamás hubiera imaginado. Es increíble pero ya tengo edad para poder dar gracias por todo lo que estoy viviendo aunque acabara mañana mismo. La verdad es que no tengo expectaciones de futuro. Creo que seguiré componiendo música para que la gente disfrute. Cuando se cansen, supongo que haré música para mi mismo y así seguir divirtiéndome y haciendo lo que más me gusta.