Luz de media noche.

Texto: Eduardo Pérez Waasdorp
Fotos: Fiona Garden &
Menbar Photos For Verboten New York

Maya Jane Coles es una artista sin igual. Y decimos sin igual porque no hay hombre o mujer en música electrónica que tenga la versatilidad, visión y genialidad de esta británico-japonesa. Jefa del sello I/AM/ME, productora, DJ, dibujante y un largo etcétera, la lista de ocupaciones en las que Maya daría un repaso a muchos es interminable. Y es por eso que Sónar ha querido contar con ella por tercer año, tras su paso por el festival en 2012 y 2013. Ahora, en 2015, viene armada con un set de visuales propios y recién estrenados, que prometen deleitar gratamente al respetable. En las siguientes páginas, Maya os cuenta cómo es su relación con España, con Sónar, cómo describe ella eso del género y no sé qué de Britney Spears… Además, nos regala unas palabras sobre su último trabajo bajo su alias Nocturnal Sunshine, tan raro y preciado como el mismísimo Sol de Medianoche.

¡Hola Maya! Yendo al lío… ¿Cómo es tu relación con España? Vas mucho a Ibiza, pero, ¿qué piensas de los clubbers de la península? ¿Cuál es tu experiencia?

“He tenido grandes experiencias en la península, especialmente en el Nitsa de Barcelona, en Mondo en Madrid y en Sónar, que es uno de mis lugares favoritos del mundo. El público español es muy apasionado y realmente lo sientes cuando pinchas delante de ellos. Es genial que el público sea una mezcla tan variada de gente hetero y gay. Me gusta cualquier país donde la gente pueda estar cómoda con lo que es, sea un estudiante en zapatillas o un travesti de dos metros en tacones. Es muy diferente pinchar en un bolo en Barcelona o Madrid que en Ibiza, ya que en la isla, en la mayoría de los casos, el público español es una minoría y la situación se parece más a estar en una versión más calurosa de Reino Unido o Alemania”.

Esto nos trae a la razón por la que te hemos convocado a nuestras páginas, ya que eres una de las artistas que actuan en ésta edición del festival Sónar 2015, una de las reuniones más importantes de España y Europa… Cuéntanos, Maya, tú ya has sido convocada en 2012 y 2013, ¿Qué se siente para ti, como artista, el pinchar aquí?

“Sónar es uno de los festivales mejor programados y organizados del mundo, desde mi punto de vista y estoy muy contenta de que me hayan vuelto a pedir que venga a actuar. Es muy diverso pero con la música electrónica en su corazón. El público es una amalgama diversa de amantes de la música, lo que es algo que me encanta cuando actúo, ya que te permite tomar más riesgos, además de que la acústica y la producción son fantásticas. Muchos amigos están en Barcelona para Sónar, lo que hace que todo sea todavía más especial”.

¿Qué es lo que más te gusta de Barcelona?

“¡No creo que haya algo que no me guste de Barcelona! Aunque quizá la arquitectura sea lo que más me atrae”.

¿Qué puede aprender una artista como tú de un festival y plataforma multimedia como Sónar?

“Este año estoy trayendo mis propios visuales, así que será interesante ver cómo funcionan con el público. En términos de aprendizaje, creo que Sónar refuerza mi creencia de que los artistas tienen que luchar para hacer la mejor música que puedan y de cuánto talento hay en todos los géneros”.

¿Qué visitas recomendarías a nuestros lectores durante este Sónar? A parte de tu actuación, claro…

“Hay mucha buena música este año que, por curiosidad, puede que me pase a ver… A$AP Rocky, Die Antwoord, Jamie xx quizá, entre otros que van al festival principal. También habrá algunos grandes eventos Off-Sónar a los que le echaré un vistazo una vez esté en la ciudad”.

¿Qué expectativas tienes este año de Sónar? ¿Qué puede esperar el público de tu actuación?

“He estado trabajando con una diseñadora gráfica muy talentosa de nombre Lauren Hutchinson, quien me ha ayudado a animar y traer a la vida a mis dibujos y personajes que he ido haciendo con el paso de los años. Los presenté en el Verboten, en Nueva York, y estoy muy contenta con ellos, así que será muy interesante ver cómo se traducen a un festival como Sónar. Desde que terminé el disco de Nocturnal Sunshine he seguido haciendo música para mi siguiente trabajo como Maya, así que quién sabe… quizá el público de Sónar podrá escuchar las primeras ideas musicales de algunos de mis nuevos trabajos”.

Ahora vamos a hablar un poco de ti, ya que es la primera vez que apareces en nuestras páginas… ¿Cómo expresarías la importancia de tus raíces japonesas?

“Es parte de mi sangre, por lo que muy importante. Mi madre nació en Japón y siempre me dio ánimos para ir a un colegio japonés, aparte del colegio normal en Reino Unido, donde te enseñan el idioma y también la cultura. Mi abuela y mi hermano viven en Osaka y también me gusta visitar mucho Tokio. Es uno de los lugares más inspiradores del mundo, por su gastronomía, las compras y, por supuesto, por clubes como el Womb. Creo que todo el mundo debería enorgullecerse de lo que son y de donde vienen”.

Image title

¿Cómo encajas la palabra género en tu vocabulario musical? Es un hecho que es tontería intentar usarla para describirte…

“Como dijo Warhol, ‘las etiquetas son para las latas de sopa’. A mi tan solo me gusta hacer música. Como quiera clasificarla el mundo es su problema. Yo, definitivamente, no me siento delante del ordenador y digo ‘venga, hoy voy a hacer un tema deep house’, yo me digo ‘voy a hacer música y a ver qué sale de ahí’. Escucho toda una gama de música, tanto electrónica como no electrónica, por lo que no veo las reglas a la hora de crear. Las primeras canciones que produje en mi vida eran hip-hop, pero la semana pasada estuve trabajando en una fusión folk-electrónica. Sería aburrido sentirse obligado a hacer el mismo tipo de canción una y otra vez”.

Se puede decir que eres una artista muy afortunada, ya que no solamente puedes producir un tema, tú lo compones, haces la ingeniería, los arreglos, la mezcla, el masterizado, controlando casi todos los estadios de la producción musical. No muchos pueden jactarse de poder sacar todo lo que está en su cabeza y plasmarlo en un tema musical. ¿Cuál es tu punto débil? ¿O eres una de las Wonder Woman de la música electrónica?

“(Risas) ¡Me podéis llamar como queráis! Mucha gente, al principio, pensaba que había un ghost producer o ingeniero detrás de mis temas, sobre todo cuando empezaba a sonar más mi nombre, lo cual es toda una ironía, ya que yo misma era, de hecho, ¡la ghost producer secreta de otras personas! Mucha gente sigue pensando que es raro que una mujer pueda producir su propio material, lo que me parece una verdadera burrada en 2015. La música es muy importante para mí y soy una persona muy particular en mis cosas, así que mientras más pueda hacer para mantener la idea que tengo en la cabeza intacta, cuando la estoy llevando a la vida real, mejor. Es por eso que también hago mi propio trabajo gráfico de diseño”.

Eres la cabeza del sello I/AM/ME. ¿Cómo os va? ¿Qué es lo más difícil de llevar un sello discográfico hoy en día? ¿Qué artistas destacarías y por qué?

“Voy a decir el disco de GASP porque es impresionante y tiene su propio espacio, lo que es la filosofía principal detrás del sello. Las reacciones al disco también han sido geniales. Yo tan solo busco ayudar a los artistas en los que creo de verdad, para que tengan un escaparate donde poder exhibirse. No se limita al género, tan solo tengo que creer realmente en el trabajo y en la gente detrás del mismo”.

No hace mucho hablábamos con el artista berlinés Subjected, quien nos decía que el anonimato que se asocia con la escena underground es muy difícil de mantener estos días, con las redes sociales, entrevistas, etc. ¿Te consideras una artista underground? ¿Cómo logras lidiar con esta industria, cada vez más hambrienta de más música?

“Yo soy yo y me encanta hacer música nueva, por lo que eso nunca ha sido un problema. Creo que la gente se preocupa demasiado por quien hizo o dejó de hacer un tema en lugar de preocuparse por la música. Me molesta cuando a alguien le gusta algo sin importarle su calidad solo porque la persona que lo hizo es ‘underground’ o que sientan que no les debe gustar algo solo porque lo hizo alguien que ‘no molaba’. ¡Es una forma terrible de ir por la vida! Cuando estoy revisando promos, quizá haya un tema que use de un artista que normalmente no me gusta, pero justo esa canción es increíble y la uso. Seguro que esto nunca va a pasar, pero imagínate que Britney Spears se hace productora y de pronto se casca la mejor canción de dark techno de la historia, ¿por qué no iba a ponerla? ¿Sólo porque Britney es una estrella del pop? ¿Incluso si el tema es fantástico? Al final del día, solo somos personas y cada uno debe mantenerse fiel a sí mismo. Si no quiero hacer algo, simplemente no lo hago. No necesito ser famosa solo por el hecho de serlo, ese nunca ha sido mi objetivo. Yo tan solo quiero poder hacer la música que me gusta y he sido lo suficientemente afortunada de que los años de trabajo duro y constante y de practica me han permitido desarrollar mi carrera”.

Image title

Siguiendo con la anonimidad, tienes un alter ego bastante oscuro: Nocturnal Sunshine. Es un poco contradictorio al escuchar el nombre, ya que… ¿cómo puede haber un rayo de sol en la noche? Pero cuando oímos cualquiera de tus canciones bajo este alias, nos queda claro que tiene tanto sentido como el fenómeno del Sol de Medianoche en Finlandia: no puedes explicar lo que te hace sentir, aunque es precioso, sobrecoge y es adictivo a la vez. ¿Es este tu lado más retorcido? ¿Qué le dirías a alguien que nunca haya escuchado antes Nocturnal Sunshine para recomendárselo?

“(Risas) Tienes razón, es un poco retorcida a ratos y definitivamente más oscura. Tan solo les recomendaría que, cuando la gente vaya a escuchar la música la juzguen por sí misma, por lo que escuchan, y no por lo que esperan de mí como productora. Parte de la razón de hacer música bajo un pseudónimo es publicar un disco donde nadie se espere nada del sonido, a diferencia de los que esperan que saque ‘Comfort 2’”.

Tu primer disco como Nocturnal Sunshine, de nombre homónimo, acaba de ser publicado, el pasado 25 de mayo, en tu sello, I/AM/ME. No has publicado mucho con éste alias, ¿porqué de pronto todo un disco? Está claro que I/AM/ME te da la libertad creativa para ello…

“Era algo natural. Hice un número de canciones con las que realmente estaba contenta, y que se inclinaban más hacia el sonido de Nocturnal Sunshine, así que todo surgió a partir de allí en verdad. Los álbumes son disfrutables, porque es fácil crear todo un mundo a su alrededor en lugar de solo un tema por aquí y por allá. I/AM/ME existe, en definitiva, con ese propósito, que yo pueda ser yo misma creativamente, dándome cuenta de lo que quiero y cuando lo quiero. Es algo muy liberador para una artista como yo, que no solo hace una cosa.

“Solo quiero que la gente lo juzgue con la mente abierta, no basándose en preconcepciones de lo que piensan debería sonar un disco solo porque ‘Maya Jane Coles lo ha producido’”.

Hemos escuchado detenidamente dos temas: el primero, del cual hay video, es ‘Take Me There’; el segundo ‘Believe ft. Chelou’. ‘Take Me There’, es una oda oscura, donde el bajo es potente y te pega debajo del pecho, las frecuencias altas te vuelven loco y la melodía te manda de cabeza a una rave en un sótano sudoroso. Hay un momento en el video en que echas una mirada que está a medio camino entre lo sexy y lo escalofriante… ¿Qué buscabas expresar?

“Los tracks de Nocturnal Sunshine son musicalmente bastante oscuros, por lo que no le veo sentido a sacar un video con cosas súper felices. Todos los videos de este disco van a ser bastante oscuros”.

Luego, ‘Believe ft. Chelou’ es mucho más relajada, diferente, incluso downtempo, con los vocales de Chelou. ¿Por qué su voz?

“Estoy produciendo algunas canciones para su disco debut y necesitaba unos vocales en el tema y sabía que él iba a hacer un trabajo fantástico, todo surgió de ahí”.

¿Cómo trabajas en el estudio? ¿Hay máquinas/programas que usa Nocturnal Sunshine que Maya no usaría?

“Las mismas máquinas, los mismos instrumentos. Lo hice en mi estudio de casa. Si te sirve, quizá haya salido de una parte diferente de mi cerebro (risas)”.

¿Para cuándo un tour como Nocturnal Sunshine? ¿Y en España?

“Al principio, no tenía planes de hacer un tour con este alias, pero parece que mucha gente está interesada en ver que ocurra. Haré un número limitado de DJ sets como Nocturnal Sunshine más adelante, este año. Me encanta pinchar en España, así que estoy segura de que nos pasaremos pronto”.

Para alguien como tú, que ha conseguido tanto con sólo 27 años, ¿qué te queda? ¿Cuál es tu siguiente objetivo?

“¡Todavía me queda mucho por hacer! La mayor crítica de mi trabajo soy yo misma y soy muy dura, porque quiero seguir mejorando, quiero seguir retándome para hacer música de diferentes formas, como hacer la banda sonora de una película o producir para diferentes tipos de artistas. Tampoco es que mis metas se limiten a la música, también quiero explorar la moda, el arte y otras avenidas creativas también”.

¿Cómo te gustaría que te recordase la gente?

“Como una buena persona, que cuidaba de sus amigos y su familia y que hacía buen arte”.