Sello: West Label.

En general, podemos decir que se trata, de principio a fin, de una oda al house primigenio, al que salía de Chicago, en clubes como ‘The Music Box’ o ‘The Powehouse’, bien ideada y coherente, pero con una clara influencia germana, en cuanto a la contundencia de la percusión se refiere. Es un trabajo extremadamente bailable, con sonidos que te invaden de pies a cabeza con una sensación de positivismo y que te obligan a moverte hasta sacar todo el mal rollo del cuerpo. En gran medida, gracias a la impresionante voz de Samuel Fitch, que se mezcla con una sinergia impresionante con los ritmos creados por Mianyo. Se nota la gran compenetración que existe entre ambos artistas y es algo que se agradece enormemente.

GUERNIKA LAIR

‘Guernika Lair’ empieza con una percusión muy alegre, con clara influencia africana, a la que luego se le une un ritmo más convencional y los vocales de Fitch. Así continua la progresión, junto a unos efectos muy sintetizados de preciosa factura. Pero lo que realmente dota de un aire extraordinario a este tema es el hook de piano que acompaña el tema hasta su final, donde la percusión se desarrolla hasta un punto de contundencia perfecto, de esos que golpea justo debajo del pecho, y que se complementa a la perfección con la melodía y la voz.

WORDS

‘Words’, por su parte, da comienzo con un ritmo menos orgánico, al que se va uniendo una melodía que amplía su atmósfera y, nuevamente, los vocales de un Samuel Fitch en estado de gracia. Es un tema más sexy, más ‘curvo’, y menos orgánico que ‘Guernika Lair’, en el que también encontramos algunos sonidos marca Detroit, aunque con una perspectiva claramente housera, con distintas profundidades y muy groovy.

REMIXES

Luego, en cuanto a los remixes, el de los brasileños Beep Dee y Gabriel Boni, miembros de sellos como Hot Creations o Acid Fruits, que transforman el trabajo original de Mianyo en un tema más deep, contundente y destinado a la pista de baile, sobre todo por su juego con los vocales y la transformación de las líneas de bajo y los efectos. Se trata de un tema menos progresivo y más directo, igualmente genial, pero con una perspectiva completamente diferente.

Por su parte, el mexicano Gil Montiel ha creado un tema con mucho más groove, más mental, casi psicodélico y minimalista, en la que una vez más se juega con los vocales para crear una atmosfera un tanto inquietante a la vez que atractiva. Lo que nos sorprende del trabajo de Gil Montiel es, sobre todo, su capacidad de transformar un tema positivo, con un marcado uso de instrumentos orgánicos como bongos y/u otra percusión africana, en un track oscuro y contundente, aunque mantiene el hook de piano que hace de éste un remix más reconocible.

Finalmente el también mexicano Alex Galvan opta por una línea de bajo mucho más profunda y dura, marcando mucho más el groove del tema, aunque manteniendo los vocales intactos, con un drop y su posterior build mucho más marcados y con un ritmo diferente acompañando a la canción de principio a fin, haciendo casi desaparecer al piano de la ecuación.

‘Guernika Lair EP’ es un trabajo cuidado, bien estructurado y las elecciones para sus remixes no podían haber sido mejores, dotando a este EP de un amplio abanico de perspectivas sonoras. Tras su primer trabajo, ‘Hemingway’, en Fiakun, y con su primer álbum como Rug Ridazz, junto a Bjerk Peterson, en el horno, queda claro que este último trabajo de Mianyo es una delicia para los oídos que los fans más acérrimos del mejor house. ¡Desde DJMag ES estaremos muy atentos a lo próximo que este genial artista tenga que decir!

8.5/10