Sello: Mute.

Sin duda New Order son una banda que necesita quitarse de en medio durante un tiempo para reinventarse y volver con renovados bríos, que no tienen porque suponer nuevo sonido. Y es que sin duda este ‘Music Complete’ refresca y contemporaneiza estructuras musicales del pasado y retorna a esos sintetizadores que tanta gloria les dio en los años 90 y que en sus últimos discos habían dejado en segundo plano frente a las guitarras y el rock. Ahora, sin Peter Hook pero con Gilllian Gilbert y la ayuda de magos como Stuart Price o Tom Rowlands, los de Manchester firman temarrales definitivos -como ‘Game”” y ””Restless””- que son un descarado regreso a las raíces del combo de Bernard Sumner y compañía. ’Tutti Frutti’ que es italo disco salido de las manos y máquinas de Rowlands; ‘People on the high line’ es funky-tech, house de pianitos de Chicago que evoca al mejor sonido del Hacienda; hedonismo pop y baile hasta las tantas y esa maravillosa ‘Academic’ que es la canción de New Order “hecha mil veces” y que a pesar de ello siempre gusta, nunca falla. En fin, siempre suyos.

7.5

Texto: Fernando Fuentes