Sello: Domino Recording Company.

Aviso importante: este disco no es para gente con prisas, ésos que buscan en la primera escucha flipar y alucinar a tope con sus contenidos y continentes. Seguramente necesitarás tres o más escuchas para entender que este nuevo disco del de Animal Collective es un rollete poco inspirado en el que solo se salvan del aburrimiento un par de, eso sí, temazos. Noah Lennox es capaz de presentarnos truños insoportables de la calaña de ‘Come to your senses’ frente a joyazas indiscutibles de la talla de ‘Principe Real’. Es así, capaz de lo mejor y de lo peor, pero claro nadie compra un álbum para solo disfrutar de una canción y hete aquí su más grave problema. Lo único a favor, así en general, es el buen regusto sonoro que deja siempre Panda Bear con ese mágico imaginario sónico que procura emociones e imágenes que otros, muchos productores, matarían por lograr solo una vez… y es que, tras este disco regulero y hasta coñazo, sigue habitando el alma de un tipo genial.

7

Texto: Fernando Fuentes

Image title