Reflexionamos sobre este nuevo fenómeno que nos recuerda a tiempos de polígono y Makina.

La sociedad actual experimenta una continua e incesante necesidad de etiquetar cualquier fenómeno existente. Etiquetas que en muchos casos no sirven sólo para definir lo que eres, sino para remarcar y delimitar lo que no eres, el espacio que no te pertenece. Y la industria electrónica no es ajena a esta realidad.

Cada vez que un nuevo Dj surge, que un nuevo sonido se crea, o que una nueva forma de entender la música se hace pública la máquina de encasillar comienza su letanía. Es Techno o es House, es EDM o es Ambient, es Tech-House o es Electro, y en los casos más complicados el siempre socorrido eclecticismo. Una retahíla de nombres cuyas composiciones múltiples no hace sino demostrar en muchas ocasiones la inutilidad de su definición.

PC Music no han sido ajen@s a este proceso, pero han sido capaces de poner en un aprieto a quienes lo han intentado. Porque sí, es un colectivo, pero al mismo tiempo los miembros que lo componen ocultan sus identidades bajo alias incluso entre ell@s mism@s. Porque sí, es una etiqueta, pero apenas ha sacado trabajos a la venta sino que la mayor parte son distribuidos de forma gratuita. Porque sí, es un subgénero derivado de una de esas grandes categorías agrupadoras, pero sin embargo, no encontrarás una clara homogeneidad en él. Porque sí, es una subcultura, pero ni siquiera está claro que todos l@s componentes la entiendan del mismo modo.

Ahora bien, dejando de lado presupuestos filosóficos ambiguos el gran logro de PC Music radica en haber recuperado numerosos rasgos de un género hasta ahora denostado en la industria electrónica como es la Makina, los sonidos progresivos, o lo que vulgarmente conocemos como “bakalao”. Estilos prácticamente autóctonos de España, cuyas raíces se hunden en Valencia o Barcelona, que llevan años luchando contra la subestimación y la crítica exacerbada de la sociedad para ver ahora como un@s jóvenes ingleses los toman como insignia y los convierten en el que lleva visos de ser el nuevo furor de las masas. Tampoco podemos dejar de mencionar el Pop, la otra gran piedra angular sobre la que se asienta PC Music, quienes parecen empeñad@s en descubrir las infinitas posibilidades de unos géneros que otros consideraron no eran lo suficientemente buenos e interesantes como para dedicarse a ellos.

Un ejemplo perfecto de lo dicho lo encontramos en Danny L Harle, miembro de PC Music, cuya actuación este año en Sónar Día provocó como poco sorpresa y asombro. Una reacción lógica si tenemos en cuenta el tiempo que ha tenido que transcurrir para que Sónar se decidiese a dar lugar y espacio a estilos que podrían relacionarse con la Makina, y cuando finalmente lo hace, elige a un joven inglés para llevarlo a cabo. Eso sí, la valentia del inglés está fuera de toda duda. Porque por un lado es capaz de poner temas 100% happy hardcore/ makineros que bien podrían haber sonado en Pont Aeri:

Como lanzarse a poner tracks cuyas influencias se remontan al año 2000 y se podían escuchar en la Cubierta de Leganés:

En la anterior sesión encontramos el siguiente tema:

El cual a su vez es un edit de este track de progresivo del año 2000, presente en la memoria de todos los asistentes a Radical por mucho que ahora quieran renegar de su pasado:

Pero retomando de nuevo la génesis de PC Music, su cuna está en Londres, apenas tres años atrás, cuando el siempre esquivo A.G Cook decide crearla. Durante algo más de un año publicó de forma gratuita, y únicamente en formato digital, los trabajos de un indescifrable grupo de artistas acumulando números de escuchas que muchas discografías querrían para sí. El misterio era tal que algunos medios comenzaron a afirmar que vari@s integrantes del colectivo no eran personas reales, sino máquinas. Todo un delirio al que PC Music contribuyó en gran medida con su política de inaccesibilidad. Sin embargo, en 2015 el telón se vio levantado a la fuerza en Estados Unidos donde el colectivo participó con un Showcase en el famoso evento South by Southwest. PC Music eran reales, lo que suponía que su música también lo era, es decir, un auténtico reto para la comunidad electrónica que debía decidir qué posición adoptar frente a este nuevo movimiento. Una decisión que todavía no ha sido tomada y que se mueve entre considerarles lo mejor que le ha ocurrido a la industria en el último lustro, o por el contrario, una broma pesada de un@s adolescentes que ha llegado demasiado lejos.

Tras esta actuación a PC Music se le abrieron puertas con las que otros llevan años soñando. Su primer recopilatorio “PC Music Volume 1” salió a la luz, Red Bull Music Academy contó con ell@s para su evento en Nueva York, una relación de negocios con la compañía que se mantiene hasta la actualidad con la creación de bebidas energéticas personalizadas incluida (a este respecto cabe señalar que una de las teorías más bizarras vinculadas a PC Music afirma que este colectivo es en realidad una creación de la citada compañía). Comenzaron a sucederse las colaboraciones con estrellas del Pop asiático y de tierras más cercanas como por ejemplo Madonna y firmaron un acuerdo con Columbia Records, el cual ya se ha materializado en un EP obra de Danny L. Harle y que supone sólo el principio del que se espera sea un prolífico vínculo. Y éstos, son sólo unos ejemplos de todo lo que ha logrado PC Music en el que puede ser calificado como un tiempo récord.

Aquí puedes escuchar la colaboración entre A.G Cook y Li Yuchun:

Y el proyecto pop de Lipgloss Twins muy vinculado a las artes visuales:

Pero, profundizando un poco más, parece que el nexo de unión de este conjunto va mucho más allá de su amor compartido por los génerosmarginados de la industria. En este sentido, éstos se han convertido en la práctica en el vehículo perfecto de transmisión de su crítica satírica a la cultura pop, al hiperrealismo, a las comunidades digitales, al género y la construcción cultural binaria del mismo (uno de los aspectos más importantes si se quiere conocer al completo el movimiento), a la identidad, al consumismo. Sin embargo, tampoco debes esperar encontrar una respuesta, una solución, a esta situación apocalíptica. PC Music cuestionan y critican recursos que luego usan a su favor y puede que su éxito radique en esta ambigüedad, que no debe ser confundida con incoherencia, ya sea pretendida o no.

Si estamos ante l@s futuros referentes de la industria electrónica es algo que desconocemos, pero su presencia e influencia son ya hechos incuestionables. La comunidad electrónica se encuentra plenamente polarizada entre quienes alaban su talento, nuevas formas y frescura y quienes creen que atacan la imagen de seriedad y profesionalidad que tanto trabajo ha costado construir. Por el momento PC Music está al margen de todo esto, durante cuánto tiempo logren mantener este posicionamiento e ideología es una incógnita. Una más en la realidad de PC Music, quienes pueden ser entendidos al mismo tiempo como adelantados a su tiempo y como dementes con suerte.

Juzga tú mism@:

Autora: Tracy Sybil Arijón