La importancia de una base instrumental

A menos de tres días de la final nacional de la Red Bull Batalla de Gallos 2017 (la mayor competición de rap freestyle del mundo) donde se enfrentarán los 16 mejores improvisadores líricos del país, nos sentamos con 3 de sus mayores exponentes. No hablamos de rimadores y MCs al uso. Al revés, dejando de lado las creatividades en las rimas y frases eliminatorias, charlamos con tres piezas básicas del campeonato que aunque en la sombra, cobran la misma importancia –o casi- que los propios freestylers. Se trata de Dj Verse, Baghira y Hueco, tres prolíficos productores de la escena hip hop que dedican cuerpo y alma para sacarse de la manga las bases instrumentales oficiales para el campeonato. Son sus bases el primer eslabón de la Batalla y con lo que juega y experimenta a tiempo real cada MC a la hora de enfrentarse a su adversario.

Encerrados los tres en un estudio durante el pasado mes de enero, compaginando y brindando ritmos y basslines como si de una Academia de productores de hip hop se tratara, el feeling musical de cada uno de ellos es de extrema importancia. ¿Qué sería de una batalla de gallos sin flow, ritmos y samples? ¿Cuál es la bassline idónea para el campeonato?¿Cómo saben qué bases funcionan y cuáles no? ¿Cuál es la estructura de una buena base de freestyle? Charlamos con las tres figuras sobre la función e importancia de las bases instrumentales en un evento como Red Bull Batalla de Gallos.

De 30.000 aspirantes al mejor Gallo de este año, únicamente 16 MCs serán los afortunados en subirse al escenario del WiZink Centre. Entre ellos, los seis ganadores de la semifinal de Barcelona (Force, Giorgio M., Jado, Kensuke, Walls, Zasco), otros seis de la final de Málaga (Barón, BTA, Blon, Elekipo, MC Men y Navalha) y el ganador de la Última Oportunidad que tuvo lugar en el festival gallego O’Marisquiño (Vegas).

La Final de Batalla de Gallos 2017 se celebrará en el WiZink Center (antiguo Palacio de los Deportes de Madrid), el próximo sábado 23 de septiembre a partir de las 19.30 hrs.

BAGHIRA

¿Cuál es la estructura de una buena base de freestyle?

En la improvisación suele repetirse la fórmula del pareado, el mensaje creado contra el rival suele tener estructura en 2 o 4 versos. En las instrumentales tenemos muy en cuenta que el culmen de la rima llega en el cuarto compás, por lo que nunca está demás crear elementos musicales/variaciones que enfaticen ese cuarto compás tan importante. Otra gran diferencia con respecto a otros tipos de instrumentales es la carencia de puentes o estribillos musicales, ya que la música para freestyle es ante todo funcional y no necesita de estos recursos.

¿Cuál fue la razón para juntaros este año varios productores a componer bases para la Red Bull Batalla de los Gallos? ¿Cómo fue la experiencia y la convivencia?

En otras ediciones cada productor trabajaba en su música de manera individual y a distancia, esta vez quisimos que hubiese más comunicación entre productores para poder intercambiar experiencias, trucos y sobretodo poder crear instrumentales a medias.

La convivencia fue genial, el tiempo pasó volando. Nos conocimos mucho mejor entre nosotros y tras un gran intercambio de ideas y conocimientos conseguimos que el trabajo global sea más sólido, más efectivo.

¿De esto se puede vivir?

El freestyle es una expresión creativa con futuro, pero realmente pocas personas podrían dedicarse 100% a algo relacionado con el freestyle y mantenerse económicamente. Lo normal es que los artistas lo compaginen con otro tipo de ramas artísticas compatibles. Además creo que en lo artístico sería centrarse demasiado en hacer siempre una misma labor, pienso que a la larga cansaría. Es como si un pintor sólo pintara bodegones, quizá alguien aguante así toda una vida pero dejando al lado el romanticismo creo que la mayoría disfrutaríamos más “pintando” además otras cosas. En mi caso soy productor de música urbana y música electrónica además de ingeniero en mi estudio de grabación: todas son facetas compatibles artísticamente, y todas ayudan en lo económico.

DJ VERSE

¿Cómo de importante es la base a la hora de improvisar?

Creo que igual que en un tema de un disco, dependiendo del estilo, tempo y dinámica, el MC improvisará motivado por la base. No puedes ser agresivo si la base es de música de ballet, por ejemplo.

¿Y durante las Batallas?¿Cuál consideras que es una base perfecta?

No hay un estilo determinado, sí que es verdad que un bombo y una caja muy marcado y con espacios en el sample facilita los punchlines, pero esto no es más importante que ser capaz de rapear sobre ritmos más lentos más rápidos, o con más flow en una base más dinámica; como todo, está en constante evolución…

¿En qué se diferencia crear una base para freestyle de otro tipo de base?

El tempo, por ejemplo puede llevar a un MC a rapear en doble tempo y es evidente la diferencia. Pero es como en un disco de rap; hay infinitas combinaciones, y cada día más…

HUECO

¿Cuál es la estructura de una buena base de freestyle?

En mi opinión las bases para freestyle por lo general no llevan la misma estructura que la de una canción convencional, no siguen los mismos patrones. En este ámbito los productores tratamos de crear ritmos más complejos quizás menos cargados y evitando puentes sin batería o una introducción excesivamente larga, ya que esto entorpecería un poco a la hora de soltar freestyle. Independientemente del estilo de cada beat, la estructura que intentamos hacer es de compases cortos con subidas al final de cada uno de ellos o cada dos para conseguir ese subidón necesario al final de algunas frases que facilita un poco el punchline del freestyler.

¿Cuál fue la razón para juntaros este año varios productores a componer bases para la Red Bull Batalla de los Gallos? ¿Cómo fue la experiencia y la convivencia?

Hasta ahora solo habíamos trabajado a distancia con Red Bull cada uno desde su sitio enviando música ya compuesta, lo cual era algo bastante más frío y menos cohesionado. La principal razón por la que nos hemos juntado ha sido la necesidad de crear un material mucho más adaptado a las batallas, creado desde cero pensando en ello, totalmente exclusivo y con variedad de estilos. Todo supervisado bajo una misma mezcla de sonido común pero a su vez manteniendo el sello personal de cada productor en sus respectivos beats.

Mi experiencia personal ha sido brutal, a día de hoy he trabajado producciones con mucha gente de España, EEUU o Canadá…, y también en estudios para grabaciones y mezclas que me han enriquecido bastante, pero nunca hasta ahora me había encerrado durante una semana con otros 6 productores a crear instrumentales para un proyecto común. De primeras era para decir ¡esto es de locos! (risas). Tener a 6 personas cerca con sus respectivos aparatos haciendo lo mismo que tú, trabajar algunos ritmos a medias o esos momentos de enseñarnos mutuamente en un altavoz pinchado a la sala general lo que habíamos hecho durante el día, ¡fue bestial! Por supuesto, no se olvidan los ratos de descanso durante almuerzos, cenas y algunas que otras risas que ahí quedan (risas).

¿De esto se puede vivir?

Sí se puede, aunque normalmente empiezas a ver beneficios a largo plazo, al menos así fue en mi caso. En esta profesión valoro muchísimo la constancia, el tiempo y la atención, si no cuidas algunos de estos aspectos posiblemente este solo sea tu hobby y no el trabajo que deseabas, y es probable que desaparezcas rápido del mapa por mucha trayectoria que hayas hecho en tu época anterior. Desde que empecé en esto seriamente sabía que suponía un sacrificio con respecto a todo lo que te rodea y al modelo “ideal” de trabajo creado por la sociedad, pero bueno cuando algo te ilusiona de verdad, te llena al 100%, y ves que empieza a dar fruto, ese sacrificio se esfuma.