Sello: InFiné.

Como siempre, lo que nos llega de Infiné vuelve a ser excelente. De hecho, ¿acaso recordamos algo firmado por el mismísimo Rone que nos defraudará?
Pues este tercer y último álbum a cargo del francés no se queda atrás. Haciendo un intenso retrospectivo desde la electrónica más inquieta, melancólica y acústica, Rone muestra su lado más enérgico y optimista contando además con el buen hacer de gente como Bryce Dessner, Bachar Mar-Khalifé, Etienne Daho, François & the Atlas Mountains, Gaspar Claus, Sea Oleena y Toshinori Kondo. Un álbum que habla por sí mismo, narrando a base de vocales, trompetas, pianos, samples y texturas jazzísticas que probablemente catapultan el trabajo al peldaño más íntimo hasta la fecha, donde la épica y electrónica sobresaturada hacen a Rone huir del protagonismo mostrándonos un claro contraste entre su imaginación, creatividad, personalidad e ingenio. Trabajo de bella facturación y a tener en cuenta este 2015; y sino al tiempo.

8.0

Texto: Diego Fernandez