Seis bestias que encajarían en cualquier estudio, si el dinero no fuera un problema…

Vuestro micro no es bueno. Sentimos tener que ser nosotros quienes os damos la mala noticia, pero ni el condensador del que fardáis, ni la ingeniosa instalación que habéis ideado van a revolucionar la industria. Lo que de verdad deberíais hacer, si queréis ser el productor más guay del barrio, es re-hipotecar vuestra casa o vender un riñón en el mercado negro para poder compraros una de estas seis bestias que os presentamos a continuación. Ciertamente, son opciones desorbitadas, pero ¿le pondríais precio a la calidad? Después de todo, vale que todas las opciones que presentamos valen una increíble cantidad de dinero, pero también es por una simple razón: capturan el sonido como ninguno.

Image title

1. TELEFUNKEN U47

Este es el micro que os hará gente seria. En cuanto cualquiera lo vea en vuestro estudio sabrá que vuestras sesiones de grabación no tienen rival y probablemente seáis de los freaks que construyen sus propios sintes y esas cosas. Un auténtico clásico, una obra maestra de ingeniería sonora alemana (con la magia de la cápsula Telefunken M7 trabajando tras bambalinas), sorprendentemente versátil para tener un condensador expansivo. Por unos 9000€ es vuestro.

Image title

2. AKG C-12 VR

AKG es el Santo Grial de los micros. Olvidándonos del marketing, su forma distintiva y sus colores y acabado ya de por sí, son una buena razón para considerarlo. Aunque no os equivoquéis: el sonido es magnífico: amplio, rico, cálido y distintivo. Selección multi-patrón y gran rango de frecuencias, a la venta por unos 5400€.

3. BRAUNER VM1Uno de esos micros de culto que cualquiera querría tener en su estudio. se trata de una unidad estéreo que se aprovecha al máximo con dos micros VM1S, cada uno con su fuente de alimentación propia. Cuando lo usa alguien que sabe, no hay adjetivos en castellano para describir el nivel de detalle en la grabación. Sonido limpio y crujiente, como Dios manda por unos 10.100€.

Image title

4. NEUMANN SOLUTION D-01

¿Os pensabais que nos habíamos olvidado de Neumann? Ni por asomo. Tratándose de una de las más legendarias empresas de micros del planeta, hay muchísimas opciones que podrían aparecer en esta lista, pero nosotros hemos elegido el Solution D-01, por su sonido épico, por sus 15 configuraciones direccionales disponibles (que además se pueden configurar a distancia). Y sí, tiene un rango dinámico de 130dB, además de interfaz y software propios. Y sí, os costará más que el primer año de universidad de vuestro primogénito (aunque tal y como está la cosa, nunca se sabe). ¿Cómo os viene mejor pagar los 12.150€ aprox. que vale? ¿Cheque, tarjeta, efectivo o a plazos?

Image title

5. DPA 4022

No es, de lejos, el fabricante más conocido, pero aun así es uno de los buenos. Y el modelo 4022 es impresionante, ya que se usaba originalmente para grabar música clásica. Se le conoce por ser capaz de manejar niveles de presión sonora altísimos, haciéndolo el favorito de muchos productores clásicos. No es el más bonito, ni el más fácil de manejar (sobre todo porque requiere una cuidadosa colocación para que capte bien todo), pero sus resultados os sorprenderán para bien y es el más barato de esta lista: unos 1400€.

Image title

6. SONY C800G

El C800G es una bestia. Grande, con pegada y lleno de color, es ideal para grabar a vocalistas con grandes pulmones. Tiene diafragma dual y un tubo de altísima calidad que viene con su propio sistema de enfriamiento incorporado, que es aquel mamotreto cuadrado que cuelga detrás del micro en sí. Es excelente en la grabación de sonidos detallados, como guitarras acústicas, con un nivel de detalle que os flipará. También os flipará su precio: unos 6750€ de nada.

Bueno, llegamos al final de esta lista habiéndoos presentado nuestra selección de micros de ensueño (si el dinero no fuera un problema). No están todos los que son, pero sí que son todos los que están. Vosotros, ¿qué opináis? ¿Echáis alguno de menos o de más?

Vía: MusicTech.net