El Dj lituano ha realizado un comunicado pidiendo disculpas por sus declaraciones de meses atrás.

Texto: Tracy Sybil Arijón

Tres meses. Ese es el tiempo que ha tardado Ten Walls en elaborar un comunicado de disculpas por sus comentarios homófobos, sin duda se ha tomado su tiempo para reflexionar. Igual si hubiese hecho lo mismo en junio al escribir aquel post en facebook nos habría ahorrado el convertirnos en espectadores de este bochornoso espectáculo.

Pero situémonos en antecedentes, desde 2014 y la publicación de su tema “Walking with elephants” el Dj y productor lituano estaba en boca de todo el mundo, su carrera había sufrido un ascenso meteórico y el futuro de la música electrónica parecía tener su nombre. Sin embargo, en junio de 2015 decide escribir una publicación en su facebook. A priori nada malo, todas tenemos redes sociales y es habitual que los artistas sean muy activos en ellas como una forma de promocionar y dar a conocer su trabajo. Pero, Ten Walls decide dar un paso más allá y compartir sus más hondos pensamientos. Así, rememorando una conversación con otro artista lituano se refiere a los homosexuales como una raza distinta que debe ser curada. Con la correspondiente pregunta de rigor a su interlocutor, en un debate de tamaña altura: “¿qué harías si supieras que a tu hijo de 16 años su novio le está perforando el “brownie”? Hasta aquí ya hubiese sido suficiente. Pero de nuevo Ten Walls sorprende, y decide ir todavía más allá comparando la homosexualidad y la pedofilia, con la condena de un cura en Irlanda como telón de fondo. Como era de esperar el post fue borrado al poco tiempo en una clara muestra de arrepentimiento, aunque no se sabe si por el contenido del mismo o por haberlo hecho público.

Las respuestas no se hicieron esperar, y la comunidad electrónica internacional al completo mostró su total rechazo. Tanto así que se sucedieron las cancelaciones de las fechas que tenía programadas el Dj, algunas tan importantes como Sonar, Creamfields, PITCH o Urban Arts Forms. Pero, la cabeza de Ten Walls estaba otra vez en marcha y quiso plantear la situación como si se tratase de una decisión personal, y fuese él quien decidía voluntariamente alejarse de los escenarios. De nuevo le salió mal, y desde la organización de los festivales salieron a desmentirle. Llegados a este punto, el asco provocado por sus declaraciones daba paso a la pena sentida por aquel que pretende aferrarse al poco orgullo que le queda, si es que eso fuese posible.

Pues esta historia no ha terminado. Amigos, como anunciábamos Ten Walls ha vuelto. Y lo ha hecho con un comunicado en el que muestra su total arrepentimiento ante sus declaraciones y pide disculpas a todo aquel que se pudiese haber sentido ofendido. Reconoce que se trató de un error y que sus palabras de ningún modo reflejan sus pensamientos. Achaca todo a una situación de enfado y estrés, aunque no sirva como justificación. Añade que está trabajando junto a un grupo de personas en una ópera electrónica “Carmen” que tiene un fuerte mensaje de apoyo a la comunidad LGTB. Y termina con la esperanza de ser perdonado en un futuro, demostrando lo dicho a través de su comportamiento y acciones, para así lograr volver a ser aceptado por su música.

Esperemos que este sea el último capítulo de esta triste historia y que Ten Walls haya aprendido la lección y realmente haya tenido ese período de reflexión del que habla, porque sin duda a una mente como la suya le hacía falta.