Vuelta a las armas.

Texto: Diego Fernández

La resistencia techno underground por antonomasia visitaba nuestro país con una única parada en el escenario SonarDôme en la pasada edición del festival Sónar. Lo que atañe en estas líneas oscila en una conversación improvisada sobre techno, casi a la aventura y sin cuestionarios ni preguntas premeditadas de por medio. Atendemos por suerte a una especie de conversación a varias bandas en el backstage del escenario comisionado por Red Bull tras su actuación presentando su nuevo show, Timeline; una extensión más, esta vez en formato banda, encargada de mantener vivo el auténtico espíritu technoide de Detroit fundado y liderado por Mike Banks y compañía en 1989.

Nos sentamos con Jon Dixon (teclados), De’Sean Jones (saxo), Mark Flash y Cornelius Harris (manager de la plataforma), parte del fenómeno –probablemente- más relevante de la historia del techno para hablar de jazz, un legado en forma de filosofía, techno y resistencia sonora ¡Vuelta a las armas, esto solo es el principio!

Nos encanta ver que después de tanto tiempo seguís en plena forma, más vivos que nunca, como si el tiempo no pasara por vosotros. Parece como si no prestarais atención a lo que habéis hecho por la música electrónica. ¿Cómo describirías esa especial conexión entre Underground Resistance y el techno tal y como lo conocemos hoy en día?

Cornelius: Creo que así tiene que ser. No es bueno mirar atrás y decir “wow, lo que hemos conseguido”; al revés, todo se basa en lo que está por llegar. Lo que todavía tiene que ocurrir. He de decir que ahora mismo estamos hablando de Timeline, con el que se representa la conexión entre lo que vino antes y lo que todavía está por venir. Esto es, sobretodo, lo que quiere representar Timeline como tal, y probablemente esto es lo que haga a Timeline y UR tan especiales.

Tras 23 ediciones de Sónar, ¿por qué creéis que ha sido ahora, en 2016, el momento de presentaros ante el gran festival catalán? ¿Por qué tanto tiempo de espera?

Mark Flash: (Risas) ¡Esa pregunta no nos la hagas a nosotros!

De’Sean Jones: (Risas) ¡Justo! no es a nosotros a quién nos tienes que preguntar eso…

Cornelius: Hay que aclarar ciertas cosas. La gente asume muchas cosas. Muchas veces no puedes ponerte en contacto con la gente adecuada. O al revés, muchas veces la gente adecuada no nos contacta. Nos sentimos muy afortunados de tener esta especie de conexión con Red Bull porque gracias a la Red Bull Music Academy, hemos conseguido que este nuevo grupo sea una realidad; que volvamos a subirnos como banda a un escenario. El trabajo de la Academy es increíble y ponen un esfuerzo y sacrifico brutales. Llevamos más de un año planeando todos los arreglos pertinentes, intentando cuadrar calendarios, etc, pero desde que comenzamos, sabíamos que esto iba a ocurrir sí o sí.

Precisamente aquí queríamos ahondar, en vuestra relación con una marca multinacional como Red Bull. ¿Cómo llevasteis esto de UR comprometiéndose con una marca? ¿Cuántas críticas habéis obtenido por ello? ¿Y cómo fue ese primer momento, cuando participasteis en aquella lecture de Seattle en 2005?

(Risas generales)

Cornelius: Fue algo bastante loco…

Porque sino recuerdo mal, prohibíais las fotos, grabaciones…esto lo hace todo más underground, claro…

Cornelius: Se trataba de colaborar con gente que realmente eran íconos de la música dance. Todo se basaba en una conexión e intercambio de creatividades artísticas, no en una lucrativa oferta de una marca de bebidas energéticas. Todo se basa en la música; en apoyar y ayudar a la gente que ama esta música y creo que la Academy ha hecho una labor encomiable de scouting y brindando la posibilidad a savia nueva sin tanta experiencia a mejorar y darse a conocer. Como todo, la Academy también ha cambiado con el paso del tiempo…por lo que sí, es divertido ver cómo la gente hace este tipo de alusiones, dictámenes y juicios de valor sobre todos y de lo que sea. Muchos te preguntan ahora, “Detroit ya no mola, por qué seguís en Detroit?”. Las cosas cambian, se van, vuelven, y es ridículo vivir basado en percepciones. Lo que intentamos es enfocarnos en las realidades que ocurren en el día a día.

¿Por qué, cómo y a partir de qué nace Timeline?

Cornelius: Siempre ha habido una especial conexión entre nosotros y todo el movimiento underground de Detroit. Comenzamos con alguna que otra improvisación bajo el nombre de Timeline hasta que este grupo salió a la luz.

Jon Dixon: Varios amigos me dijeron que había que formar un nuevo grupo que se centrara en la nueva generación de músicos procedentes de Detroit. Y me pareció muy buena idea. Mike Banks, De’Sean Jones y yo decidimos buscar la forma de introducir jazz más futurista a la electrónica. Al menos versiones y elementos más futurísticos. Con el paso del tiempo, y como creo pudisteis ver en el show aquí en Sónar, ya podemos decir que Timeline tiene su propio sonido; su propia química. Y lo que es más importante, cada individuo de Timeline, incluido yo, tiene su sonido personal e individual. El nuevo Ep de Timeline sale a través de mi sello Forever Forward, que está bajo el paraguas sonoro de UR. A partir de ahora empezaremos s publicar más cosas rollo hitechjazz, muchas colaboraciones con jóvenes talentos de Detroit etc, de tal forma que esta nueva ola de artistas de Detroit tengan una plataforma para exponer sus trabajos, como la que nos brindó Mike Banks a De’Sean y a mi para expresarnos como músicos. Es increíble: yo empecé tocando en una banda de amigos como Galaxy 2 Galxy y ahora me encuentro liderando la banda, en Sónar, con el tipo que me convirtió en lo que soy hoy en día.

Entiendo Jon, que como ya ocurriera con Mike hace tiempo, ahora eres tú quién adopta ese rol de responsabilidad sobre las nuevas generaciones, su música y su manera de entender la electrónica…

Jon Dixon: Claro, me siento responsable de la nueva generación de jóvenes de Detroit. Habrá que hacerles espabilar como Mike hacía con nosotros y llevarles a un punto en el que puedan y quieran volar en solitario. No queremos que los jóvenes se reflejen en Juan (Atkins), Derrick (May), Mike (Banks) y toda esta gente porque son famosos y ganan pasta; queremos que entiendan y se den cuenta de por qué comenzaron lo que comenzaron.

Hablando de Galaxy 2 Galaxy y habiéndome chupado tantas veces vuestro directo en Japón, ¿podremos verlo de nuevo alguna vez en directo?

(Risas generales)

Jon Dixon: No te voy a engañar, todo es posible (risas).

Mark Flash: Si todas los astros se alinean…puede ser.

¿Porque tampoco hace tanto de eso…¿cuándo fue la última vez que girasteis con ese show?

Jon Dixon: Creo que la última vez fue precisamente en 2012 en Metamorphose Spring festival en Japón. Como todo en esta vida o en el caso de cualquier banda, todo tiene su final o merecido descanso. Cada individuo tiene su propia vida pero en este momento lo que queremos es centrarnos en Timeline, en hacer nueva música y expresar nuestros sentimientos a través de la música. Hay que pasar de nivel y mirar hacia adelante, no quedarse en el parloteo.

Combinar techno y jazz ha sido una especie de reto perpetuo y continuo en los últimos 20 años. ¿Quiénes dirías que son los músicos que han hecho mejor su labor para el buen hacer de dicha fusión?

Jon Dixon: En mi opinión, más que X artistas, citaría al sentimiento y pensamiento generalizado de los artistas; al pensamiento de mirar mas allá, cuando solo había músicos de jazz durante los 40 y 50. La irrupción de la tecnología fue lo que motivó ese cambio. Se empezaba a mirar a la tecnología como un instrumento más. La tecnología fue lo que les hizo pensar diferente, sumado a su experiencia como músicos. Y en cierto modo en esto consiste Timeline. Cada uno de nosotros 4 somos ante todo músicos y luego nos adaptamos a la tecnología; pero somos músicos y luego programadores. Nuestro show no consiste en apretar un botón y olvidarnos. De hecho, como pudisteis comprobar en el show, el 95% de los elementos son puro directo y o tracks 100% nuestras ya en el mercado o a punto de publicarse. Eso es lo bonito de Sónar, que nos ha permitido tantear lo que será Timeline en cuanto a estudio se refiere además de mostrar nuestra faceta como músicos.

De’Sean Jones: También deberíamos citar a gente como Marcus Belgrave, legendario trompetista de Detroit asiduo colaborador de Marvin Gaye o Ray Charles. Habría tantos nombres… Y la verdad es que nos sentimos muy orgullosos de haber sido entrenados por ellos. En el mundo de la electrónica en directo, siempre ha habido un balance y equilibrio entre músicos, técnica y tecnología. Otra cosa que considero que hemos tenido que aprender y nos ha venido muy bien es desaprender lo que hemos aprendido como músicos; me refiero a que hemos aprendido de una forma, y con la electrónica y tecnología todo cambia. Al final estrujas el cerebro de una forma que encuentras nuevos patrones y formas de hacer música sin saber el resultado que vas a conseguir. Y al final acaba funcionando pero jamás obteniendo el resultado que uno espera. Es ese elemento desconocido entre el que nos gusta explorar. Solo os recomiendo que sigáis observando y escuchando porque esto solo es el principio.

Cornelius: Me gustaría añadir que la gente tiende a olvidar que el jazz es música dance. El jazz lleva siendo música dance durante décadas. No fue hasta mucho más tarde cuando comenzaron a prohibirlo en los clubes y a raíz de eso comenzaron a surgir nueves géneros musicales. Esto es volver a los orígenes del jazz. La gente olvida eso, que la gente salía toda la noche a bailar jazz. Y el leitmotiv de Timeline es ese, volver a los orígenes y traerlos de nuevo al frente. Hay que recordar a la gente de dónde viene la música, porque a veces la gente necesita que se recuerden este tipo de cosas.

Mark Flash: Hay que ser realista, la mayoría de música que sale hoy en día es digital. Llevamos años escuchando todo tipo de música y si hay algo destacable es que vamos de mal en peor. Hay que hacer algo para cambiar la dirección de esta nueva música. Hay muchos más programadores que músicos. Y lo que necesitamos es volver a atraer a todos esos músicos y reposicionarlos. Necesitamos volver a ver a gente tocar en los escenarios. Cuando ves a un tío detrás de un portátil sin hacer nada, te aburres. Y encima le llaman live. Eso no es un live, joder. A saber si estás jugando al apalabrados o chequeando tu email, pero eso no es live. Esto tiene que parar. Si os fijasteis, lo nuestro fue un show en directo. Puede ser techno, house o lo que sea, pero que sea en directo. Tenemos que volver a hacer que la música sea lo importante, porque el techno sigue siendo música.

Jon Dixon: Me gustaría respaldar lo que dice Mark. Cuando nos presentaron a la gente de UR hace 9 años, Mike Banks nos retó como músicos de jazz. Compuso varios tracks y nos preguntó a ver cómo lo había hecho. Y no teníamos ni idea. A lo que voy es que como músicos te han educado de cierta manera pero lo que queremos es hacer saber a los músicos que es bueno permitir incluir música dentro de la música. Hoy en día muchos productores se autodenominan músicos, es un chiste. La importancia de Timeline como músicos es precisamente eso, que somos músicos. Hay que ir un paso más allá, no conformarte con lo que la gente espera de ti sino introducir nuevos elementos. En nuestro caso, quizá un violonchelo o incluso una cantante de ópera…

Porque entiendo que todos habéis cursado estudios musicales en el pasado…

De’Sean Jones: Todo hemos estudiado música formalmente. Yendo al conservatorio, etc. Pero con quien más hemos aprendido es con Marcus Belgrave, que nos presentó a todas esas bandas y solitas increíbles como Stevie Wonder. No solo hablamos de jazz, hablamos de las experiencias y colaboraciones con todos ellos. Y luego además aparecen gente como Mike o Juan –Atkins-, o Derrick May o Carl Craig. Podríamos decir que nos han pasado el testigo para que ahora seamos nosotros quienes velemos por él. Cómo decíamos antes, lo que visteis ayer en el escenario es sólo el principio de lo que está aún por llegar.

¿Porque cómo os consideráis? Voy por los derroteros de la etiqueta de pioneros y demás…

De’Sean Jones: En el caso de Jon y yo, que somos los más pequeños entre los miembros de UR, sólo somos una pequeña fracción de lo que se está cociendo en Detroit. No sólo somos saxofonistas, o teclados…hay mucha gente ahí fuera haciendo cosas increíbles; por ejemplo el productor y vocalista Hazmat. Pero hay cientos de ellos a los que prestar mucha atención, no solo somos nosotros. Nosotros lideramos ahora mismo el tren porque gozamos de la plataforma para ello pero de aquí a 5 o 10 años el techno de Detroit va a volver a ser lo que era. Ya es hora de que las nuevas generaciones tomen el mando y continúen con el legado. El techno de Detroit de 2016 tiene que sentirse como el jazz de Duke Ellington de los 50. Es un sonido diferente pero la técnica no ha cambiado. Pero hay que recordar a la gente que crear buena música supone un grado de técnica no apto para todos.

Jon Dixon: El primer tema de la cara A de nuestro Ep se llama ‘The Next Wave’ precisamente por eso. Alude a la nueva ola de productores, músicos y Djs de Detroit que han venido para quedarse y tomar el testigo. No nos importa que no guste o que no se espere, solo queremos hacer algo que sintamos de verdad. No nos importa que no seamos aceptados, preferimos ser respetados por intentar hacer algo que nadie había hecho hasta ahora. Ya lo veréis en nuestros próximos trabajos publciados a través de Moving Forward o el sello de Mark, en Audio Fluid…

Image title

Ya veo que todos los nombres aluden o hacen especial tributo a lo que os referís; Forever Forward, Audio Fluid, The Next Wave…

Mark Flash: Desde luego, que uno de los subsellos se llame Audio Fluid es por eso. Por intentar traer un poco de fluidez a este género. Creo que es necesario. Los tracks se publicarán el próximo mes ¡estad atentos!

De’Sean Jones: Varios de los tracks también saldrán a través de mi sello Nomadic, mucho más centrado en la música en directo. Entre los 3 y contando con las 3 plataformas –Audio Fluid, Forever Forward y Nomadic- vamos a poder contar con un muy amplio abanico de música. Esto no ocurrirá hasta este otoño pero va a ser un flow continuo entre nosotros.

Cornelius: Además tenemos un montón de tracks de house a punto de salir a través de otro de nuestros subsellos, que contará con nombres como Esteban Adame de Galaxy 2 Galaxy o gente con la que quizá vosotros no estéis tan acostumbrados pero que en Detroit lo son todo. Lo que queremos es sacar cosas frescas y renovar un poco la escena.

Sin salirnos del plano de estas nuevas generaciones, ¿qué os parece toda esta nueva generación de artistas desenvueltos entre la nueva corriente de –no sé si etiquetar un género delante de vosotros- Space jazz. Me refiero a Kamasi Washington, Flying Lotus, etc.

De’Sean Jones: Personalmente creo que todo es válido y tiene que “formar parte de la conversación”. Cuando miras a dichos nombres, o incluso Kendrick Lamar al que respetamos muchísimo, hay tanta gente joven con pasión y haciendo música tan buena….De ahí a que creamos que Forever Forward va a jugar un rol importante en esta nueva camada de artistas. Joder, perdimos hace nada a Prince o David Bowie. Todos estos gigantes están cayendo y su espacio lo tienen que recoger nuevos talentos.

¿Cómo diríais que os ha tratado la Industria a vosotros; a vuestro sonido?

(Risas generales)

De’Sean Jones: ¿De verdad quieres que conteste a esa pregunta? Joder es la industria musical. Nosotros somos underground. ¿Crees que la gente nos viene y nos dice, olé seguid así con vuestro underground? Es una batalla perdida pero nosotros no hacemos esto por razones comerciales. Estamos hablando de cultura, de arte, de gente.

Mark Flash: Ahora todo se resume a un concurso de popularidad. Ya no se trata de la música. Me la suda que no sepas quien soy, ¡besa mi negro culo! Solo espero que te guste mi música. No se trata de mi. La música es lo importante, es el mensaje. No me mires, no soy ni guapo. Solo presta atención a la música y estate al loro de que será lo siguiente. Esta mierda no nos preocupa, nos preocupa nuestro próximo Ep, o Forever Forward o UR.

Mencionabais antes vuestros próximos Eps y colaboraciones varias pero ¿qué hay del álbum? ¿Lo veis factible o necesario? ¿Os lo habéis planteado?

Jon Dixon: Desde luego; un álbum seguro. Aunque se aun Ep, un remix o un álbum, al final lo que queremos es hacer buen música y bríndasela a la gente.

Mark Flash: ¡Eso es el éxito! Ni la popularidad, ni el dinero, ni nada de eso. El éxito reside en eso, por lo menos para nosotros. El éxito es que a la gente le guste tu música. La mayoría de gente no sabe quien es Frank Zappa, ¿y acaso no lo catalogarías de éxito? Lo mismo con The Shags y tantos otros. No se trata de un concurso de popularidad…

¿Qué hay de la comparación entre las raíces de las escenas europea y americana? Qué opináis de nuestros orígenes?

Cornelius: Esta pregunta es muy interesante porque la gente siempre habla de cómo la música llegó inicialmente a Europa. Pero lo que pasaba es que vosotros teníais la música pero no una escena. Y parte importante de esa escena era su público. Hay una buena parte de la historia que la gente desconoce y creo que es realmente importante. Cuando salió el ‘Jaguar’, aquí la gente lo ponía a 45rpm porque era como lo podían bailar. En Europa era al revés. Parte de esa laguna histórica es por vosotros, la prensa. Nunca se llegó a contar bien lo que sucedía en Detroit y cómo sucedía. Me encantaría que Europa se diera cuanta de lo que se cuece realmente en Detroit, de lo que se baila y cómo se reacciona ante el techno. Y es que es curioso porque muchas veces hablamos de techno allí en Europa y nos da la sensación que los géneros se conciben de forma diferente. De hecho, no lo hicimos en la actuación en Sónar pero normalmente nuestros visuales se centran en los bailes de los clubbers de Detroit. En cómo sienten la música, para mostrar al mundo lo que se siente allí.

Entiendo que se sienta más la música allí, ¿pero tan diferente fue el público entre vuestra actuación en Sónar respecto a cualquier bolo en Detroit? ¿Qué destacaríais?

Cornelius: Bf…tantas (risas).

Jon Dixon: En Detroit la cosa cambia mucho porque ahí están los nuestros; nuestras familias, amigos, conocidos. Siempre es más especial tocar en casa y ver las sonrisas de los tuyos.

De’Sean Jones: El público de Detroit es bastante difícil. Si ven que no les haces bailar, te empiezan a mirar mal. Se enfadan. Lo que quieren es experimentar con música que no sea lo mismo de siempre. Y cuando les gusta tu música te felicitan continuamente. Es otra cultura, la cultura de Detroit.

Mark Flash: Es increíble, después de girar por medio mundo, por festivales, clubes etc es llegar a casa y sentirte uno más. A la gente le da igual quien seas en Detroit. Allí el éxito no se te suele subir a la cabeza.

Image title

Cambiando de tercio, ¿qué hay de todas las promos que imagino os llegarán diariamente? ¿Cómo lleváis a cabo ese proceso de scouting para publicar a través de vuestros sellos?

Cornelius: Es interesante porque hay tanta gente que quiere firmar con nosotros pero normalmente es música malísima. También hay cosas extraordinarias pero no abundan. Tampoco podemos publicar tanta música como nos gustaría. Muchas veces dejamos a gente fuera que realmente creemos que debería tener la oportunidad pero incluso hablamos con muchos artistas y les aconsejamos qué hacer, incluso pasos a seguir para que abran su propio sello. Nos da pena que la gente con muy buena música y técnica esté esperando a que sea otro quién se pueda llevar el mérito. Aconsejamos en que se tenga iniciativa y se lo curre. No será fácil pero luego mucho más gratificante. Te voy a contar algo que no sé si mucha gente sabe: en su momento, fue Drexciya quien pidió a Derrick May (Metroplex) que les publicará su trabajo. Y Derrick dijo que no pero fue quien nos lo recomendó para UR; y así es como se unieron a la familia. A lo que voy es que no hay que dejar que las circunstancias sobrepasen la creatividad.

De’Sean Jones: Simplemente os decimos que estéis al tanto de toda la música que vamos a lanzar que va a ser increíble. Os lo aseguramos.

Siendo formato banda y en directo, ¿quién orquesta el show? ¿Quién es ese alma mater…

De’Sean Jones: Sin duda Jon Dixon. Él es el culpable de todo esto. Ha hecho una labor acojonante en liderarnos como banda y formarnos aún más como músicos. Hemos conseguido desarrollar un sonido específico gracias a él.

Mark Flash: La progresión de Jon ha sido brutal en los casi 10 años que lleva en UR. En cierto modo, es lo mismo que me pasó a mi cuando entré. En mi caso, le di unos temas a Mike Banks para que me dijera a ver qué le parecían y me los tiró a la cara. Me dijo que nunca le trajera más mierda como esa. Y así durante diez años. Me dijo: “no intentes imitar lo que escuchas. La música está en el interior. Lo que escuchas es de otros. Encuentra tu sonido y digitalízalo”. Y ahí es cuando lo pillé.

¿Qué hay del legado no musical de UR? Ese movimiento social y político nacido en Detroit. Entiendo que no contabais con “revolucionar” al pueblo de tal manera…

Cornelius: Por entonces Detroit tenía graves problemas con el SIDA, el crack, el crimen, la recesión económica, brutales tasas de desempleo…de hecho había informes que indicaban que los 23 años eran la media de vida de un joven negro de Detroit. Cuando ese es el mundo que te rodea, el hecho que estés vivo es un hecho categórico. Y ahí es cuando la gente toma ese tema como algo político. Lo que es acojonante es que lo que conseguimos fue escribir un nuevo futuro que ni siquiera estaba escrito. No existía ni nadie se lo esperaba. Cuando Juan y Derrick empezaron no existía nada de esto, fueron ellos los que lograron crearlo. Las cosas han cambiado mucho pero sigue habiendo peligros al acecho; brutalidad y abusos policiales, arrestos discriminatorios…es parte de nuestra vida. Y cuando ves a esta gente llegar a donde han llegado, girando por medio mundo y mostrando la realidad de Detroit y lo que significa la ciudad, te das cuenta de la importancia de UR.

¿Cómo os ha cambiado la vida a vosotros el formar parte de UR?

Mark Flash: En todo. Yo me dedicaba a delinquir. No voy a ahondar en esto pero podéis imaginar. A mi me cambió la vida. Doy gracias a Dios de dedicarme a la música. Nosotros cambiamos, el público cambia y la música cambia. Hay que adaptarse. Lo único que puedes perder y no recuperar es el tiempo. Hay que mirar al futuro.

Jon Dixon: Creo que cuando uno sobrepasa una edad en Detroit tiene dos caminos. En mi caso, tengo muchos amigos en la cárcel con 15 hijos, varias mujeres o incluso muertos. Pero llega un punto que tienes que decidir y elegir el camino. Y lo peor es que ambos son dos realidades diferentes, pero realidades al fin y al cabo. En mi caso, tengo 27 años y llevo tocando desde los 4. UR me ha hecho ver cuál es mi camino.

De’Sean Jones: Lo que estamos viviendo ahora es el ejemplo de lo que es posible hacer desde el alma. Un legado verdadero que no se puede juzgar con dinero. Ahora estamos en Barcelona pero mañana en Detroit. Y seguiremos haciendo lo mismo que hemos hecho hasta ahora: perseguir nuestra pasión por la música. Hemos conseguido ser el ejemplo de que es posible.

¿Entonces, es seguir tocando la única manera de transmitir el mensaje social que venía implícito en la música desde sus orígenes?

Mark Flash: Hay mucha música ahí fuera que no refleja lo que se está viviendo. Mira el hiphop de hoy en día. O antes, con la gente matándose por las calles, y la canción más popular siendo ‘I’m in Love with the Coco’.

De’Sean Jones: La narración musical de lo que hemos experimentado es como una BSO de nuestras vidas. Ahora mismo tenemos un grave problema con la segregación racial. La gente no quiere hablar de esto pero la situación está peor que nunca. La gente mira hacia otro lado. Ahora puedes matar a un negro y no pasa nada, parece no importar. Hay mucho que hacer todavía; es una responsabilidad inmensa pero esto acaba de empezar. Antes que nosotros estaban (y están) Mike Banks o Jeff Mills y toda esta gente. Ya han plasmado su marca. Cuando la gente te pregunta por cómo era hace 30 años, eso significa que algo has conseguido. Eso es lo que hay que enseñar a las nuevas generaciones…

Y ¿qué les decís a esas nuevas generaciones?

De’Sean Jones: Les digo que persigan su sueño. Recuerdo que uno de nuestros profesores nos dijo que nuestra música nos haría viajar por todo el mundo. No nos lo creíamos. Y ahora echas la vista atrás y te das cuenta de lo que has conseguido. Nosotros hacemos lo mismo, les decimos que aprovechen y reten su creatividad, su pasión…y que dependan de ellos mismos. Lo que queremos es hacerles ver que todo es posible. No eres de dónde vienes; no se limita a eso. Esto ha empezado con nosotros pero esperemos ver una legión de los nuestros en un futuro cercano. Ese es nuestro sueño.

¡Gracias por estos minutos chicos!

Gracias a ti. Un placer.

Entrevista extraida de Dj Mag Es 066