El sonido electro original está volviendo a las pistas de baile, bien sea en los sets de DJs como Helena Hauff y Nina Kraviz, o en compilaciones de artistas como Steffi o Paul Woolford. Hay una ola nueva y fresca de artistas y sellos dando rienda suelta al electro, ya que su desviación de los ritmos 4/4 ha inspirado a muchos a retomar el sonido. Pero, ¿por qué el electro y por qué ahora? DJ Mag Investiga…

Traducción: Eduardo Pérez Waasdorp

El electro inspira una ferviente bandada de seguidores. El género tiene una efervescente escena underground, poblada por sellos dedicados, productores y DJs diversos, repartidos por todo el mundo y unidos por la conectividad del internet y el espíritu de camaradería. Hace dos años, DJ Mag confeccionó un artículo especial sobre el electro y su supervivencia, así como su continuada evolución en contraste con la indiferencia del mainstream y la dominancia de los lineales beats 4/4.

Pero en 2017 la cosa ha cambiado, ya que los seguidores más longevos han dado un paso adelante y la savia nueva ha inundado la vanguardia del género de una forma no vista en años. Nina Kraviz ha estado pinchando sets sin ataduras impregnados con el sincopado funk del electro; Paul Woolford, bajo su alias de Special Request, entregó un FABRICLIVE con una primera mitad a medio camino entre el electro y el IDM; y Helena Hauff ha cogido su repertorio ampliamente electro y lo ha expuesto a una audiencia más grande en su plataforma de Radio1. Uno de sus defensores, Dave Clarke, demuestra con regularidad el sonido en su programa de radio White Noise y Steffi ha usado su reciente mix en Fabric para arrojar luz sobre algunos artistas nuevos del electro que ha acogido en su sello, Dolly, y DJs más comerciales, como Umek, han vuelto al sonido, produciendo material underground bajo el nombre Zeta Reticula. También, DJ Stingray de Detroit, que ha abrazado el electro desde el principio, tiene cada vez mayor visibilidad y contrataciones.

No olvidamos que los sellos underground están recibiendo mayor atención. Central Processing Unit, o CPU – el sello de Chris Smith, de Sheffield – ha atraído gran atención de público y medios interesados, después de años de sacar muisca futurista e increíble, casi todo electro. “Hay, definitivamente, un creciente interés, espero que su popularidad crezca”, dice Chris. Desde 2012, ha publicado una destacable cantidad de discos y cada vez con más frecuencia. Además de sacar singles de nombres conocidos, como Paul BlackfordDMX Krew, parece tener el raro don de escoger interesantes nuevos artistas. Tryphème, alias Lyon – nombre de la francesa Tiphaine Belin – hizo una seductora mezcla de IDM reflexivo y beats duros de electro en su álbum ‘Online Dating’, publicado en CPU, mientras que el misterioso Daddy Long Legs y su ‘Intergalactic Lover’ es una atractiva mezcla de vocales synth-pop ochenteros y extravagantes sintes con ritmos electro-funk.

Aunque el jefe de CPU ha publicado de todo, desde bleep techno de Sheffield a ambient soñador, el electro también ha sido su marca en el sello desde el principio. “Siempre pensé que CPU sería más un sello de IDM, estilo Autechre”, dice Chris. “Pero las primeras demos que llegaron eran electro, del tipo que tocó mi fibra electro vintage, como los trabajos de Hashim y Man Parrish. Luego todo fue creciendo a partir de eso. El electro es un género difícil, hay mucho electro de baja factura. Son las cosas con alma, swing y la musicalidad las que, una vez están bien mezcladas, te dejan sin palabras”.

ADAPTABILIDAD

Otro sello que publica electro inventivo es Brokntoys de Londres. Guiado por Anwar, Kris y Athene, es un escaparate que evita la ortodoxia, para favorecer ideas y ritmos innovadores. Brokntoys ha dado salida a los ritmos oscuros e irresistibles de artistas emergentes como London Modular Alliance (que hace poco salieron en Hypercolour), y el talento de Leipzig XY0815, además de gente respetada que se desvía de la norma estilística, como Versalife (alias Conforce) y Marco Bernardi. Para ellos, el crecimiento de la popularidad del electro también ha sido algo evidente.

“Muchos productores que históricamente han quedado de lado, Djs y sellos han estado disfrutando de un mayor grado de reconocimiento y se le ha presentado una infinita cantidad de música a la nueva generación”, dice el colectivo.

El electro es tan compulsivo, reconoce el trío de Brokntoys, por su infinita adaptabilidad y el hecho de que ha sido capaz de sobrevivir más allá del resplandor de los focos. “Fuera de los confines de la tradición, el electro captura una gama muy amplia de sonidos: lo oscuro y emotivo, lo subestimado y melódico, lo claro y duro. Es un género muy versátil que ha estado metido continuamente en lo underground y ha desarrollado sus propios nichos, lejos del mainstream”.

La influyente blogger y DJ Kirsti Weir, también de Londres, ha estado promoviendo encarnaciones evolucionadas del sonido electro, de artistas tanto nuevos como establecidos, a través de su blog y su programa en la KMAH Radio. También lleva null+void Recordings, que ha publicado música del excelente Shinra y acaba de sacar un EP de lo más variado, comprendiendo estilos desde electro al techno melódico, de L-R, un nuevo grupo que está formado por Radioactive Man, London Modular Alliance y Monoak. También ha notado un resurgir en los sonidos alejados del 4/4.

Helena Hauff, cuyo sonido principal es el electro, ha llegado al top, con portadas en los grandes medios y una residencia en Radio1, que es algo increíble”, dice Kirsty. “He visto a Craig Richards tocar electro durante horas también, aunque él ya ha apoyado el sonido durante años. Ya no está en la sombra, como nicho de unos pocos. El sonido quedó al margen durante un tiempo y se tenía como pasado de moda, pero ahora siento que está volviendo a la relevancia, al nivel del house y del techno”.

CULTURA B-BOY

Para Paul Woolford, hacer y pinchar electro ahora tiene total sentido. Ha estado codificado en su repertorio musical desde su primera exposición a los sonidos hechos por máquinas. El electro fue el género que originalmente le enganchó antes del house y reconoce que ocurre lo mismo con muchos DJs y productores.

“Es algo que siempre ha estado en el fondo”, dice. “No solo para mí. Toda una generación de productores fue expuesta a una gran gama de diferentes tipos de música que fue etiquetada como electro mediante las compilaciones ‘Streetsounds Electro’. La cultura de los B-Boys ha estado en la recámara de gran parte de la música de baile. Y sin importar que haya un renovado interés en el electro ahora mismo, creo que para muchos de nosotros nunca desapareció. También se trata de volver a nuestra juventud. Me acuerdo muchas veces, cuando mis amigos conseguían cintas de sus hermanos mayores, nos sentábamos tan solo a escucharlas, anonadados por lo que había en algunos de esos viejos álbumes. Es una cosa realmente poderosa”.

El ‘FABRICLIVE’ de Paul como Special Request contiene tracks de DJ Stingray, 214, Dexter y Alden Tyrell, mientras que el EP ‘Stairfoot Lane Bunker’, además de contener ambient y drum&bass, presenta un corte brutal de electro, ‘Redrum’, gran nombre para sus contenidos letalmente ácidos. Paul creó su alias de Special Request para dar salida a música que no encaja la plantilla house y techno. El electro es, por lo tanto, otra extensión del formato alejado del 4/4: “Todo está conectado”, dice. Woolford también se ha dado cuenta de la creciente presencia y consciencia sobre la nueva música electro. “Creo que hay un poco más rondando por ahí que antes. Está genial ver a gente que ha estado haciendo lo que ha estado haciendo durante años, y que finalmente obtenga algo de reconocimiento. Está muy bien ver a CPU Records obtener algo de visibilidad, gente de ese tipo”.

Alguien que ha estado haciendo más ruido últimamente es Sync 25, alias Phil Boland. Él es el hombre detrás de la fiesta londinense Scand, centrada en el electro, y ha administrado el sello Cultivated Electronics desde 2007. Dando cabida a productores como el dúo finlandés Morphology, el alias Silicon Scally de Carl Finlow y Scape One, además del último lanzamiento de Sync 24, ‘Split Excursions Vol. 1’, que es una colaboración con el artista emergente Privacy, que ha publicado ya en Lobster Theremin, Klasse Wrecks y Dexter, además del sello Klakson de Steffi, con dos tracks en solitario de Defekt en el lado B.

Phil dice que el resurgir del electro ha sido evidente. “Definitivamente he notado, en cuanto al sello, la subida de ventas de discos”, comenta. “Estoy vendiendo más que nunca en este momento. Incluso he tenido feedback de amigos que han ido a festivales, diciendo que han oído mucho electro. DJ Stingray es un artista que ha estado en la escena mucho tiempo, desde que puedo recordar, pero está consiguiendo mucha más popularidad que en cualquier otro momento. Helena Hauff ha puesto, muy amablemente, uno de mis tracks en su Essential Mix más reciente. Es realmente interesante ver a grandes públicos bailando ese sonido”.

RENOVADOR DE REPERTORIOS

Tanto los clubbers como los oyentes están volviendo al género, y nuevos DJs y productores lo están escogiéndolo como su principal estilo de producción. La pregunta es: ¿por qué? El último mix de Steffi y brillante entrada en la serie Fabric, con su ‘Fabric 94’, ofrece una pista. La productora y DJ holandesa, jefa del sello Klakson (junto a Dexter) y Dolly han sido fans del género desde sus inicios.

“Cuando empecé a pinchar a mitad de los 90, era básicamente electro y cosas experimentales de Warp”, nos cuenta. “Aquellos eran los ingredientes de mis DJ sets. Para mí el electro son mis raíces. Es por eso que tengo un afecto tan grande por el género”.

Aunque en los últimos años sus DJ sets han estado dominados por material 4/4, su ‘Fabric94’ es un mix electro, compuesto de tracks firmadas en su sello por artistas en alza como Privacy, Late Night Approach, Afik Naim y artistas que acortan las distancias entre el IDM y electro, como Answer Code Request.

Aburrida de mucho del house y el techno que ha escuchado últimamente, Steffi decidió volver a sus comienzos musicales renovando su repertorio. “Fue una decisión muy consciente, salir del ambiente lineal”, dice. “Creo que en general hay una exageración con el techno lineal. Me dio la sensación de que tenía que ampliar mis horizontes para mantener el interés de la gente, no solo acomodarme a algo que funciona como una mezcla 4/4. No me inspira la música lineal que se escucha hoy en día. También había una oportunidad de hacer algo especial para Fabric, un reto bastante bueno para asegurarme de que todo el mundo conecta con un lado más experimental de la electrónica”.

Por su parte, Chris Smith reconoce que una cierta fatiga con la dominancia del 4/4 y la necesidad de oír algo nuevo y fresco puede ser la razón por la que el electro ha vuelto a la primera línea. “No es que vaya a dejar el 4/4, ya que hace también un trabajo excelente”, reconoce. “Pero el electro es un cambio refrescante en la pista de baile, con muchas melodías y variaciones, y todavía tiene esa visión tecnológica que se encuentra en el techno”.

Andy Barton, influyente DJ en el programa de radio Bass Agenda, centrado en el electro, y jefe del sello del mismo nombre, también piensa que el género brinda una interesante alternativa a la línea musical de la mayoría de los clubes. “Creo que lo que el electro tiene para ofrecer es una gama más amplia de sonidos que el techno y el house”, le cuenta a DJ Mag. Y apunta a grandes nombres de la electrónica como Umek, Dave Clarke, Helena Hauff y Maceo Plex, que han dado su apoyo al electro como otra razón para su mayor difusión. “Personas que han amado el género durante mucho tiempo han mostrado su afecto más abiertamente durante los últimos años. Esta gente está dando apoyo a nuevos artistas que son casi desconocidos y haciendo el esfuerzo de descubrir música de calidad, además de ignorar toda la mierda superficial que los géneros más comerciales insisten en mostrar como signo de calidad”. Mientras tanto, Kirsty, atribuye el reciente aprecio por el género a la dedicación de nuevos sellos y su pasión. “Creo que la nueva popularidad tiene que ver con que más sellos de calidad la presentan y publican en condiciones, yendo de la mano con el auge del vinilo”, dice. “Sellos como CPU y Brokntoys, por ejemplo, han surgido y empezado a publicar a muchos artistas que ya tienen carreras dilatadas, más que yo (y muchos grandes) ya conocíamos, pero en vinilo, donde antes solo había podido asegurar lanzamientos en net labels o digitales.

“Lo han presentado como dios manda y, de alguna manera, ahora, mola. Parece que es un momento realmente emocionante. Siempre que busco nueva música me abruma la emoción del buen material que sale en este momento – especialmente en el electro”.

Algunas formas de electro son musicalmente sofisticadas, melódicas y con capas. Este material, que, a pesar de que su patrón de beats se inclina más hacia el IDM o el ambient en su calidad inmersiva, podría ser otra de las razones para la mejora de la suerte del electro. De la misma forma que Steffi traza una línea conectora entre la escucha en casa y los sonidos de la pista de baile en su último mix para Fabric, Paul Woolford reconoce que el hecho de que puedes escucharlo en casa le da cierta ventaja.

“Es un tipo de música muy evocativa, conjura imágenes en la mente, quizá más fácilmente que otras cosas. A pesar de que suena genial en el club, también puedes ponerla en casa y suena brillante, te envuelve. Creo que la gente está explorando eso cada vez más”, dice.

Andy Barton está de acuerdo. “Hay más escenarios fuera de la pista de bailde donde el electro puede satisfacerte de la misma forma”, añade.

ARTISTAS FRESCOS

Y lo más importante de esta nueva moda del electro es la ola de artistas frescos. Tanto Chris Smith como Sync 24 apuntan a Jensen Interceptor de Australia, que ha publicado en CPU, Boys Noize y más, quien tiene sonido moderno y sin ataduras, mezcla a partes iguales del Miami bass, electro funk y nuevas influencias del rap trap. Steffi nombre a Jeremiah R, que ha publicado en Tabernacle y Distant Wave; a Kirsty Weir le gusta el electro de J Wiltshire & Alma Construc, inspirado por Rephlex, y Shinra; y Andy Barton nos menciona a Dmitry Distant, Fleck ESC, Lectromagnetic y T/error.

Hay otros nuevos nombres del electro surgiendo por todas partes, incluyendo a Solid Blake de Copenhague, cuya última publicación, ‘Mario’ en Outer Zone llegó con remix de DJ Stingray incluido; Volruptus de Islandia, que acaba de publicar su ‘Homeblast EP’ en el sello de Bjarki, bbbbbb; o Luxus Varta, que tiene el melódico ‘Aquamarine Puzzle EP’ a punto de salir en Shipwrec.

La mayoría de los entrevistados con los que habló DJ Mag para confeccionar este reportaje hicieron una advertencia a la hora de hablar del resurgir del electro. Tuvieron cuidado de hacer notar de que, aunque esté en auge, difícilmente podrá poner en duda la corona de estilos más accesibles como el house y el techno. Algunos podrían argumentar que su patrón de beats estilo breaks, tonos abstractos y énfasis en el bajo hacen del electro más bailable, aunque en realidad muchos clubbers parecen magnetizados por ritmos más simplistas.

“Creo que hay reacciones encontradas en ocasiones cuando los DJs ponen electro en sus sets”, añade Andy. “Escuchas perfectamente cuando una canción más extraña entra en un DJ set, casi como haciendo un puente, y por eso se usa más como una herramienta. Gente como Dave Clarke son conocidos y respetados por cambiar entre estilos y géneros, y muchos oyentes con educación musical no se sorprenden al escucharlo. Parece haber más fiestas electro por toda Europa de nuevo, así que eso puede ser un signo de que los gustos de la gente se están abriendo otra vez. Parece variar de país a país, algunas personas me dicen que no hay escena en su país y otras dirán que las opciones sobran”.

“Lo que no ha ayudado al electro es que los beats 4/4 parecen más accesibles”, añade Sync 24. “Algunos de mis amigos que tienen un nombre en el techno han dicho que en algunos de los países que pinchan, si te desvías de eso, puedes ver una reacción en el público. Para mí, ese tipo de cosas es lo que me ha atraído de él. Es el repertorio, la textura de sonidos”.

El electro está destinado a evolucionar y mutar. Con la dedicación de la escena underground establecida y la inyección de sangre nueva, puede que pronto tenga un poco de atractivo para el mainstream. “¿Vamos a ver electro en los charts y oírlo en la radio mainstream?”, se pregunta Andy Barton. “Lo dudo. Podríamos ver otro caso de verlo degradado a algo más fácil de tragar por las masas comerciales. Pero el género siempre estará allí – es donde han empezado la mayoría de las ideas creativas de la música moderna, o eso creo”.

* Extraído de Dj Mag Es 083