Conocemos mejor a los talentos más prometedores de nuestra cantera…

¡Hola, Lucas! Para todos los que no te conocen ¿cómo te describirías?
Ecléctico y un comunicador nato. Mi proyecto es un altavoz tanto musical como social. En el terreno laboral soy meticuloso, esto saca de quicio a la gente con la que trabajo porque ralentiza las cosas, pero lo compenso siendo cariñoso, aunque a veces peco de efusivo e irascible también… soy un mar de contrastes (risas).

Vienes de Zaragoza y ahora vives en Barcelona ¿cómo ves la escena electrónica de ambas ciudades en actualidad? ¿Y en general a nivel nacional?
Considero que Barcelona es la ciudad donde más se valora la escena electrónica. La gente aquí no sale de fiesta, sale a escuchar a un DJ, y eso es realmente la cultura de club para mí.

De Zaragoza te diré que me hubiese encantado vivir la época de La Reset, toda una cuna del techno para muchos DJs, sobre todo de España, con los que he hablado y me han contado maravillas y alguna que otra anécdota oscura de la que me he reído mucho. Pero me pilló tarde, lamentablemente. A día de hoy destacaría al colectivo Face Down Ass Up, fiesta en la que he pinchado en varias ocasiones y a cuyos dueños me une una bonita amistad.

A nivel general y en cuanto a talento, aunque nos lleguen las cosas tarde, estoy orgulloso de España. Yo creo que estamos viviendo un auge creativo, el producto local cada vez se está volviendo más sorprendente y ya son muchos los artistas que se ponen el listón alto y se lo curran para torear en la internacional. Entre mis favoritos están: North State, Ed is Dead, Mr.K, Ley DJ, BeGun y Albert Neve.

¿Quiénes han sido tus principales referentes en esto de la música electrónica?
Mi alma es housera. Los que más me inspiran son: Artful Dodger, Disclosure, Duke Dumont, Gorgon City, Tough Love, Blonde, Le Youth, Disciples, Eric Prydz y una larga lista de artistazos. La verdad, no pararía.

Aunque procuro no quedarme en la estricta escena underground, mi producto es una fusión de pop y house. Pero si te tuviese que decir artistas o productores que generan hits dignos de Billboard, te diría: Years & Years, Calvin Harris, Charlie XCX, Dua Lipa o Max Martin (productor de prácticamente todo el Pop de los 90s).

¿Cómo fue tu primer contacto con una mesa de mezclas y unos platos?
Cuando me mudé a Barcelona con 19 años fue toda una liberación en muchos aspectos, especialmente a nivel creativo y sexual. No fue hasta entonces que descubrí la escena y pude empezar a empaparme de todo lo que era la electrónica. Prácticamente ya desde mi primer año en la ciudad condal empecé a trabajar en la noche a la vez que estudiaba. Empecé como fotógrafo de noche. Recuerdo con mucho cariño mi época en Nitsa Club, porque me enriqueció muchísimo a nivel cultural. Conversaciones en camerinos y afters con artistas, promotores… me dieron los conocimientos que hoy en día puedo aplicar a mi profesión.

A los pocos años de mi época de fotógrafo quise enseguida saltar a los platos. Fueron Kosmos, Ginebra y Rho quienes me enseñaron el A-B-C de la buena mezcla. La Sala Apolo me permitió tener mi primer contacto, aunque yo aprendí en casa de Rho con unos CDJ 850. Más adelante, mi amigo Chicletol me empezó a programar en sus fiestas de manera oficial como Lucas Lorén. Llegué a compartir cartel con Iggy Azalea (cuando costaba 4 duros) o Brooke Candy. No puedo decir que fui del vinilo pero todavía guardo el mítico maletín UDG con todos mis CD’s escritos a rotulador. Qué maravilla madre mía. Se me cae la lágrima…

Como DJ ¿Cómo haces tu selección musical? ¿Cuáles son tus principales fuentes?
Utilicé durante muchos años Soundcloud, pero en la época en la que subías una sesión y no te saltaba el copyright (risas). Lo he dejado un poco atrás, aunque si os metéis a mis “Likes” en una cuenta que se llama Lucas Lorén (la tengo inactiva), encontraréis verdaderas joyitas del house.

A día de hoy mis principales fuentes de búsqueda son 1001tracklist para descubrir los temas que pinchan los Tops, Dirrtyremixes para descargarte remixes pop oficiales y Theartistunion para rarezas.

Hace poco sacabas un single con otro de tus proyectos… ¿Qué proceso sigues en el estudio?
‘You Better Fucking Dance’
fue un caos de producción. Nos quedamos atascados con el drop porque no acababa de caminar bien y tuvimos que cambiar el estilo por completo y empezar de cero. Pasamos hasta por dos vocalistas. Estuvimos incontables horas retocando el proyecto, probando mil presets, buscando algo diferente en nuestras librerías para dar con el sonido que buscábamos. Finalmente salió y orgulloso que saliera.

No hace mucho que entre en el mundo de la producción, pero creo que la clave para dar en el clavo es tener claro el camino que quieres seguir en cuanto a género, y cuanto más simple sea, mejor. Al principio yo quería que mi canción sonase a un montón de cosas distintas y juntar todas esas referencias en un solo tema. Con el tiempo he aprendido a ordenar mi cabeza y organizarla para alcanzar una coherencia musical.

Así como te digo que es importante tener clara una identidad artística, creo que tampoco tenemos que tenerle miedo a la versatilidad. Justo el otro día hablaba con Albert Neve, que lo realmente apasionante y divertido es sorprender a la gente y no quedarse siempre en un mismo género. La electrónica engloba casi por completo la música que escuchamos hoy en día.

Vas a ser parte del elenco de artistas que protagonizarán la próxima edición de Don’t Let Daddy Know en España, en Madrid el próximo 8 de diciembre. ¿Qué supone para ti formar parte de un festival como este?
Compartir cartel con artistas en los que te quieres convertir es como ver tu sueño de cerca y poder tocarlo casi con la punta de los dedos. Es increíble y abrumador. Tengo muchísimas ganas de llegar, dejarme la piel en el escenario y demostrar a la industria que existen nuevos formatos de show para un DJ. Por lo que supone, también, una gran oportunidad para mi carrera.

Eres influencer, estudiaste comunicación audiovisual y eres apasionado de la moda… ¿Cómo se integran todos esos conocimientos y experiencias con el mundo de la música electrónica?
La música electrónica siempre ha estado presente en todo lo que he hecho, sobre todo en Youtube. La generación Z que nos mira, casi sin darse cuenta, han llegado a comerse Acid House de los 80 porque suena de fondo en nuestros vlogs de viaje o mientras hacemos un challenge. Digamos que ha sido el envoltorio mas cool que he podido darle a mi producto.

Son ramas que se retroalimentan entre sí para juntarse en una sola. Tener conocimientos sobre moda y comunicación audiovisual pone en valor tu producto como Dj y Showman. Te permite que no solo se escuche buena música en tus sesiones, si no también tener detrás unos visuales de escándalo y unos estilismos que no dejan indiferente a nadie.

¿Qué más tienes entre manos en este 2018 y el próximo 2019?
Tengo en el horno un tema que cuando lo escuches entenderás porque tengo los referentes que te he comentado, estoy ansioso por sacarlo. Y por supuesto y que no falte nunca, mucho show. En mi Instagram @LucLoren mantengo informado de todos los proyectos que saco a la luz.

Finalmente, Lucas, solemos pedir al invitado de 60 Segundos que plantee una pregunta al siguiente. La última fue NiZ, ganadora de Negrita Sound Talent, que preguntaba: “¿Qué canción bailas efusivamente en privado, pero nunca lo reconocerías en público? ¡Confiesa!”. Y, a cambio, tienes que dejarnos una pregunta para el siguiente…
No existe ninguna canción que no reconocería en público, yo he llegado a poner El Baile del Gorila’ en mis sesiones, cosa que he dejado atrás porque con el tiempo aprendes madurar tu discurso musical, pero no me avergüenzo porque hemos hecho saltar a todo un estadio con esa canción. Si quieres puedo decirte una que canto y bailo efusivamente desde hace meses y no entiendo por qué continúo haciéndolo, y es ‘Internationally’ de Bad Gyal.

Ahí va mi pregunta: ¿Qué tema de otro DJ, productor, te hubiese gustado tener la idea de producir y podido firmar con tu nombre? Y si me dejas, me apetece mucho responder: “A new Error” de Moderat.