Electro en clave clásica

Autor: Eduardo Pérez Waasdorp

El sonido electro está en boga. No lo decimos solo nosotros. Solo hay que ver que artistas de la talla de DJ Stingray, Helena Hauff, Special Request o Steffi copan los line-ups de algunos de los festivales más punteros del planeta.

Antes de que el electro se llamase electro, antes de que los cimientos de la música electrónica se establecieran, un grupo de músicos llamados Aux 88 pusieron las piedras fundacionales de un género que hoy está más vivo que nunca. Pasando por varias formaciones diferentes, Posatronix, TomTom, K-1 y BlakTony son los componentes actuales del grupo, que hará acto de presencia en Madrid, para Cats Electronic Concerts, tras más de 7 años sin haber pasado por nuestro país. Hablamos con ellos para ver qué se traen entre manos en este momento tan especial para el sonido que abanderan. ¡Música, maestros!

¡Hola chicos! ¿Cómo ha empezado vuestro 2018?

Primero queríamos agraceros el interés en nuestra música, nuestra historia y por ‘Detroit Bass Classics’ y el catálogo clásico de Direct Beat. 2018 está siendo un año muy a tope, tanto el sello como el catálogo están obteniendo un apoyo brutal y respuestas positivas de todo el mundo. Es la confirmación de que la música electrónica independiente (el vinilo en particular) sigue teniendo un lugar y teniendo peso en la industria musical.

Este año marca el 30 aniversario de la formación del grupo. ¿Cómo ha sido este viaje musical?

Todo lo que puedo decir es ¡Wow! Ha sido un viaje increíble y que continúa a día de hoy. Desde los primeros momentos de la producción, los conceptos, que nos firmasen, irnos de tour, etc. Puedo decir que hemos visto mucho. Han sido 30 años de trabajo duro y dedicación (tanto individual como colectivamente). 30 años de aprendizaje y crecimiento. Y, sin importar cómo haya cambiado el line-up de Aux 88 con los años, cada cambio ha sido una experiencia de la que hemos aprendido y una piedra más en los cimientos que nos han llevado a donde estamos hoy.

Tenéis que haber visto a muchos compañeros quedarse por el camino, dado que no muchos consiguen tener una carrera tan dilatada como la vuestra. ¿Cuál es el secreto para mantener la frescura?

Creo que el secreto de mantener la frescura es crear tu propio camino y seguirlo. Siempre hemos intentado salirnos de lo establecido musicalmente y de modo conceptual. Pero lo más importante que hemos hecho ha sido “seguir con nuestro plan” sin importar lo que la industria dictase. Creo que la razón por la que seguimos en el ajo es porque respetamos al oyente y a la cultura lo suficiente para asegurarnos de seguir innovando lo más que podamos.

En diciembre lanzasteis la reedición de uno de vuestros trabajos más clásicos, ‘Bass Magnetic’, 25 años después de la publicación del original, en 1993. Muchos lo consideran electro clásico de Detroit. ¿Por qué os decidisteis por reeditar ese trabajo en particular?

Queríamos empezar la reedición del catálogo volviendo a lanzar el primer álbum que produjimos. Pensamos que era importante, desde un punto de vista histórico, que nuestro primer relanzamiento fuera el primer disco.

Esto también ha devuelto a la primera línea un sello como Direct Beat. ¿Cómo son las condiciones que enfrentan los sellos hoy en día comparado con los comienzos de techno? Especialmente con el vinilo, ¿cómo han cambiado las condiciones de prensado?

Bueno, en su momento no teníamos iPods, iPhones, mp3, internet, Facebook, etc. Así que teníamos que confiar en la promoción manual, enviar promos por correo ordinario, galletas blancas, envío de fax y la cultura del DJ en sí. No teníamos el lujo de alcanzar a un millón de personas con un click del ratón. Así que teníamos que intentar dar lo mejor en cada release y esperar a que los resultados de las ventas para saber cómo iban las cosas.

Hoy en día, con internet y los medios digitales, puedes conectar con la gente de forma inmediata. Eso es lo bueno. Lo único es que hay millones de archivos mp3 flotando en el ciberespacio y puede ser un poco difícil cribar todo. Dicho eso, de las condiciones que afrontan los sellos hoy en día, en mi opinión, la más complicada es la saturación digital y en redes sociales. En cuanto al prensado de vinilos, eso siempre ha sido algo consistente en nuestra cultura. El vinilo nunca se fue, solo ha sido reintroducido a una nueva audiencia.

Hablando de eso, ¿qué pensáis de la forma en la que consumimos música hoy en día? Claro que hay un resurgir del vinilo, aunque, por otra parte, con la música digital, las plataformas de streaming obtienen grandes ganancias gracias a tener el catálogo de muchos artistas y estos casi no ven ganancias. Por ejemplo, Spotify solo tiene vuestro catálogo desde 2007. ¿Hay un por qué?

Con respecto a las publicaciones digitales, tenemos nuestros propios planes. En cuanto al consumo de música, claro que las descargas digitales y el streaming dominan el mercado. Todos en el planeta tienen un Smartphone. Naturalmente los inventores de estos dispositivos y de las plataformas digitales están ahí para ganar mucho más que el sello o el artista. Para algunos puede valer y para otros no.

Hemos visto como el sonido electro está obteniendo una gran atención, con muchos grandes artistas como DJ Stingray, Helena Hauff, Special Request, Steffi o Sync 84 difundiendo el sonido para toda una nueva generación. ¿Qué pensáis de esto?

¡Pensamos que es genial! ¡Felicidades para Stingray, Gerald Donald, Helena Hauff (si nos lees, ¡llámanos, Helena!), Anthony Rother, Special Request, Juan Atkins, Egyptian Lover, Professor X, DIE, Sync 84 y todos los artistas y DJs que llevan el electro por bandera por todo el mundo. Como bien sabes, nosotros llevamos haciendo electro desde mucho antes de que se llamase electro. Es genial ver que toda una nueva generación está abanderando el sonido.

En su día, Aux 88 lo formabais Keith, Tom Tom y William Smith – quien abandonó la formación para volver años después. Ahora también está Anthony ‘BlakTony’ Horton. ¿Qué papel juega cada uno cuando tocáis en directo o en el estudio? ¿Cómo es vuestro proceso?

El proceso es sostenible, y nos divertimos mucho estando juntos. Como bien dices, con los años el line-up ha ido cambiando varias veces y por diferentes razones – podéis ver los detalles en el documental Aux. En cuanto al estudio, es diferente cada vez que vamos, nuestra perspectiva es orgánica, estemos todos en un estudio presencialmente a la vez o si cada uno está en su propio estudio. Es difícil decir algo específico sobre nuestro proceso, tan solo es algo que funciona.

¿Qué tan difícil es hacer un directo como el vuestro?

Llevamos tocando juntos desde 1984. De hecho, es la parte más divertida del negocio musical desde nuestro punto de vista. Nos encanta tocar en directo, así que montar el espectáculo es siempre divertido y emocionante. Actualmente estamos en las primeras fases de programar el tour Direct Beat Classics Live Tour, con los cuatro miembros actuales de Aux 88: Posatronix, TomTom, K-1 y BlakTony. ¿Complejo? Sí. ¿Difícil? No, porque nos divertimos mucho.

Sabemos que sois maestros de la manipulación de la TR-808, una máquina legendaria. Hemos visto como en los últimos años su sonido se ha democratizado gracias a las emulaciones y al lanzamiento de la gama Aira de Roland. Ahora oímos como la usan – y abusan de ella – en muchos géneros. ¿Qué pensáis de todo esto?

La democratización de esta máquina y su paleta sonora era algo inevitable. Se ha convertido casi en el estándar de la música actual en general. A pesar de que usamos varias máquinas, es uno de nuestros sonidos predilectos para casi todo.

Hace poco hablábamos con Juan Atkins sobre el reconocimiento público de los pioneros de la electrónica, ahora que el género es más conocido. ¿Qué pensáis? ¿No pierde un poco el sentido ‘underground’?

Nosotros lo vemos como algo bueno. No solo para nosotros como artistas, sino para la cultura que rodea a la música electrónica como un todo. Así que para nosotros el reconocimiento del género es algo bueno en más de un sentido. Y el hecho de que el sonido electrónico sea el centro de muchos tipos de producción hoy en día lo hace todavía mejor.

También nos contó cómo fue su primera vez en nuestro país. ¿Vosotros os acordáis del vuestro?

Nuestra primera vez en España la recuerdo por lo mucho que nos impactó la arquitectura, la cultura y la comida. La gente es genial y nos divertimos muchos. Pudimos pasear por toda la ciudad y nos prendó la experiencia. Nos lo pasamos bien y nos llevamos grandes recuerdos.

Este mes de marzo estaréis visitando Madrid otra vez, para el Cats Concerts Electronics. Es vuestra primera vez desde 2011. ¿Qué cambios podemos esperar en vuestro show desde entonces?

Madrid es genial. Por lo que tenemos entendido la escena siempre ha sido fuerte y esperamos ver a mucha gente, disfrutar de Madrid y de nuestros amigos.

En esa actuación os acompañó Erika Tele en los visuales. Esta vez, ¿cómo será? ¿Qué tan importantes son los visuales para vosotros?

Sí, llevaremos visuales. Son muy importantes para nosotros. Somos un grupo cuyas actuaciones giran en torno a conceptos, así que los visuales nos ayudan a expresar mejor esas visiones en nuestro directo.

Vuestro último gran trabajo – además de ‘Black Tokio’ de 2010 – fue vuestro documental de 2015 ‘Our AUX Minds: Portrait of An Electronic Band’. ¿Qué tan difícil fue hacerlo?

Fue un proyecto enorme. Nos llevó más de tres años el completarlo. Entrevistamos más de 150 artistas de todo el mundo, juntamos incontables horas de película, pusimos banda sonora, editamos, hicimos contratos… Pero todo valió la pena. Estamos muy contentos con el trabajo final.

¿Cuándo podemos esperar oír nuevos trabajos por vuestra parte?

No os podemos decir nada especifico en el tiempo, pero os puedo decir que estéis atentos, porque sacaremos algo muy especial (guiño, guiño).

¿Qué otros planes tenéis para 2018?

Nuestros planes para 2018 incluyen más tours, continuar publicando clásicos de nuestro catálogo y también estamos trabajando en una nueva línea de merchandising. Además, planeamos juntarnos con promotores y DJs de clase mundial (como algunos de los que hemos mencionado en este artículo) para ampliar nuestra agenda, nuestros contactos y todas las personas con las que trabajamos.

¡Muchísimas gracias por vuestro tiempo, chicos! ¡Ha sido un placer!

¡A vosotros!

* Extraído de DJ Mag Es 086