Kryder nos presenta una de sus recetas preferidas. Espetos a la brasa.

Foto: Nouvelle Playa

PREPARACIÓN

Encended la barbacoa con la madera de olivo y esperad a que se hagan brasas.

Poned las sardinas en el cubo con hielos durante aproximadamente 30 minutos para endurecerlas (este truco me lo dio uno de mis expertos amigos malagueños).

Sacadlas las sardinas del hielo e insertadlas con cuidado en los pinchos, por la espina, haciendo que estén una al lado de la otra, tocándose, para que se cocinen de forma igualada (un espeto está hecho con hasta seis sardinas).

Echadles sal en abundancia por ambos lados y clavad las brochetas a unos centímetros en frente de las brasas, preferiblemente contra el viento para que el fuego no las queme.

Debería llevar, aproximadamente, de unos 3 a 5 minutos que estén cocinadas. La clave está en mirar que los ojos se pongan blancos y la cola se ponga amarilla. Cuando ocurra esto, dadles la vuelta una vez para que se cocine el otro lado. Cuando se hayan echo, exprimid un limón por encima y coméoslas con los dedos.

La primera vez que comí espetos fue hace unos años, cuando me mudé a Málaga o Malifornia – como la llamamos ahora (risas) –. Las como todas las semanas y siempre espero a terminar un tour para poder comerme unos espetos frescos y una cerveza bien fría en mi chiringuito de playa favorito, MariCarmen Casa Playa.

¡Gracias a Victor Castizos y Salva de MariCarmen Casa Playa!