Francisco Suárez nos habla sobre su trabajo en este Sónar 2018, en el escenario SonarDôme.

En esta edición de Sónar, 14 años después de iniciar esta fructífera colaboración, se alinean las fechas y el 20 aniversario de la reputada institución musical itinerante, Red Bull Music Academy, coincide con la celebración de los 25 años del festival catalán. Una doble celebración que, sin duda, marca las pautas a la hora de diseñar la línea artística del escenario que RBMA comisaría dentro de este evento, un showcase que cada año se centra en mostrar al público una selección del mejor talento que ha pasado por la última edición de cada Academy y que, en 2018, focaliza todos sus esfuerzos en representar la herencia artística y multicultural que RBMA ha construido durante 20 años.

Con muchos meses de antelación, prácticamente al finalizar la edición de 2017, comienza el proceso de conceptualización artística. ¿Qué es RBMA? ¿Cuál ha sido su contribución a la escena durante éstos 20 años? ¿Cuáles son los valores que nos identifican y representan? Éstas y muchas más, son algunas de las preguntas encima de la mesa a la hora de dar forma a una programación que quiere escenificar la diversidad sonora y geográfica de la Academy y el espíritu de colaboración y transversalidad que ha marcado su evolución. Asia, África, Europa o América. Del ambient al Detroit techno pasando por las mil formas de la electrónica experimental, el Chicago house, las nuevas coordenadas del pop y el hip hop o el jazz. El espectro sonoro debe ser lo más amplio posible en una programación que representa a una institución que nunca ha entendido de etiquetas o fronteras.

El formato es otro de los parámetros que sin duda debe ser tenido en cuenta a la hora de programar. La representación de la performance ha evolucionado constantemente a lo largo de estos años y muchas de sus diferentes formas deben tener cabida en SonarDôme, el live act (Rainforest Spiritual Ensalevement o Chloe SloMo live) y el formato banda (Alex Silva live band o Emma-Jean Thackray), la performance radical (SOPHIE) o el espectáculo audiovisual (Kode9 x Koji Morimto o Nick Hook x Dj Earl), la figura del MC (Dabrye x Mc Kadence o Big Menu & Friends) o el dj set puro (Tony Humphries pres. Revolutions On Air Dj set). Diferentes representaciones y formatos con los que cada artista o propuesta se autodefine.

Y es dentro de todo este contexto, donde surgen las innumerables ideas y propuestas, donde se inician los contactos con artistas de cara a presentar en SonarDôme proyectos especialmente concebidos para representar ese espíritu de colaboración entre alumnos marca de la casa con propuestas como las colaboraciones entre Suzanne Kraft y Jonny Nash, Clip y Cora Novoa, Larry Gus y Mr Statik o Daredoorian y Kate NV. Formatos colaborativos que implican meses de desarrollo hasta su presentación y puesta en escena, y que contrastan con otra forma de colaboración, el back 2 back, y que en SonarDôme estará representado por duplas como Dj Stingray x Mumdance o Violet x Photonz.

Un proceso largo y constante donde decenas de ideas se ponen sobre la mesa y se contraponen a los diferentes factores (tiempos, presupuestos, compatibilidades) que muchas veces surgen en los procesos de dirección artística y booking. 20 años comprimidos en 3 días.

* Extraído de DJ Mag Es 089