Sello: Seeking The Velvet.

Dejando de lado, solo en parte, el espectacular y apabullante estado diyéistico, por el que atraviesa durante estos últimos tiempos, la gallega Cora Novoa nos sumerge en las lides de un nuevo álbum -publicado en su propio sello y plataforma arty Seeking The Velvet- que, sin duda, nos ofrece una nueva y expansiva dimensión musical de una artista dotada de un sentido, una sensibilidad y un talento diferente y gigante. Este »Fight Love Faith» no es solo una colección de nuevos temas que deambulan entre el soul-tech, el broken beat y el pop sintetizado, cuenta con una infrahistoria tan rica, enigmática y apasionante que casi es mejor que permanezca oculta, solo al alcance de unos pocos privilegiados. Mucho Roland, un permanente halo underground y esos sintes que evocan a los 80 y a los 90; reminiscencias sonoras de su querido Berlín, pero también de su no menos amadas Barcelona y su Galicia natal, que duda cabe. Bajo su blanco pecho late un corazón negro a 120 bmps. A la hora de destacar temas, lo tengo claro: »Transmutation feat. Tom Havelock», »Over & Done» y »XIV» son incuestionables obras maestras de ese techno melancólico y sofisticado pero necesariamente clubby, muy en la onda de Factor City o de sus íntimos amigos Henry Saiz o Marzenit. »Astro» es puro Cora Novoa, dura vs. efervescente, para bailarla y pincharla. La ya conocida »Golden Apples feat. Sam Tucker» es una delicia de pop soulero y electrónico que destila clase sureña desde el primer beat. Todo ello, además de las correspondientes, orquestales y bellas puertas de entrada y salida -»Janua Inferni»- y »Janua Coeli»-, sustancian un álbum que maravilla y fascina a partes iguales, y además se baila. Un antes y después, en la carrera de Cora Novoa y, porqué, en la historia de la mejor música electrónica.

9

Texto: Fernando Fuentes