Actuaron junto a The Weeknd.

Mucha expectación con la segunda puesta en escena de los franceses Daft Punk, que parece que solo se dejan ver en la gala de los Grammy mientras medio mundo se muerde las uñas por si 2017 será el año mágico para que vuelvan a girar por el mundo. Si hace dos años aparecieron de un blanco inmaculado junto a Pharrell y Nile Rodgers, anoche volvieron a los premios musicales estadounidenses para actuar junto a The Weeknd.

El dúo participa en el  último disco de Abel Tesfaye en las canciones »Starboy» y »I Feel It Coming». Totalmente vestidos de negro como si fueran primos de Darth Vader, los robots más famosos de la música electrónica acompañaron sobre el escenario al cantante para presentar el segundo tema.