La estafa continúa

Autor: Eduardo Pérez Waasdorp
Fotos: Lauren Murphy

Hace cuatro años hablamos con ellos cuando empezaban a darse a conocer. Este año volvemos a hablar con ellos en un año que promete ser altamente especial. Detroit Swindle vuelven a DJ Mag ES con las armas en alto y las pilas cargadas. Este 2018 marca varios hitos para el dúo holandés, entre otros el quinto aniversario de su sello, Heist. Pero uno especialmente nos tiene comiéndonos las uñas desde el año pasado, cuando anunciaron el inminente lanzamiento de su álbum. Mucha tinta ha corrido sobre ello y tanto Lars como Maarten han alimentado los rumores sobre ello en sus redes. Finalmente, esta primavera verá la luz, previo paso de un single y varios remixes de altura. Nos sentamos con el dúo de artistas para repasar su actualidad sonora y para comprobar que su estafa (por aquello de Swindle) sigue en plena marcha operativa. ¡Música, maestros!

¡Hola Lars! ¡Hola Maarten! Es un placer teneros de nuevo en la revista. ¿Cómo acabó vuestro 2017? ¿Sinterklaas os trajo muchos regalos?

Marteen: 2017 terminó genial, con una fiesta en Bar, en Róterdam, con un gran grupo de amigos. Tuvimos a Antal pinchando antes de nosotros y Makam después, así que musicalmente no podíamos perdir más. En cuanto a Sinterklaas (versión de Santa Claus en Holanda) creo que además de un Lego que fue confiscado por mi hijo, el tío realmente se olvidó de mí (risas). Pero no pasad nada, porque somos buenos dándonos regalos a lo largo del año para nuestro estudio.

¿Cómo va vuestra plataforma, Heist? Este 2018 entendemos que cumple 5 años, ¿no? ¿Alguna celebración especial?

M: A Heist le va genial. Y en efecto, este año cumplimos 5 años. ¡Deberíamos hacer algo especial! Todavía tenemos que planificarlo. Ahora mismo estamos un poco preocupados, con las preparaciones de nuestro disco, que publicaremos justo antes de verano.

¿Qué criterio usáis a la hora de seleccionar los tracks para Heist? ¿Qué necesita un productor para conquistar vuestros oídos?

Lars: El siguiente release de Heist será de Adryiano, quien os sonará de Soul Notes o Shall Not Fade. Su visión de la música es genial: cruda, pero funky, combinando pads cálidos con percusión distorsionada, samples con gancho y un poco de acid aquí y allá. Después de eso tendremos la publicación de un single de nuestro álbum y luego, el álbum en sí. ¡Mucho de lo que estar pendientes!

En cuanto a lo que necesita un productor para conquistarnos: él o ella tienen que tener un sonido personal, evitar clichés y la música tiene que ser original. No es fácil, pero es realmente necesario si uno quiere tener una publicación que signifique algo para cualquier sello, no solo Heist.

Además, hemos oído el remix que habéis preparado para el ‘Heartbreaker’ de Parker Madicine, una auténtica pasada. Nos encantan sus melodías y ese aire de ensoñación y positivismo. ¿Cómo es vuestra perspectiva en este tipo de trabajos, como edits, remixes, que son una de vuestras especialidades?

L: Sí, ¡Parker Madicine es genial! Él tiene esa combinación tan molona entre electrónica en crudo y un cálido trabajo en el teclado y los sintes. Fue muy divertido remezclarle. Cada remix empieza de forma diferente. Algunas veces ya tenemos una idea en mente y algunas veces solo empezamos y vemos por dónde nos lleva el día. Para este remix terminamos usando un pad de samples que no era demasiado prominente en el original como pieza central de nuestra mezcla. La línea de bajo del Moog y el trabajo del sintetizador fueron lo siguiente. Realmente disfrutamos haciendo remixes cuando podemos poner nuestra propia firma sonora en él y usualmente funciona muy bien.

La movida de los edits parece haber revivido últimamente, incluso con algo de polémica en torno a los copyrights… ¿Cuál es vuestra perspectiva?

M: Me gustan los edits. Al menos cuando se hacen con respeto y/o cuando tienen un concepto único. En cuanto al copyright, no creo que debamos darle demasiadas vueltas a esto. La mayoría de los sellos de edits prensan un máximo de 500 copias y no publican en digital, así que no hay un ánimo de lucro. Es una cosa underground bastante chula y lleva entre nosotros desde el nacimiento de la música house. Por otra parte, si se llega a hacer dinero entonces la gente que lo hizo originalmente debería recibir algo de las ganancias, sin importar lo duro que sea. Hay muchos sellos que buscan seriamente a los artistas originales y hacen todo lo que pueden por tener su aprobación. Si esto funciona así, realmente mola y respeto a la gente que pone su esfuerzo en darle crédito a quien lo merece.

¿Cómo es vuestro proceso en el estudio? En nuestro anterior encuentro con vosotros, en 2014, empezabais a coleccionar equipo vintage… ¿Qué habéis añadido a la familia desde entonces?

L: Nos decimos a nosotros mismos que no podemos comprar nada nuevo hasta que hayamos dominado por completo los sintetizadores que ya tenemos. No tengo claro que hayamos hecho honor a esa promesa (risas), pero entre nuestras últimas adquisiciones están un Yamaha DX-7 (que afortunadamente conseguimos tirado de precio), la Roland TR-08 y TR-09 porque son divertidas y suenan muy bien. La 707 es nueva, igual que una pequeña computadora de percusión llamada Audiothingiees Doubledrummer. Mientras hablamos, estoy echando un vistazo al estudio y veo que necesitamos más espacio. ¡Ya tenemos un par de sintetizadores que no podemos conectar!

Justo el noviembre pasado vimos como sacabais de su caja esa TR-707. ¿Qué es más caro, coleccionar sintes vintage o vinilos? ¿Cuál ha sido el equipo más difícil de conseguir?

M: Puedes perder, fácilmente, mucho dinero en ambos, pero el hardware obviamente abre un agujero más grande en tu billetera.

Es gracioso, pero el sintetizador que más nos costó conseguir no es realmente caro, pero sí que es un teclado bastante guay y raro de conseguir: el Crumar Performer. Hace tiempo se nos rompió el nuestro y lo acabamos de conseguir de nuevo. ¡Estamos muy contentos ahora mismo!

Sin embargo, lo que de verdad nos interesa saldrá luego este año: el álbum que tanto habéis anticipado. ¿Cómo ha sido el proceso? ¿Ya está listo?

L: Está listo. Casi listo. Casi, casi listo. La música está hecha y estamos trabajando en los diseños ahora. Grabamos casi todos los tracks a principios de 2017 cuando nos tomamos unas semanas libres. Fue una gran experiencia y una gran forma para poder ponernos a trabajar en nuevo material.

Sabemos el tracklist, ya que Maarten nos lo mostró en Facebook, en noviembre. ¿Nos podéis adelantar algo más?

M: No podemos dar nuevos detalles todavía, aunque creo que esa lista ya dio unos cuantos detalles. Tenemos grades colaboraciones con dos vocalistas, Lorenz Rhode (que siempre actúa con nosotros en nuestros directos) y una banda holandesa. También tenemos casi perfilados los remixes para el single y suenan genial. Uno es de un artista parisino muy famoso cuyo nombre no podemos mencionar y el otro es de un dúo revelación de EEUU.

¿Qué hay de vuestro live set? ¿Cómo es vuestra configuración actual y cuál ha sido el mayor reto a la hora de ponerlo en marcha?

L: Estamos trabajando en nuestra nueva configuración donde podamos ponernos todavía más a prueba. Probablemente nos llevemos todavía más aparatos porque es realmente divertido. Los siguientes meses estaremos ensayando, probando algunas cosas especiales y buscando la forma de presentar el álbum de una forma interesante sobre el escenario para festivales y eventos del estilo

Cambiando de tema, ¿qué hay de nuestro país, España? Venís mucho por aquí, bien sea a los eventos Off Sónar, ahora acabáis de venir a Astin en Barcelona, Valencia o Madrid. ¿Qué os parece nuestra escena?

M: ¡España está cambiando! El house y el disco están consiguiendo mucha más atención. Nuestra última vez en Madrid tocamos un set totalmente de disco y afro durante cuatro horas, y en Nitsa tocamos todo, desde vieja música nigeriana hasta acid, house y disco clásico. Había un gran ambiente en la sala y realmente podías ver a la gente disfrutando la diversidad en la música.

También os hemos visto en Ibiza alguna vez. ¿Qué opináis de la isla?

L: No lo tenemos muy claro con Ibiza. No creo que sea un lugar perfecto para lo que nos gusta tocar, pero estoy seguro de que hay grandes fiestas en la isla. Nos gusta más Croacia y el ambiente que se desarrolla allí durante el verano, con festivales como el Dimensions, SuncéBeat o Dekmantel Selectors.

Viajar tanto debe ayudaros en vuestra labor de diggin… ¿Cuánto tiempo le dedicáis a buscar nuevos discos? ¿Qué criterio seguís cuando no podéis escuchar un disco?

M: Siempre que podemos visitamos tiendas de discos locales y algunas veces solo con una hora en cada tienda es suficiente. Comprar a ciegas es algo que solo hacemos cuando conocemos el disco o cuando el sello o artista es realmente especial para nosotros.

También hemos visto como los streamigns se han convertido en algo grande, sea en eventos como Boiler Room, como el que hicisteis en Madrid hace dos años, o en eventos regulares como los de Red Light Radio. ¿Qué tan importantes son este tipo de eventos para los artistas? En el futuro, ¿creéis que serán más importantes que hacer música propia?

L: Es difícil de decir. Ahora mismo hay tantas opciones para los streamings que el mercado se ha saturado un poco. Vuestro feed de Facebook seguramente esté tan lleno de streamings ahora mismo que ya han dejado de ser algo novedoso y el interés de ver algo depende más y más en el emisor, como Red Light, Le Mellotron, The Lot Radio y más. Si consigues tocar en alguno de esos sitios es definitivamente algo bueno para ti.

Hablando de Red Light… Ámsterdam se ha convertido en una especie de Meca para el house underground de calidad y la música techno durante los últimos años, gracias a la labor de tiendas como Rush Hour, festivales como el Dekmantel, ADE o artistas como Antal, San Proper o vosotros… ¿Cuál creéis que es el futuro de la ciudad?

M: Ámsterdam está consiguiendo mucha atención gracias a instituciones como Rush Hour, el trabajo de los chicos de Dekmantel o el de nuestro alcalde de la noche y todos los DJs que tenemos aquí. Tenemos una oportunidad de establecer un estándar en el mundo del clubbing, de explorar nuevas formas de experimentar la música y podemos hacerlo con un público que es realmente abierto de mente. Creo que deberíamos estar muy orgullosos de nuestra escena aquí y al mismo tiempo seguir mirando al futuro para hacer mejores fiestas, dar más espacio a los nuevos talentos e intentar llegar a públicos más diversos.

Con toda la mezcla de culturas y apertura de mente de la ciudad, ¿Detroit Swindle sería posible fuera de Ámsterdam?

M: ¡Sí, por supuesto! No somos un producto de Ámsterdam. Somos un producto de nuestras influencias. Ámsterdam es única, pero hay mucho más que música. Hay una vida tan aparte de dónde vives que quizá uno le da demasiado crédito a Ámsterdam. Es un gran sitio, pero la creatividad viene de todas partes.

Aparte del álbum, ¿qué otros planes tenéis este 2018?

L: Haremos un tour completo en directo para el álbum, probablemente algunos grandes remixes y sobre todo disfrutar de todas nuestras actuaciones y el tiempo que dedicamos a tocar, curar y escuchar música.

¡Muchísimas gracias por vuestro tiempo!

M & L: ¡A vosotros!

* Extraído de Dj Mag Es 085