El mes de abril con John Acquaviva en portada

Con la primavera a flor de piel, arrancamos nuestro cuarto mes del año con una portada a lo basto, con uno de los grandes… Pionero de pioneros, y aún gozando sin preocupación de largos periodos de semi-actividad, poco o nada tiene que seguir demostrando a una industria que le debe mucho. Cabeza pensante de proyectos como Final Scratch o Beatport, o actual protagonista principal de un fondo de inversión que se dedica al scouting de ideas innovadoras dentro del mundo de la música, John Acquaviva se ha ganado a pulso encabezar nuestra portada de abril más primaveral.

Otro de los grandes -esta vez de las reediciones de joyas olvidadas- como Andy Votel se cuela en nuestra páginas para detenernos ante la frenética actividad de su sello Finder Keepers y su reciente paso por el Independent Label Market de Barcelona. También en la ciudad condal, nos sentamos con Dj Python, en las antesalas de su actuación en el festival Mutek ES, charlamos con Moscoman, otro de los incansables diggers de Israel y nos vamos a la Fallas valencianas de la mano de Crimson Rose y Dave X, fundadores de la última comunidad hippy americana más importante, Burning Man.

En cuanto al talento nacional, éste viene representado por Ylia, la flamante incorporación como “student” a la Academia musical de Red Bull o Cumhur Jay, que se presta a abrirse en canal para presentarnos su nuevo LP -y live homónimo-, ‘Dialekt’.

Como platos fuertes –y especiales- contamos con, como siempre por estas alturas, un retrospectivo sobre la iniciativa madrileña en La Casa Encendida, Electrónica en Abril o una charla de tú a tú con Renaat Vandepape, capo y señor de un sello como R&S, que cumple 35 años como una de las disqueras más influyentes de la escena a nivel universal.

Como siempre, os contamos lo vivido en nuestro último paso por el festival barcelonés, Mutek ES, y en la primera entrega de los conciertos analógicos en Cats, con Aux 88 y Ribé live como máximos protagonistas.

A lo dicho, muchos bailes en primavera, buen otoño nos espera. ¡Nos bailamos – y leemos- en mayo!