Reunió a 10.000 personas en su fiesta Oro Viejo.

El pasado sábado se produjo en Madrid un hecho de los que muchos clubbers en la ciudad estaban esperando, la utilización de Ifema Madrid para albergar eventos de música electrónica. El encargado de abrir la veda fue Dj Nano que llevó su popular fiesta remember Oro Viejo hasta el pabellón 7 de la de esta feria y palacio de congresos internacional de Madrid. El resultado no pudo ser mejor ya que consiguió reunir a 10.000 personas para bailar al son de temas de otras épocas y donde además presentó el sorprendente espectáculo en 3D «Emoción».

En esta edición número 24 de Oro Viejo hubo 8 horas de música donde Dj Nano quiso hacer un tributo a ciudades como Ibiza, Valencia y Madrid. Por ello las primeras horas fueron comandadas por artístas de salas emblemáticas de estos lugares haciendo un repaso histórico de la electrónica de aquellos templos. Ellos fueron César del Río (Privilege), Dj Pippi (Pachá) Javier Muñoz (Space) desde Ibiza, Arturo Roger (A.C.T.V.), Kike Jaén (Puzzle) y José Conca (Chocolate) desde Valencia y Abel The Kid (Groove), Christian Millán (Sonique) y Dj Napo (Radical) como representantes de la capital.

 

 

 

 

 

 

 

 

A las 2 de la madrugada aparecía en el gigantesco escenario la cabeza pensante de Oro Viejo con cuatro horas por delante para él solo y volver a introducir a los presentes en la máquina del tiempo. Micrófono en mano, Dj Nano estaba visiblemente emocionado por la cantidad de público congregado, al tratarse de uno de los días más importantes de su vida y quiso agradecer a todos su asistencia para acto seguido arrancara un espectáculo 3D que cautivó a los presentes.

Luego se dio paso a un sinfín de mezclas a los platos, en las que se vivieron momentos inolvidables con canciones que el propio Nano ha convertido en éxitos atemporales: »Sweet Release» de Trouser Enthusiasts, »You and Me» de Orion Too, »Luvstruck» de Southside Spinners o »The Second You Sleep» de Tess, son solo unos pocos ejemplos. Cerrando la fiesta con el habitual »Lover Why» de John Wesley, el madrileño se despedía de sus fieles emplazándoles a próximas ediciones en las que el artista espera continuar haciendo historia.