Contará con un escenario principal de 10 pisos de altura y 800 luces

Dreambeach Villaricos ha sido premiado recientemente como mejor festival de música electrónica de Iberoamérica. Hoy desvela uno de sus secretos mejor guardados: el diseño del escenario principal de su 7a edición, que celebrará en la costa almeriense del 7 al 11 de agosto.

La organización levantará frente al mar un templo piramidal consagrado al baile que contará con una altura de 35 metros. Además, estará equipado con 800 aparatos de iluminación. El escenario tendrá la anchura de un campo de fútbol (90 metros) y proyectará imágenes mediante 400 metros cuadrados de pantallas LED y más de 10 millones de píxeles.

Los efectos especiales correrán a cargo de 8 cañones de CO2, llamaradas de fuego frío y fuegos artificiales. El equipo de sonido lo instalará la marca alemana d&b audiotechnik, el fabricante más prestigioso del mundo. Una gran novedad respecto al diseño de 2018 es la posición de la cabina. Los DJs estarán este año más cerca del público, con lo que las sesiones será más cálida y aumentará la interacción con la audiencia.

Los más de 25.000 dreamers que abarrotarán la explanada del mainstage disfrutarán de un espectáculo sensorial inédito en España. Pasarán por este escenario estrellas como Armin van Buuren, Steve Angello, Steve Aoki o Paul Kalbrenner, y lo harán rodeados de la instalación visual más sofisticada que se ha montado en un evento musical de nuestro país.

Este gran templo del baile levantado junto al Mar Mediterráneo es el mayor de los cinco escenarios entre los que se distribuirá la programación musical de Dreambeach: tres en el recinto de conciertos además del Brugal Stage, que albergará los sonidos EDM y Hardstyle. La Dreams Tent estará repleta del mejor techno y el Open Air estará dedicado al Drum & Bass. También habrá dos escenarios más en la zona de acampada.

+info: www.dreambeach.es