Este mes de abril nos metemos en el estudio con uno de los dúos más refinados de nuestra geografía. Directamente desde Donosti hablamos con Kino Internacional, una mitad del dúo Reykjavik 606, para que nos cuente cómo hacen magia tanto dentro como fuera de los escenarios…

Autor: Eduardo Pérez Waasdorp
Fotos: Penélope Cerezo

¡Hola, chicos! ¡Gracias por vuestro tiempo! Empecemos por el principio, ¿qué os hizo meteros en esto de la producción de música electrónica?

¡Muy buenas! Pues la verdad que desde pequeños que andábamos en la cuadrilla éramos unos yonquis de la música. Primero empecé pinchando yo y produciendo, y Borja estudiaba percusión. Después de años sin vernos por diferentes circunstancias, nos juntamos y decidimos hacer música juntos y fue todo un acierto. Somos como un buen matrimonio, nos conocemos desde pequeños y a la perfección, el equilibrio perfecto y lo mejor de todo es que nos lo pasamos de puta madre, que es lo más importante.

¿Quiénes fueron los artistas que inspiraron vuestra creatividad?

Un montón. Podríamos poner en una lista interminable desde Aphex Twin, Brian Eno, o DJ Shadow por poner un ejemplo. En realidad, siempre salen un montón de productores que nos inspiran.

¿Os acordáis de cuál fue la primera máquina que os comprasteis? ¿Y la última?

Por supuesto: yo un Korg Electribe EMX-1 y Borja un Dave Smith Tetra. Lo último, un sistema modular y Borja acaba de recibir su case nuevo y también se está haciendo uno. Desde que empezamos con los modulares ya no queremos otra cosa, aunque no hagamos feos a ningún cacharro ni seamos haters del software.

Hablemos de vuestro estudio… ¿Podéis hacernos una pequeña guía?

Ambos tenemos nuestros estudios propios, aunque luego nos juntemos y rematemos nuestros tracks juntos, eso cuando no estamos haciendo jams y grabándolas, que es nuestro modus operandi actual:

Kino Internacional: Roland Tr505, Tr606, Tr707, Tr808, Roland Juno6, Moog Subphaty, Access Virus TI2, Korg Microkorg, Elektron Analog Rytm y un sistema Modular de 12U con Metropolis, Rene, Eloquencer, Endorphines Furthrrrr generator, Quadra, Maths, Clouds, Peak, Erica Black Wavetables, Mannequins Mangrove, Three Sisters, Ripples, Rossum Evolution, Plaits, Cwejman Vca 4MX, Chronoblob, 2HP reverb, Xaoc Belgrad, Elements, RadioMusic, Mikrophonie y de FX Eventide Space y Boss Re20 Space Echo y grabadora Zoom H5N.

Borja Piñeiro: Dave Smith Tetra, Moog MiniTaur, Yamaha DX7II, Korg LP10, Waldorf Blofeld, Korg Mini MS20, Korg MS2000, grabadora Zoom H2n.

Dentro del estudio, ¿quién hace qué? ¿Tenéis alguna especialidad?

Dentro del estudio los dos hacemos de todo. La verdad es que los dos nos intercambiamos los papeles bastante, según tengamos el día y las ganas de tocar según que sinte o caja de ritmos.

Vuestro último trabajo, ‘Everything Happens For A Reason’, salió a finales del año pasado a través del sello de El_Txef_A, Forbidden Colours… Ya nos contasteis sus entresijos en un interesante diario de grabación ¿Qué os inspiró a hacer este trabajo?

Pues la verdad es que siempre estamos con ganas de hacer cosas diferentes y teníamos ganas de meternos en un estudio de verdad y grabar con un batería y no dudamos ni un segundo. De hecho, lo próximo también ira por ahí. Lo que más nos gusta ahora mismo es poder meternos con gente súper abierta y poder grabar jams, básicamente porque es lo que más nos divierte y nos pone y la experiencia de hacerlo en un estudio PRO con un técnico de sonido PRO es increíble. Lo probamos el año pasado y estamos encantados de la vida.

Consta de dos cortes, ambos súper finos, ambientales, con cantidad de matices y sobre todo orgánicos como la vida misma. Tras toda una vida trabajando con máquinas, ¿qué os llevó a usar percusión real en este trabajo?

Últimamente estamos súper enganchados a toda la movida de new jazz de Londres, gente como Mosses Boyd, Yussef Kamaal, Maisha, Ezra Collective y demás, y aunque no les lleguemos ni a la suela del zapato nos aventuramos a experimentar nuestra movida con el profesor de percusión y batería de Borja, y el disco de Forbidden fue el resultado. El hecho de añadir un batería que tenga flow hace que gane muchos enteros tu música, aparte de ser mega divertido (risas). Ya ves que el termino divertido es mega esencial en nosotros.

También sabemos que gran parte del trabajo se realizó, como nos contasteis, en los Mecca Studios… ¿qué aspectos recomendaríais de grabar en entornos como este?

Ya solo el hecho de grabar en un estudio como Mecca es la hostia, aparte de tener a un técnico como Mikel que siempre suma y mucho. El poder pasar tu música por una mesa SSL es otra liga, o grabar a través de unos buenos previos y pasar todo por el rack de efectos. No sé, cambia la película por completo, es una experiencia que recomendamos a cualquiera que haga música.

Sois tremendos coleccionistas de vinilos y tenéis un sistema modular que crece a ratos… ¿qué es más caro? ¿Coleccionar discos o módulos? ¿Os van a echar de casa pronto? (risas)

(Risas) ¡Joderrrr! ¡Esta pregunta es trampa total! Pfffff, no sé, la verdad… Tanto coleccionar discos como montarte un modular es un chorreo de pasta continuo… Pero bueno, también es un gustazo… Hay gente que se lo gasta en farlopa y nosotros lo hacemos en vinilos o módulos, que se presta más (risas).

En la electrónica ha habido una cierta tendencia al uso excesivo y casi prototípico de la síntesis modular (evidentemente no es vuestro caso)… ¿Cuál es el truco para conseguir un sonido distinguible y propio en una bestia modular?

Pues tener muy claro qué módulos necesitas, leer mucho y estudiar síntesis y sobre todo experimentar horas y horas. Parece más difícil de lo que es. También lo diré: en esta vida con ganas consigues todo.

¿Tenéis algún referente en cuanto a lo modular? ¿O alguien con quien os gustaría colaborar a rabiar? ¿Alguien con una poblada melena, quizá? (risas)

(Risas) Pues fíjate, más que con un Colin Benders, nos fliparía meternos en el estudio con Richard Devine… Pero sobre todo con Suzanne Ciani y tirarnos meses compartiendo charlas y conocimientos con ella.

¿Os habéis planteado en algún momento volver a hacer un LP? ¿O no es un formato que os atraiga?

El LP es lo primero que publicamos en 2014 y es muy probable que lo próximo sea un LP (risas). ¡Sorpresa, sorpresa!

También tenéis un directo de lo más interesante, ¿cómo es vuestra configuración?

Nuestro set up de directo es una Elektron Analog Rytm, un Yamaha DX7II, Waldorf Blofeld y el modular… Y de FX llevamos una pedalera Eventide Space y una Boss Re20 Space Echo y nuestro clock, que se encarga de que todo vaya a tempo, es un Arturia BeatStep Pro, que se encarga de secuenciar el MIDI y el CV del modular.

¿Tenéis planeado añadir más cosas a vuestro directo en un futuro?

(Risas) Pues todo depende de por lo que nos vaya dando (risas). Nunca sabes… Si nos dicen hace dos años que íbamos a ir sin ordenador y con un sistema modular a un directo hubiese dicho que ni de palo… ¡Y míranos ahora!

Pregunta incómoda… ¿cómo veis la escena nacional en estos momentos? El enorme talento que destila – El_Txef_A, Skygaze, Kresy, Pépe, vosotros, Kastil, JC, Daar, y un largo etcétera – ¿es correspondido con apoyo del público/promotores? ¿Cómo podemos mejorar como escena?

Pues pienso que la escena la deberían mejorar: primero, los promotores, organizando los eventos en sitios donde hubiese un buen sonido. Y, lo segundo: que el público fuese consumidor de música y saliese a bailar. Solo con eso cambiarían mucho las cosas, básicamente porque España está repleta de productores interesantes y con una calidad acojonante.

¿Qué otros proyectos tenéis preparados para este 2018?

Para 2018 saldrá un remix con otros grandes productores nacionales, en formato cinta. Pero de cara a principios de 2019 tenemos ya cerradas un par de cosas muy, muy interesantes y en vinilo.

Finalmente, chicos, ¿qué consejo le daríais a los productores, tanto experimentados como principiantes?

Sobre todo, que la gente se meta al estudio no a hacer tracks, sino a divertirse y a experimentar. Que disfruten experimentando, nosotros es lo que hacemos.