Una mirada al futuro

Edgar de Ramón necesita poca presentacion. El DJ y productor catalán lleva más de dos décadas trabajando duramente para hacerse un hueco en la escena. Un hueco que se ha ganado con ese esfuerzo y precocidad que le caracterizan. Criado en el seno de una familia de melómanos, Edgar supo desde muy temprano captar las buenas influencias, convirtiéndolo en un gran selector.

Ingeniero de sonido de profesión, Edgar es uno de los artistas nacionales que mejor se ha posicionado en los últimos años, bien sea con sus publicaciones en sellos de la talla de Trapez, Mindshake, Suara o Kiara, o con sus plataformas, el sello TUTU o We Love Fest.

En esta ocasión, convocamos a Edgar de Ramón para que nos cuente cómo ha estado yendo este confinamiento y cuál es su visión de futuro, con todo lo que está afectando la crisis sanitaria del COVID-19 a la industria musical en todos sus ámbitos…

Autor: Angel Manrique

¡Muy buenas, Edgar! ¡Es un placer tenerte en nuestras páginas! Cuéntanos, ¿en dónde te pillamos ahora?

¿No lo adivináis? me pilláis en casa… (Risas). Llevo aquí desde el inicio del confinamiento saliendo muy poco, solo para gestiones imprescindibles…

Empezaste el año con los preparativos y la celebración del 5to aniversario de TUTU, tu plataforma y sello discográfico. ¿Cómo fue todo?

Este año empezó genial, diría que era uno des nuestros mejores años hasta la fecha, teníamos ya varios compromisos cerrados, varias fechas en España y en el extranjero, había posibilidad de repetir el tour de Sudamérica y estábamos gestionando TUTU Show en Francia, Amsterdam y Londres, además de la OFF Week en Barcelona. Lamentablemente se ha parado todo. El quinto aniversario era el pistoletazo de salida, una noche para comprobar si la marca puede funcionar con artistas del sello que no sean archiconocidos y dar soporte a talentos locales y amigos de la casa, artistas de calidad como LEIX, Henna o Sergi ID. Estoy muy contento con el resultado y lo pasamos genial e hicimos un buen inicio de temporada. Justo unos días después del evento se declaró el estado de alarma y se paró todo, ¡nos salvamos por los pelos!

¿Cuál es la salud actual de TUTU?

Estamos en un momento de tranquilidad, teníamos todo el año cerrado en cuando a eventos y lanzamientos discográficos se refiere, pero con el COVID-19 se tuvo que  parar todo. El motivo de lanzar a un artista emergente en el sello, para mi, es darle visibilidad y meterlo en el line-up de los eventos de la marca, así que decidimos aplazar también los lanzamientos y reprogramar todo para que los artistas puedan tener proyección en alguno de nuestros eventos cuando salga su música.

Eres conocido no solo por tu faceta como DJ y productor, sino también como promotor bajo las marcas We Love Fest y Lovermut. Este curso está siendo especialmente complicado, ante las crisis, sanitaria y económica, derivadas del COVID-19. Primero, ¿Cómo te pilló el inicio de la cuarentena?

Nos pillo con todo el año cerrado en lo que a contratación de artistas se refiere y sin posibilidad de hacer nada hasta el momento, además sin ningún tipo de alternativa o propuesta por parte del gobierno encima de la mesa para apoyar al sector. Así que como os podéis imaginar esto es una cadena en la que muchos estamos sufriendo, artistas, agencias, promotores y servicios. Desde los promotores que no pueden hacer eventos, hasta los artistas que no pueden cobrar sus caches íntegros, yo me encuentro en varias partes e intento tomármelo con optimismo, si pasamos esto después saldremos mucho mas reforzados.

Por lo que sabemos, vives en el Delta del Ebro, una zona eminentemente rural… ¿Cómo ha sido el estar recluido lejos de una gran capital? Especialmente, dado que tienes el estudio en Barcelona…

Por una parte, vivir aquí en el Delta del Ebro, en medio del campo y la naturaleza, es lo mejor que me ha podido pasar en una situación como esta. Aquí casi no ha habido contagios, está todo muy controlado y hemos podido disfrutar de la naturaleza y el aire libre en todo momento. Pero por otra, no he podido trabajar con mi equipo y avanzar mezclas y temas que tenía empezados. He trabajado algunos temas con sintetizadores digitales, pero he echado mucho de menos mi equipo. Hubiese sido fantástico tenerlo aquí y aprovechar este tiempo para la creatividad…

En ese sentido, ¿Cómo te ha afectado el no tener tu equipo a mano? Entiendo que estabas preparando un álbum… ¿Crees que, con la suavización de las medidas de restricción de movimientos, podrás adelantar algo de ese trabajo o incluso llevarte parte del estudio a tu casa?

Sí, ha sido muy inoportuno. Este año quería sacar mi primer álbum, pero con el COVID-19 seguramente tendré que dejarlo para el año que viene. Llevo dos meses sin pisar el estudio a causa de las restricciones de movimiento. He trabajado ideas en casa, con VSTs y auriculares, pero para mí no es lo mismo. Ahora estoy trabajando analógicamente y echo de menos mi equipo. Espero que cuando podamos viajar entre regiones sanitarias pueda volver a mi estudio para terminar el álbum y futuros proyectos que tengo en mente.

Luego está el tema de las giras… por lo que sabemos, ya tenias cosas confirmadas en India, Sudamérica y en distintos países de Europa. Todo esto se ha visto frenado en seco… cuéntanos, en el aspecto psicológico de todo, ¿cómo lo has sobrellevado?

Ha sido muy duro, como tú bien dices, era un año prometedor, teníamos ya dos fechas en Grecia, donde iba a debutar, además de un tour por la India y posibilidad de repetir por Suramérica con mis marcas TUTU y We Love Fest, además de otras fechas en Alemania, Francia y por supuesto en España.  Ahora mismo esta todo en stand-by. Es un golpe muy duro para mi y todos los que trabajan conmigo, Eddy, Sam, Eze, Pipi, Fede, Andreas, Fernando… llevábamos ya mucho tiempo trabajando y de golpe se ha esfumado todo. Pero entendiendo las circunstancias, somos optimistas porque tenemos mucho trabajo hecho y después, ajustando algunas cosas, será la hora de recoger el fruto.

Un artista con tu bagaje y experiencia, ¿cómo ve el futuro ante esta nueva realidad, en la que los bolos y actuaciones han dejado de ser, de golpe, tu principal fuente de ingresos?

Creo que hay que tomarse los derechos de autor, de explotación, de imagen y de marca mucho más en serio. Hay que optar por una gestión 360 grados desde ya mismo y crear contenido online atractivo y de calidad. Además de apostar por plataformas que permiten dar apoyo directo a artistas. Aunque espero que vuelvan pronto clubs y festivales. Son imprescindibles para que todo funcione.

Está claro que la industria musical ha vivido varios cambios importantes en la forma en la que rentabiliza el trabajo de los artistas. Me refiero… al principio de la industria discográfica, y durante muchos años, la venta de discos fue la principal fuente de ingresos de los artistas. Luego eso cambió y la monetización giró en torno a las actuaciones en vivo. Con la aparición de plataformas de música en streaming (Spotify, TIDAL, etc), está claro que se venía un nuevo cambio en la forma de consumir música, que quizá ha acelerado el COVID-19. ¿Cómo lo ves tú? ¿Cuál crees que pueda ser el siguiente paso? ¿Realidad virtual, realidad aumentada?…

Veo la realidad virtual y aumentada como un complemento para una actuación en vivo, pero no como algo que pueda reemplazarlo. Creo que las actuaciones en vivo son imprescindibles y lo serán mientras se puedan llevar a cabo. Lo que sentimos cuando estamos juntos en un club, bailando, tocándonos, compartiendo, la energía que se palpa en una buena sesión… Esa presión y conexión con el público surge porque estamos juntos e interactuamos entre nosotros. Eso no lo podrá sustituir ninguna realidad virtual. Son cuestiones extrasensoriales y vivencias que son muy difíciles de conseguir solo con unas gafas, dispositivos o sensores. Es como magia y no siempre surge, no es algo matemático y no creo que puedan llegar recrear esa sensación. Aceptaría y me encantaría una sensación “virtual” parecida sino existiera la original, no se pudiera llevar a cabo o no la conociera… pero ese no es mi caso.

Como promotor de We Love Fest y Lovermut, ¿cómo de factible ves poder hacer algo este año? ¿Incluso con aforos reducidos?

Lo veo poco factible, al menos hasta final de año. Sin ninguna ayuda del gobierno no es posible realizar los eventos con los aforos que están permitidos ahora mismo.

¿Crees que las medidas de sanitización de los espacios van a cobrar una renovada importancia? ¿Qué crees que se podría hacer?

En un futuro inmediato si, creo que se podrían adoptar medidas como el control de temperatura, el uso de aplicaciones móvil que permiten controlar quien ha pasado la enfermedad y quien no, uso de máscaras y guantes, respetar las distancias, controlar el aforo por espacios limitados dentro del recinto, túneles de desinfección de entrada y salida, uso de barras y cabinas que cumplan con las distancias de seguridad, etc. estas medidas deberían ir subvencionadas, al menos una parte, para que el evento sea factible.

Por otra parte, este COVID-19 también ha traído consecuencias positivas para muchos. Evidentemente el ritmo que llevaba el mundo era insostenible y este parón obligado ha ayudado a muchos a reconectar consigo mismos y con sus seres queridos. ¿Cómo lo has experimentado tú, especialmente siendo padre de dos niños pequeños?

Yo nunca había podido pasar tanto tiempo con mis hijos y con mi mujer. Ha sido increíble. Aparte de mi actividad como DJ, promotor y productor también hago otras actividades, y cada domingo me elaboro un calendario con todo lo que tengo que hacer a la semana siguiente, hora a hora, para poder tirar adelante con todo. Incluyo allí también el tiempo para la familia. Ahora con esto he podido trabajar desde casa y dedicar más tiempo a estar con ellos. Hemos reconectado, la unidad familiar esta mucho más relajada, todo es más pausado, hay menos estrés, mas armonía y estamos en sintonía entre nosotros y con la naturaleza, siempre debería ser así. Filtrando los actos y centrándose en menos cosas, uno llega a las mismas metas de forma mas rápida y con menos estrés.

Luego está el tema de los sets en streaming por las diferentes plataformas. ¿Ves alguna forma en la que los artistas puedan utilizar esta herramienta para hacer dinero? ¿O crees que se trata más de una herramienta de visibilidad?

Creo que es una herramienta de visibilidad y en la que se puede hacer dinero a la vez, si se hace controlando los derechos de autor y explotación, u ofreciendo contenido exclusivo a través de plataformas de apoyo directo a artistas, como por ejemplo Patreon.

¿Cómo podemos filtrar la cascada de propuestas que hay cada semana?

Desconectando y no viendo ninguna… creo que lo mejor es investigar. Lo que esta pasando nos esta diciendo que bajemos el ritmo y replanteemos el concepto de explotación y la industria. No que sigamos haciendo lo mismo que antes con otro medio. ¡Hay que apostar por el buen hacer, el respeto y el equilibrio! Menos es más.

Imagino que, como todo el sector de la cultura, has echado en falta más medidas de apoyo directas por parte del Gobierno… ¿Qué medidas opinas que son las más esencial y apremiantes a corto plazo?

Justo de eso estuvimos hablando hace poco los miembros de Aprocumuse. Estamos creando una asociación para poder ser más fuertes de cara las instituciones, esto es una cadena. Hay que actuar en varios puntos para que todos podamos sobrevivir, pero activar los eventos sería lo prioritario (bajo mi punto de vista), siempre cumpliendo las medidas de seguridad, por supuesto.

Todos sabemos que las limitaciones de aforo que ofrece el Gobierno son totalmente inviables para cualquier festival, pero ¿y si el gobierno nos facilitara los protocolos, servicios y estructuras para poder ampliar el aforo cumpliendo con las medidas de seguridad? ¿Cómo? Limitando y controlando el aforo por zonas, facilitando túneles de desinfección a la entrada y salida, con un control exhaustivo en la puerta, con el uso de aplicaciones que permiten controlar quien a estado infectado y quien no, como en otros paises y con muchas otras medidas que se podrían adoptar y no se están ni tan siquiera poniendo encima de la mesa.

Si el Gobierno se hiciera cargo de estos protocolos, estructuras y servicios creo más de uno se plantearía hacer el evento aunque sea mucho más complicado y costoso. Y eso permitiría generar empleo para artistas, agencias, promotores y servicios de nuevo. Sino deberemos esperar hasta que salga la vacuna, pero muchos no podrán aguantar tanto tiempo.

¿Crees que a medida que la desescalada vaya siendo más posible y que se puedan empezar a hacer eventos, que en cierta medida la escena local volverá a tomar un papel relevante, como al principio? ¿Crees que puede ser solo un espejismo? ¿Qué podemos hacer para que los cambios perduren y no volvamos a la burbuja en la que se vivía?

Yo siempre he apostado por la escena local en mis eventos y es imprescindible que exista para que haya una “escena”, pero para que esto perdure habría que cambiar el modelo de explotación del negocio y enfocarlo hacia el colectivo, los conceptos y las marcas. Eso es muy difícil en un mundo en el que se apremia los logros individuales y se están vendiendo ídolos delante de masas continuamente. Aunque hay algunas marcas que lo están haciendo muy bien la verdad.

Las restricciones de movimiento entre países también se verán reducidas en el futuro más inmediato. ¿Qué podemos hacer para fomentar el turismo musical a nivel nacional?

Pues creo que fomentar y potenciar el producto nacional y local en el que a artistas y marcas se refiere. Sería lo primero. Aunque eso ya se tendría que haber hecho hace mucho…

Finalmente, Edgar, ¿Qué proyectos tienes reservados para 2020? Imagino que intentarás pasar todo el tiempo que puedas en el estudio…

Bueno, dadas las circunstancias del parón global, si este año puedo terminar el álbum, acabar de construir mi nuevo estudio aquí en el Delta del Ebro y salvar alguno de los tours y eventos que tenía cerrados, ya me daría más que por satisfecho…

¡Gracias por tu tiempo, Edgar!

¡A vosotros!

*Podéis seguir a Edgar de Ramón en: http://edgarderamon.com y https://www.facebook.com/edgarderamon/

*Extraída de DJ Mag 113