Una década de rave

Autor: Angel Manrique
Fotos De Prensa: William Worrell

Este 2019 ha marcado un año muy especial para una de las marcas más queridas y respetadas del panorama electrónico internacional. FUSE, la criatura del británico Enzo Siragusa, iniciaba un frenético año aniversario a finales de 2018, que le ha llevado por toda Europa y Norteamérica, llenando y creando experiencias en cada una de sus paradas.

Enzo, un trotamundos, lleva curtiéndose en la escena de clubbing desde hace más de 20 años. Hace 10, ideó el concepto de FUSE, una fiesta semanal que se desarrolló en la complicada escena londinense. Con los más humildes orígenes, FUSE siempre se caracterizó por su carácter inclusivo y por su estricta política de puerta, consiguiendo crear un ambiente realmente único y especial de fraternidad y buen rollo entre todos los asistentes.

10 años después, FUSE e inFUSE – su plataforma satétile – son una fuerza importante dentro de la escena, además de una de las plataformas discográficas más en forma de los últimos años. Justo antes de ponerle broche de oro a este año de tour, en el ADE, nos sentamos con Enzo para hacer balance de estos años, de presente y, sobre todo, del futuro de sus proyectos y de la escena.

¡Hola, Enzo! ¿Cómo estás? ¿Dónde te pillamos?

¡Estoy muy bien! Me pilláis en mi casa, en Manchester.

¿Cómo ha ido tu verano? ¿Y tu año? Especialmente, después del tour por los 10 años de FUSE que empezó el año pasado…

La cosa ha sido muy frenética, especialmente después del tour por los 10 años de FUSE, que ya llega a su fin, justo durante el ADE.

FUSE es tu criatura. ¿Cómo describirías, en pocas palabras, la resaca que os ha dejado estos 10 años de fiesta?

Ha sido un año muy loco. Hemos estado celebrando algo importante para la marca, sus 10 años, y además de eso hemos sacado dos álbumes, uno en solitario y otro colaborativo. En verdad sí que tenemos un poco de resaca, porque hemos hecho mucho en un año, hemos viajado mucho… y yo, en solitario, igual. Ahora mismo estamos asimilándolo todavía y ¿ahora a dónde vamos? ¡A dormir! (Risas)

¿Cómo descubrirías los inicios de FUSE? ¿Qué tan difícil fue hacerse hueco en la escena londinense de la época?

Hubo mucho trabajo duro en los primeros años, porque Londres es muy competitiva, hay mucha oferta de ocio en la ciudad. Fue difícil, pero ahora, cuando echo la vista atrás, lo veo como algo positivo porque tuvimos que ganárnoslo y eso no es algo malo.

Al principio hacíamos el evento todas las semanas y como resultado de eso aprendimos muchos, ganando mucha más experiencia que otros promotores de Londres, que celebran su 10mo aniversario habiendo hecho 20 eventos. Nosotros hemos hecho cientos y cientos, quizá ya hayamos pasado la marca de los 400 eventos.

El aniversario lo redondea la publicación de los dos volúmenes de A Decade of Rave. Con la importancia que tiene la cultura rave en la filosofía de FUSE y en tu desarrollo artístico, la primera entrega era un álbum en solitario y la segunda, que se presenta ahora, trae los trabajos colaborativos junto a Rich Nxt, Seb Zito, Rossko y Archie Hamilton. ¿Qué tan difícil fue hacer la selección de tracks en ambos trabajos?

Con el álbum en solitario fue más difícil, porque he hecho mucha música en los últimos tres años y sigo teniendo mucha sin publicar. Al final, cuando haces un álbum quieres hacer un trabajo que tenga sentido, quieres que la gente escuche algo que tenga un inicio, un nudo y un desenlace, como en un DJ set.

Con las colaboraciones fue más fácil, porque ahora estamos todos tan ocupados que encontramos menos momentos para sentarnos en el estudio juntos, por lo que había menos tracks de donde elegir. Algunas de ellas, como la que hice con Rich, tiene cuatro años. Todos hacemos música para pinchar nosotros, somos DJs principalmente.

Todo el mundo coincide en que FUSE siempre se ha caracterizado por su ambiente diverso y amigable. ¿Cómo habéis sido capaces de perpetuar esto en las fiestas, con el paso de los años?

Es algo que siempre ha sido muy importante para nosotros. Durante 8 años no vendimos tickets para nuestro evento y lo que hacíamos era, cuando la gente venía a la puerta, hacíamos la selección allí. Así nos asegurábamos de tener un público equilibrado. Pero esto no lo inventamos nosotros, eso llevaba siendo así en Londres hace mucho tiempo.

De hecho, yo me acuerdo cuando salía siendo joven que uno nunca sabía si le iban a dejar entrar o no, porque tenias a alguien en la puerta que se aseguraba de que no hubiese nadie que pudiese causar problemas, con la actitud equivocada. Adoptamos esa política de puerta y éramos un poco parte de la cultura anti-VIP. Mucha gente venía a la puerta y pedían mesas. Y nosotros amablemente teníamos que decir que de eso no teníamos. Incluso llegaron a venir futbolistas y no les dejábamos pasar, incluso de la Premiere League.

También hubo gente muy famosa que venía a pasárselo bien, no querían ser molestados, pero venían y pasaban desapercibidos entre el público. Sabían que podían venir a FUSE y nadie les iba a molestar porque la atmosfera no era para eso.

Y cuéntanos, ¿qué tiene de especial Village Underground para la familia FUSE? ¿Cómo lo describirías?

Es un espacio grande e intimo para hacer raves (risas). Así lo sentimos. Hay gente que me pregunta si es un club grande y yo respondo que no. Caben unas 850 personas, eso no es demasiado grande. Lo que pasa es que se siente grande por el techo alto, pero es íntimo, te sientes muy conectado con el DJ. Además tiene un sonido genial.

El 10mo aniversario terminará en ADE, justo antes de la celebración del 11avo año entre nosotros. ¿Cómo ha ido el tour?

¡Ha sido genial! En general, aparte de Europa e Ibiza, no hemos ido a muchos sitios con FUSE. Pero llevarlo a sitios como Space en Miami y ver la reacción del publico allí, o Los Ángeles, para mí fue muy especial. Nuestra música y sonido ha llegado lejos. Para algo que comenzó siendo muy underground, nunca supe con seguridad a cuanta gente estábamos llegando. Te hace poner los pies en la tierra, ver lo lejos que hemos llegado en estos 10 años con este pequeño proyecto, lleno de honestidad.

¿Cuáles han sido tus paradas destacadas en el tour? Imagino que el debut en Norte América y el tour sudamericano fueron importantes…

Justamente, Space en Miami fue muy especial. Y cuando hicimos la fiesta de FUSE10 en DC10, con Cuttin Headz en la Terraza, en Ibiza. Ese momento me trae muchos recuerdos que no sabría traducir en palabras. Llevo yendo a ese club muchos años y esa noche sentí algo muy especial.

Otro de tus conceptos más aclamados son los All-Night-Long que desarrollas desde 2017. Esto es algo que era normal antes, cuando los clubes tenían a sus residentes que estaban tras los platos toda la noche. ¿Por qué es importante para ti volver a esas raíces?

No sé si tu te acuerdas, pero Danny Tenaglia hacía sets maratonianos en su día y a mi me encantaba. Rollo 12 horas seguidas. Y yo iba desde temprano, me pegaba el día entero en la pista de baile hasta el último track, en ese viaje. Sentí que eso ya no se experimenta, la cultura se mueve hacia el formato festival y los DJs ahora tocan sets muy potentes, pero cortos.

Eso también está bien, pero a mi me gusta desarrollar una idea y eso es lo que quería llevar a Londres, donde tengo un público que confía en mí y me respeta. Por eso sentí que podía hacer esta fiesta, aunque no estaba seguro de cuánta gente vendría a la primera, al final me llevé una grata sorpresa viendo que habíamos vendido todo (risas). Además, lo hicimos un viernes por la noche y meter a 1000 personas en un sitio en Londres, un viernes no es tarea fácil. Fue realmente increíble. Ahora mismo estamos en un momento en que la música se ha vuelto un consumible más, viene y va en esta era digital. Y los DJ sets están empezando a copiar esa tendencia.

Cuando un DJ entra en una sala, ahora lo que manda es la energía, ya no importa el ánimo de la gente. Antes había más sentimiento en la música, más allá de un gran break y efectos. Por eso pienso que la gente responde mejor a este tipo de DJ sets, más largos.

Otro lugar que tiene un gran significado en tu carrera es España y, en concreto, Barcelona e Ibiza. ¿Recuerdas tu primera vez en nuestro país?

¡Claro! Tenía 18 años, en el 96, y fue yendo a Ibiza. Desde entonces, no me he perdido ni un solo año la temporada. He vivido muchas veces allí y es un lugar muy especial para mí. Allí fue donde me enamoré del house, porque antes yo solo escuchaba hardcore, jungle y d&b. En Ibiza fui a Manumission y Privilege, y eso me marcó. Luego fui a Space y me pegué todo el día allí. Mi mente se abrió de golpe. ¡Adoro ese lugar!

Hace poco te mudaste de Londres a Manchester. Entiendo que estás haciéndote un estudio y tu familia se ha mudado. ¿Por qué tomaste esta decisión?

Fue básicamente por la familia. Me he hecho mayor, ahora tengo hijos y mi mujer es de aquí. Así que al final tuve que tomar una decisión. Vivo mi vida entre aviones y clubes, por todo el mundo, y la vida no se trata solo de trabajar. La familia es lo primero y nos mudamos para estar más cerca de los nuestros, tener el apoyo necesario, para que cuando yo esté fuera trabajando, mi familia tenga todo lo que necesita.

¿Y cómo lidia tu familia con el hecho de que estés fuera tanto tiempo? ¿Y cómo lidias tú con estar lejos de ellos? Ahora que los problemas de salud mental derivados de la industria son un tema del que se puede hablar más abiertamente…

Yo vengo de una familia con lazos muy fuertes. La cultura italiana está en mi sangre y mi herencia. Eso me enseñó a que es importante tener el equilibrio adecuado en mi vida. Ha habido momentos en mi carrera oscuros y difíciles, especialmente en una industria donde todo parece divertido y no piensas demasiado en las consecuencias de pasarte con la fiesta, no dormir y que tu salud se resienta.

Hace unos años lo pasé mal y tuve que parar y pensar en todo esto, porque al final te das cuenta de que el daño te lo haces tú mismo y que la que sufre es tu familia. El estrés, trabajar demasiado, demasiada fiesta y, en resumen, no respetando tu cuerpo y lo que te pide. Ahora soy más consciente de eso y más ahora, que tengo dos hijos que son mi mundo.

Durante los últimos 10 años, no solo ha crecido FUSE, sino también tu perfil como selector. Desde tus años de jungle, hardcore y d&b, a la actualidad, ¿Qué es lo que más te enorgullece de tu trabajo y de este viaje?

Estoy orgulloso de todo. Me encanta lo que hemos conseguido con la marca, pero no solo soy yo. Hay todo un equipo de gente detrás que cree en el proyecto y que ha sido parte de él desde el principio. Ellos también han sido capaces de crear todo esto y lo han llevado donde está.

Para mí, personalmente, siempre he adorado ser DJ. Hacer esto es lo único que he querido hacer en mi vida y encontrarme en la posición de hacer esto para vivir, y encima poder inspirar a otros, es un regalo. Estoy muy agradecido de poder estar en mi posición.

¿Cómo ves el futuro? Especialmente teniendo en cuenta la siempre complicada relación entre la cultura de club y la sociedad en general…

Creo que estamos en un momento interesante. El mundo en el que vivimos es mucho más abierto y accesible. Cuando yo empecé en esto, cada tienda de discos tenía música diferente y la única forma de conseguir cierta música era ir a esa ciudad, a esa tienda en particular, porque tenían los derechos de importación de tal o cual país. Ahora todo está abierto y es algo que hay que aceptar. Es lo que hemos hecho con FUSE e inFUSE, que antes era casi todo vinyl-only. Decidimos buscar a una audiencia mayor.

Hoy en día los chavales ya ni siquiera se bajan los temas, los escuchan en streaming. La gente accede a la música por sus teléfonos. Esa es la realidad. Y nosotros hemos decidido darles nuestra música así. Dejar que la disfruten como quieran, tan solo hay que ser consistente, constante y siento que el futuro va a estar abierto a que mucha más gente pueda meterse en esto. Y como has dicho, esta música y cultura forma parte de la vida de la gente. Ahora se puede estudiar esto y la gente empieza a verlo de otra manera. Es un momento emocionante.

¿Qué harás después de ADE y el fin del tour aniversario de FUSE? ¿Qué planes tienes entre manos?

Tan solo quiero seguir haciendo lo que hago. Quedan todavía muchos eventos de FUSE en el futuro, hemos abierto más el sello, vamos a publicar en inFUSE todos los meses, ya que es una plataforma que queremos potenciar para que sea una plataforma para todos.

Veréis más eventos de inFUSE en los que yo no esté pinchando, donde una nueva generación de artistas, así como otros ya establecidos, tome las riendas de la noche. Eso es importante para mí, porque si a mí me ha servido, quiero que también le sirva a oras personas. Creo que es importante para la escena y para lo que se está haciendo en Londres.

¡Muchas gracias por tu tiempo, Enzo!

¡A vosotros!

* Extraído de DJ Mag ES 105