“Ha sido mi mejor verano hasta la fecha”

Texto: Patricia Pareja Casalí

Francisco Allendes necesita muy poca introducción. El chileno se abrió paso en el difícil mundillo de la música hace ya varios años y, fruto del trabajo constante y de su pasión y amor por esta industria, ha ido escalando paso a paso hasta alcanzar la cima y darse a conocer como uno de los DJ de renombre del momento.

Nacido en Chile, emigró a Europa en cuanto tuvo oportunidad con el fin de poder dedicarse a la música a todos los niveles. Tras publicar su -bien conocido- Llovizna, álbum editado en Cadenza y motor que le dio el empujón definitivo para abrirse paso en la industria, y tras haber trabajado para grandes sellos como Cocoon, Cadenza, Desolat, etc., hoy en día es ya conocido como uno de los grandes representantes de la música tech house y residente de la gran marca UNITED ANTS, siendo así uno de los artistas que mejor representa el estilo de la etiqueta.

Este verano ha sido bastante ajetreado para el artista o, tal como él mismo lo define “ha sido mi mejor verano hasta la fecha”. Nos sentamos a charlar con el chileno para que nos cuente más acerca de él, de sus futuros proyectos y de cómo ha ido la temporada. Una temporada en la que no le han faltado actuaciones aquí y allá, sobretodo en la isla blanca, isla en la que consiguió desarrollarse como DJ, lugar donde ha formado una familia, donde vive su día a día y, por qué no decirlo, isla a la que el artista también guarda un enorme cariño.

¡Hola Allendes! ¿Qué tal ha ido el verano? Con tanta fecha parece que has tenido poco o nada de tiempo para descansar.

¡Hola! ¡Muy, muy bien! Ha sido un verano alucinante, la verdad, y apenas he tenido tiempo para descansar. Gracias a mi residencia en ANTS y al tour nos hemos movido mucho; hemos estado en Marbella, en Barcelona por Sónar, en Tomorrowland,… y pude pinchar un par de veces en el escenario principal por primera vez. Increíble. Por mi parte también estuve en Dreambeach, viajé a Chile, pinché en Hï en la sesión Bodyworks,…  Y, además, he sacado un nuevo disco. ¡Ha sido un verano muy movido! Diría que mi mejor verano hasta la fecha, la verdad.

Cuéntanos más acerca de ti y de tus inicios como DJ. ¿Empezaste en la industria como hobby o como vocación? ¿Algún día imaginaste que estarías donde estás hoy en día?

Claramente empecé como hobby. No tenía ninguna expectativa real de llegar donde estoy ahora. La primera vez que toqué algo de música fue en Chile medio jugando con un amigo de la universidad y empezamos a pinchar en fiestas universitarias, ya sabes; para beber, para ligar, para pasar el rato… ¡haha!. Y es algo que poco a poco me empezó a calar.

Tengo entendido además que tu primer acercamiento con la música fue el violín. Cuéntanos, ¿cómo es posible saltar del violín a la música electrónica?

¡Ah, sí! Bueno, esto fue de muy niño -como con 7 años-, que empecé con el violín, luego estuve en grupos tocando algo el teclado. Pero ya sabes, los grupos y las bandas musicales están compuestas por diversas personas y no todos tienen el mismo compromiso con la banda o la misma visión, siempre acabas en desacuerdo respecto a algo. A la hora de hacer un tema entre cuatro personas tú quieres que sea de una forma, el guitarrista la quiere de otra,… Además, cuando haces algo por hobby, no todos se lo toman en serio y no siempre nos poníamos de acuerdo para quedar, para tomar decisiones,…

En mi caso, mi visión sobre la música cambió y de hobby evolucionó a vocación. De verdad quería que esto me funcionara. Ahí fue cuando empecé a investigar más y un amigo me enseñó un software de ordenador; ése fue mi primer acercamiento con la electrónica.

A partir de ahí  pude empezar a producir, de repente podía sentarme a la hora que a mi me parecía y empezar a componer sin tener que esperar a nadie, y sin tener que ponerme de acuerdo con nadie. Yo escribía todo y el ordenador lo hacía sonar. Aunque debo decir que aquello no era electrónica como tal, era algo experimental que no se había hecho eco todavía en Chile, un tipo de música muy poco común en mi país que muy pocos conocían. Se bailaba otra música y había poquísimos clubes que pusieran ese sonido que yo componía.

¿En qué momento decides viajar de Chile a España?

La oportunidad me vino casi sin esperarla. En cuanto supe utilizar el software y empecé a conocer mejor este tipo de música, saqué un disco mío e independiente. Al parecer gustó y, por allá por 2003, me empezaron a invitar a clubes a pinchar. Justo entonces, una noche mientras pinchaba en Santiago me escuchó un DJ de Zaragoza que andaba por allí, Iñigo Oruezabal.

Al parecer le gustó mi música y, al acabar la fiesta, se acercó y me comentó que acababa de montar un estudio en Barcelona. Quería que fuera con él y que hiciéramos música juntos. Yo acababa de terminar la universidad y decidí venirme con él, hicimos muchos discos juntos, pero nunca pude conseguir mi permiso de trabajo en España. Fue entonces cuando me vi en un vaivén horrible de viajes entre Chile y España porque no podía quedarme aquí por mucho tiempo; sacamos discos en Paradigma, en Catwash, nos dieron un premio de la revista Tracks,… ¡una locura!.

Pero como nunca pude solucionar el problema con mi permiso de trabajo, tuve que volver a Chile en 2007. Por aquel entonces, y con tantos discos ya hechos, tuve oportunidad de pinchar más por Sudamérica con mi sello “Andes Music”, que formé junto a mi socio Marcelo Rosselot. Pero siempre tuve intención de volver a Europa en algún momento.

¿Hay alguna influencia chilena que te inspirara en su día y que a día de hoy continúe inspirándote?

En cuanto a artistas de electrónica, Ricardo y Luciano siempre han sido de gran influencia para mí. Cuando volví de nuevo a España allá en 2009, Luciano me ayudó mucho a darme a conocer con mi álbum “Llovizna”, un álbum que fue editado en Cadenza y que me dio el empujón definitivo para poder dedicarme a la música. Gracias a su ayuda y a ese disco pude llegar hasta aquí.

¿Crees que Ibiza ha sido clave en tu desarrollo como DJ?

Sin duda. Yo no conocía Ibiza y en 2009 llegué aquí por primera vez para el closing de Ushuaïa. Luciano justo pinchó dos o tres temas míos, la gente se volvió loca y pensé; ¡wow, qué entretenido es esto! Haha. Al año siguiente me invitaron a ser residente de Ushuaïa y fue entonces cuando por fin conseguí un trabajo seguro y pude venirme de Chile a vivir a Ibiza.

Sino, no hubiera podido venir a la isla. Gracias a ese trabajo por fin pude volver a Europa de nuevo, ¡y con mucha suerte lo había conseguido en esta isla, que es el lugar donde pasa todo! Vi todo lo que sucedía, la cantidad de contactos que podías llegar a hacer aquí,.. ¡y me quedé sin dudar! Ya llevo casi 10 años aquí. Sin duda, este lugar ha sido importantísimo en el desarrollo de mi carrera.

Andes Music” es el nombre con el que bautizaste a tu sello junto a Marcelo Rosselot, y lo abandonaste a la 6a referencia. ¿Por qué? ¿Crees que volverías a asociarte en un futuro?

Bueno, toda la vida he sido socio de Marcelo, no solo en temas referentes a la música, sino en diferentes cosas,… Y, de hecho, todavía somos socios. El sello fue bastante bien, pero después de la 6a referencia allá por 2007-2008, el mercado del vinilo estaba súper dañado y Marcelo quería convertir “Andes Music” en un sello de “solo vinilos”, y yo lo quería “solo digital”.

Teníamos esa diferencia y, bueno, simplemente dejé que se lo quedara él. De hecho, él sigue sacando solo vinilos, pero no nos discutimos ni tuvimos ninguna pelea. Es más, no descarto que en un futuro podamos seguir trabajando. Somos súper amigos, él es el padrino de mi hijo, siempre estamos compartiendo ideas, proyectos,… Le tengo mucho aprecio.

Has trabajado con Cocoon, Cadenza, Desolat, ANTS,… Mójate y cuéntanos, ¿en cuál te has sentido más cómodo?

Si me tengo que mojar, creo que la más importante para mí definitivamente ha sido la familia de ANTS. Ellos son los que más se han mojado por mí, de hecho. Me han dado un montón de espacio para mostrar mi trabajo porque, aunque tú vayas sacando discos, si no tienes una cabina donde poder mostrar tu música,… ¡no te puedes desarrollar ni tienes la oportunidad de que la gente escuche lo que vas componiendo!

A mí ANTS me ha dado las herramientas para hacer justo eso: pinchar mi música en una cabina y tener una residencia que me ayuda a seguir mostrando mi trabajo constantemente. Además, con la gran suerte de pinchar en un club como Ushuaïa (que está dentro de los mejores del planeta), haber podido irnos de tour y formar parte de carteles tremendos. Eso te ayuda mucho a desarrollarte como artista, llevo 4 años ya en esta gran marca y espero poder seguir muchos más todavía.

Llevas muchos años viviendo en Ibiza. Has formado una familia, y realmente te has formado tú como DJ ahí. ¿Crees que es verdad lo que la gente dice de que “Ibiza ya no es lo que era”? ¿Echas algo en falta? ¿Crees que el público, el turismo y / o la música ha evolucionado a peor?

Mira, yo llegué en el 2009 y lo primero que me dijeron fue “Ibiza ya no es lo que era”, ¡hahaha!. Y es la frase que se escucha cada año. ¡Pero es que es normal! El tiempo va pasando y todas las cosas van cambiando. ¿Ibiza no es lo que era, o es que uno mismo ya no es lo que era? Porque nosotros mismos también vamos cambiando, ¡es normal! Nos vamos haciendo viejos, vamos formando familias, tenemos niños, van cambiando los gustos, las cosas que haces,… ¡No sé! Yo siempre he encontrado en Ibiza un lugar maravilloso con una parte musical muy importante e interesante.

Pero es mucho más que eso, no podemos encasillar a Ibiza como algo “solo musical”, no es justo. Hay espiritualidad, hay playas maravillosas, hay gente de todos los lugares que viene aquí a buscar cosas diferentes,… Está cambiando, sí. Siempre. Todo cambia, la música también. Antes quizá podías venir a escuchar DJs que no podías escuchar en ningún otro lugar del mundo y ahora, sin embargo, ese DJ puede pinchar aquí y mañana en tu ciudad. Todo se ha globalizado. Claro que ha cambiado, no sé si para mejor o para peor, pero para mí sigue siendo una isla tan maravillosa como lo era el día que llegué.

¿Crees que Ibiza puede ayudarte a subir o hundirte para siempre la carrera? ¿Cómo crees que puedes librarte del naufragio?

Sin duda. Siempre ves mucha gente que viene aquí a intentar hacer algo y no lo consiguen. A todos los niveles, ¿eh?, también hay gente que viene con la idea de entrar en este mundo y no lo logra porque la competencia es brutal. Aquí pasa todo, están todas las discotecas, revistas, etc. Aquí puedes triunfar, sí. Pero también puedes ser uno más del montón,… y lo más fácil que te puede ocurrir es que seas uno del montón, porque las probabilidades son siempre tan bajas… Y las salas están contadas con los dedos.

Los DJ hoy en día son cada vez más, ¡todo el mundo quiere ser DJ! Yo esto lo entiendo, es una cosa entretenida y la imagen que se vende del DJ es  la de una vida que a todo el mundo le encantaría. Pero nada más lejos de la realidad, la vida de un DJ es la vida de una persona normal, con un trabajo normal, una familia, unas horas de trabajo en el estudio,… ¡Y eso hay que tenerlo muy presente! Tan solo unos pocos son los que van en jet y se las dan de lujos. Eso no es la realidad.

El pasado mes de Julio lanzaste tu nuevo single “Back and Forth” en KMS Records, un sello legendario de Detroit. Y en agosto has lanzado un nuevo EP en Rawthentic Music. ¿Qué tal crees que han sido recibidos tus nuevos trabajos? ¿Te sientes satisfecho con el resultado?

¡Sí! En cuanto a mi EP en Rawthentic Music todavía es reciente y está cogiendo fuerza, aún no puedo medir el impacto ¡pero estoy expectante de ver cómo se recibe! Se está moviendo.

En cuanto a “Back and Forth” en KMS pegó heavy, ¡lo pincha un montón de gente y me llegan un montón de mensajes! Sobretodo porque está en un sello legendario, que es el de Kevin Saunderson, uno de los papis de Detroit. Está rodando un montón, gente que nunca pensé que lo pincharía -tipo Jamie Jones o Marco Carola-, lo están pinchando… Y cada vez me llegan más reports de gente que lo está bajando en radio. Así que estoy muy, muy contento con esto. En cuanto a Rawthentic, ¡ya veremos! Está empezando a coger fuerza.

¿En qué te inspiras para componer cuando entras en el estudio?

Mi tiempo en el estudio ahora mismo es limitado, si lo puedo decir así. Tan solo puedo dedicarle algunos días a la semana entre 3 y 4 horas, no mucho más. Por este motivo no me paso la semana esperando la inspiración divina para empezar a trabajar, porque tengo un horario y si no lo ocupo, entonces… ¡no sé cuándo voy a poder volver a sentarme para dedicarle tiempo! Mi sistema de trabajo consiste, simplemente, en ir buscando melodías hasta que algo aparece. Normalmente, cuando llevo cosa de media hora en el estudio, aparece algo que me empieza a gustar cómo suena y de ahí voy tirando.

Como decía Pablo Picasso, “si me llega la inspiración, que me pille trabajando”. ¡Pues eso mismo! Si me pongo a trabajar, normalmente de un momento a otro aparece algo que me gusta, lo escucho y de ahí empiezo a crear el resto. ¡Pero no voy con ideas! Quizás alguna vez, muy de vez en cuando, llego al estudio pensando en algo pero sino las cosas empiezan a fluir poco a poco cuando ya estoy dentro. Es una manera de no limitarte, de no tener expectativa. Y de repente llegas ahí y aparece algo buenísimo.

Describe tu música en 3 palabras.

Futurista, orgánica e intelectual.

Has sido ganador en la edición 2019 de los Dj Awards en la categoría “IBIZA DJ”. Cuéntanos, ¿cómo recibiste la noticia? ¿Te esperabas ser ganador?

¡No me lo esperaba para nada! Me llamó Vicky, que me lleva el management, y me dijo “Francisco, se comunicó con nosotros la organización de Dj Awards, te dieron el premio de Ibiza DJ”. Así fue, y yo dije; ¡wow! Increíble. Porque sinceramente no lo esperaba para nada y estoy muy contento de recibir mi primera “criptonita”, que se la daré a mi hijo para que juegue haha.

Lo agradezco mucho y me pone muy contento, significa que alguien está mirando lo que hago y que la gente de la industria está de acuerdo en que yo represento algo para esta isla. Tal como te decía, la competencia aquí es muy bestia y las posibilidades de conseguir algo aquí son muy bajas. Entonces, ahora que ya han pasado 10 años desde que llegué, ser considerado y reconocido como Ibiza DJ y que me lo hayan dado sin yo pedirlo… ¡Es un reconocimiento muy grande! Estoy súper, súper emocionado.

Prefieres pinchar en un club cerrado o en un festival al aire libre? Dinos cuál ha sido tu lugar favorito en el que has pinchado, y dinos cuál es el lugar en el que sueñas pinchar algún día.

Siempre prefiero el día antes que la noche, y al día siempre o casi siempre le acompaña un espacio abierto que, para mi gusto, es mejor. La energía es otra.

En cuanto a la dimensión, si te soy sincero me da igual. Tanto un club cerrado como un festival  al aire libre tienen su encanto y me gusta cada uno a su manera. Es muy diferente, pero si tengo que elegir, la verdad,… ¡no lo sé! Me gustan ambos con sus particularidades.

Donde mejor me lo he pasado fue justamente este año en Ushuaïa, en ANTS. Es que es alucinante, la gente, el equipo, el stage, el sonido, la técnica… Todo, todo es increíble.

Y el lugar que más he odiado fue un lugar en París, una noche que pinché en un club llamado “Les Folies Pigalles”. La sala no estaba mal, pero se juntaron todas las condiciones para que fuera la peor noche de mi vida, haha.

¿Con qué artista sueñas hacer un “back to back”?

Me encantaría con Damian Lazarus o con Mathew Jonson.

¿Te imaginas algún día abandonando la electrónica para volver al rock progresivo?

Bueno, para volver al rock progresivo no lo creo. No diría abandonar la electrónica, pero no descartaría evolucionar mi música hacia otro estilo. Estoy aquí ahora tras haber atravesado un proceso por el que me ha conducido la música: la clásica, el folklore, el rock, la electrónica… Y ahora estoy aquí, en este estilo pero, ¿quién sabe? La vida es larga, va cambiando, todo va evolucionando,… Como decíamos, ¡Ibiza ya no es lo que era! Haha. Pues mi música, en un futuro, quizá ya no será como es ahora. Será diferente, ni mejor ni peor, como Ibiza.

¿Qué podemos esperar de Allendes en los próximos meses? ¿Algún nuevo proyecto entre manos? ¡Cuéntanos!

En breve, en octubre, sacaré unos remixes de re-edición de “Llovizna”, el disco de 2009 que, tal como te conté antes, fue el disco que me dio el empujón más grande en mi carrera. A raíz de ese disco yo llegué aquí, y ahora que se cumplen 10 años sacamos un CD con remixes.

Tampoco puedo hablar mucho todavía, pero habrá sorpresas. Estoy trabajando en dos discos nuevos, un remix de un tema antiguo muy conocido, y otro que haré en un sello inglés muy famoso.

También estaré pinchando en ADE, en la fiesta de Carl Cox “Awesome Soundwave”, en HALLOWANTS en Fabrik Madrid, el 1 de noviembre voy a Fabrik en Londres, el 8 de noviembre estaré también en Pacha Barcelona con ANTS,… ¡Y muchas más sorpresas!.

* Extraído de DJ Mag ES 105