Giorgia Angiuli

Redacción Dj Mag Es

En su burbuja de techno rosa

Autor: Eduardo P. Waasdorp
Foto: Jamaica de Marco

Giorgia Angiuli es un auténtico fenómeno. La artista italiana irrumpió recientemente en la escena, entrando como un auténtico huracán de color en una escena acostumbrada a la discreción de la noche. Con su particular y contundente marca sonora, creada a base de aparatos analógicos y con el elemento humano que aporta Giorgia como principal hilo conductor.

Acabando de publicar su primer largo, ‘In A Pink Bubble’, en el sello de Oliver Koletzki, Stil Vor Talent, la música y artista italiana se ha posicionado como una de las artistas de directo más cotizadas de la escena y como una de las figuras más queridas por un público que peregrina a cada una de sus actuaciones. Tras haber tenido la oportunidad de verla en nuestro país a finales de verano, en el Fort Festival de Tossa de Mar y el Playground Fest de Tres Cantos en Madrid, entre otras actuaciones, y más acostumbrados a verla en sus videos virales, nos sentamos con Giorgia para hablar de su increíble año, de su disco y de su particular perspectiva a la hora de hacer música. ¡Música, maestra!

¡Hola, Giorgia! Ahora que empieza el año, ¿qué tal fue tu 2018?

¡Hola! ¡Es un placer saludaros y por adelantado os deseo un fantástico 2019. Para mí, 2018 ha sido muy especial y lo recordaré siempre. Me han pasado muchas cosas increíbles. Ha sido la primera vez que he viajado de verdad por todo el mundo, he publicado mi primer LP y he terminado mi estudio en casa, con tratamiento acústico profesional.

Justamente, acabas de sacar tu álbum, ‘In A Pink Bubble’ en Stil Vor Talent, uno de los sellos que te ha apoyado desde tus inicios. ¿Cómo conociste a Oliver Koletzki, dueño del sello?

Sabía quién era Oliver y me gustaba su música desde hace tiempo. Hace cuatro años estaba tocando en un evento muy especial en Berlín, en el aniversario de KaterHolzig, uno de mis clubes favoritos en la ciudad, y me tocaba justo antes de Oliver. Le gustó mi show y seguimos en contacto.

Luego le empecé a mandar mis demos y antes de este álbum, había ya publicado varios EPs en Stil Vor Talent.

Le entrevisté hace unos meses y no hizo más que deshacerse en elogios hacia tu trabajo. ¿Fue Stir Vor Talent la primera plataforma a la que le mandaste el álbum? ¿O hubo otros sellos interesados?

No pensé en otros sellos porque para mi Stil Vor Talent es perfecto, es una plataforma versátil y ecléctica, que va de la electrónica al techno, y mi sonido es un hibrido. Sí, algunos sellos me pidieron hacer un álbum y muchas veces me piden que mande demos. Nunca me gustó la idea de mandar demos y, de hecho, cuando estuve pensando en mi álbum, incluso en el pasado, ya sabía que el sello correcto era SVT.

Encajo musicalmente con ellos y también me gusta como trabaja su equipo, son gente paciente y honesta y, para mí, eso es muy importante, sentirme cómoda con el equipo. Oliver es de todo menos arrogante y puedes sentir la paz que hay en su actitud, además de sus sets y producciones. Siempre me hacen sentir bien.

¿Cómo fue el proceso creativo?

Estuve pensando en crear un álbum durante mucho tiempo, pero nunca me llegué a sentir lo suficientemente concentrada y con las fuerzas necesarias. Para componer un álbum tienes que estar con la mentalidad adecuada.

Mi madre murió a finales de 2017 y, desde el cielo, su ángel me dio la inspiración adecuada. Hice este disco para mi madre, así que todo salió muy espontáneo. Es una expresión de mí en estado puro y es por lo que lo considero tremendamente sincero.

Para los títulos de los temas, hemos visto que hay varios lugares que te han inspirado, como Tulum, ‘Copenhaguen’, ‘Last Kiss In Norway’. Sin embargo, ¿cuál dirías que es el elemento común de todos? ¿Qué los une?

Como te decía, el año pasado empecé a viajar mucho y a descubrir muchos países y culturas. Compuse todos los tracks en mi estudio, en aviones, en hoteles y en la playa, y luego fui a casa y grabé todo con mis sintetizadores analógicos. En estos tracks, no he seguido para nada la tendencia del mercado, solo traduje los sentimientos que surgían en mis experiencias viajando, mezclado con los libros que leía (muchos de filósofos orientales), en forma de música.

Así que en el álbum el público puede llegar a conocerme mejor, aunque de normal toque un techno más melódico. Crecí escuchando mucho indie y música electrónica, así que puedes oír muchas influencias de mi pasado y mi presente.

Has mostrado varios fragmentos de algunos temas del álbum, posteando videos cortos en redes. ¿Qué tan importante ha sido el uso de internet como herramienta de promoción en tu carrera?

No soy DJ y solo hago directos, así que siempre me ha gustado la idea de transformar y hacer otros arreglos de mis canciones, de diferentes formas. Cuando publico un track me gusta ocuparme de todos los detalles (mezcla y arreglos), pero cuando es un directo me gusta mantener la sensación de improvisación e incluyo partes con los juguetes de mi colección.

Es por eso que hago mis vídeos con mi teléfono, para mostrar a la gente cómo un track se puede transformar y hacerlas entrar en mi colorido mundo.

Me preguntaba, ¿cómo te surgió la idea de usar el pez rosa para crear ese sonido?

Vi el pez rosa en la casa de mi primo pequeño y me encantó. Así que me compré uno e hice el video por diversión. Puse el pez en un pequeño cuenco con agua y le pegué un micrófono de contacto. Realmente me encantan los sonidos mecánicos de los juguetes, en el caso del pez, cuando se mueve en el agua, hace un sonido muy interesante y cuando toca el cristal de cuenco, y añadiendo el Resonator FX de Ableton, hace un sonido interesante. El resto fue improvisación.

No paso mucho rato haciendo los videos, solo satisfago mi deseo de divertirme, pero la reacción de la gente fue genial y, finalmente, estoy transformando estos jams en un track real, ¡que se publicará pronto!

¿Qué tan importante es el uso de tu voz en las composiciones?

Uso mi voz como instrumento musical, con mucho procesado y FX. La uso para crear atmosferas especiales. No es que cante mucho en mis producciones, solo unas pocas frases.

¿Cómo cambia tu perspectiva cuando produces a cuando haces un directo?

El directo tiene que ser en directo, así que mi perspectiva es hacer algo bonito para la gente y también para divertirme, de otra forma me aburriría en el escenario. No solo se trata de la música, sino el ambiente y el ánimo, así que, como te decía antes, el arreglo de los tracks son muy diferentes entre sí, dependiendo de si es la versión para directo o la versión para lanzar.

Por ejemplo, uso mi voz solo en los breaks, de otra forma sería imposible escucharla bien. De hecho, paso más tiempo configurando el directo que haciendo música. Trabajo mucho en Ableton y nunca empiezo un track desde la parte de arreglos, sino que empiezo a improvisar en la sección live-loop.

Has publicado en muchos grandes sellos, Suara, Systematic, Click, Einmusika y, por supuesto, SVT. ¿Has disfrutado más del formato álbum o prefieres formatos cortos para publicar tu música?

Me gustan ambos, aunque son formatos muy diferentes. Creo que es importante para los artistas contar una historia más colorida en los álbumes. Desde luego, requiere más tiempo y trabajo. Y claro, los EPs son importantes también y claramente menos complicado. Realmente me gustó crear el disco, para mi fue un dialogo introspectivo.

Tu forma de hacer directos es bastante única. ¿En qué momento decidiste empezar a combinar controladoras, drum machines, sintes y juguetes para crear tu set-up?

¡Gracias por describirla como única! Me gusta divertirme, experimentar y cambiar. He coleccionado juguetes durante muchos años y me encanta ser capaz de traerlos a la vida. Creo que cada artista se siente cómodo con una configuración diferente pero, para mí, lo más importante es que se sienta vivo.

De hecho, me encantaría llevar más equipo, pero ahora mismo ya viajo con 33 kilos de aparatos, así que sé que ya es demasiado para un live set en solitario. Las nuevas tecnologías van muy rápido y siempre me gusta probar cosas nuevas. Ahora estoy tocando con un guante Bluetooth de SPECKTR y, ayer, probé una nueva controladora MIDI de Jouè, con un diseño impresionante y un concepto fantástico. Es una controladora MIDI modular y expresiva, que parece un instrumento real y construida con materiales sostenibles.

Cuéntanos, ¿cómo es el proceso de añadir nuevos aparatos a tu configuración? ¿Qué necesita tener un juguete o un aparato para llamar tu atención?

Con las controladoras MIDI, tienen que brindarme innovación y capacidad creaaativa. Me encanta el toque humano y es la razón por la que no soy gran fan de los VST y los plugins. No me gusta trabajar con un ratón, sino que me gusta tocar potenciadores y botones.

Ahora el mercado está produciendo aparatos cada vez más interactivos. Me encanta la dirección en la que están yendo las tecnologías de wearables o los aparatos sin cables, que te dan la oportunidad de hacer actuaciones más visuales. Lo más importante es la fiabilidad, cuando viajas mucho es lo que uno necesita: que sea compacto, pequeño y con un bonito diseño.

En cuanto a los sintes analógicos, me encantan los aparatos vintage de los 70 y 80, pero tengo que decir que el mercado está empezando a volver a producir sintetizadores increíbles. A día de hoy toco mucho con el MiniBrute de Arturia y suena increíble. Lo primero que miro son los filtros.

Se sabe que, mientras más maquinas, cables y conexiones haya en el escenario, más problemas pueden surgir. ¿Cuál es el problema técnico más común que te surge en el escenario?

Siempre que se puede hago una prueba de sonido antes de mi show y mi mayor pesadilla son las vibraciones que salen de las frecuencias bajas, porque me afectan a nivel físico y pueden ser peligrosas para los aparatos. Por ejemplo, lo que ocurre algunas veces es que la rueda de modulación del Moog (que controla el LFO), empieza a moverse sola por la vibración.

Para solventar esto suelo pedir al ingeniero de sonido que corte algunas frecuencias bajas en el escenario. Tampoco me siendo cómoda cuando el escenario está lleno de gente, porque ha pasado que mi theremin de Moog empieza a sonar solo (porque la antena siente la presencia de un cuerpo humano), pero también es la parte graciosa de mis live sets.

Hablando de eso, ¿qué tan importante es tener una formación musical como la tuya en tu proceso creativo?

Recuerdo cuando era más joven, no me gustaba la idea de estudiar guitarra clásica en el conservatorio, pero ahora me siento agradecida a mis padres por haber incluido esos estudios en mi formación. No solo se trata del conocimiento, sino también el proceso mental. De hecho, me encanta estudiar y aprender cosas nuevas.

Creo que el estudio debe ser el motor de la creatividad. No soy una persona teórica, soy muy pragmática, sobre todo estudiando. No digo que haya que leer libros, sino que hay qye pasar tiempo conociendo a las máquinas, para practicar y encontrar tu estilo.

He visto que has alcanzado un buen equilibrio en redes sociales, siendo cercana a tus fans pero sin postear cosas demasiado personales. ¿Cómo valorarías el impacto de las redes sociales en los artistas?

Soy muy tímida y me encanta la discreción. Para mí, es fácil hacer un video donde estoy tocando, pero es imposible hacer uno hablándole a la gente. De cualquier forma, estoy muy contenta de tener unos fans súper dulces, aunque a mí me guste compartir cosas que solo están conectadas con mi música. He empezado a usar Instagram hace unos pocos meses, para sentirme más cómoda publicando, pero sigo queriendo proteger y preservar mi vida privada.

¿Qué tan emocionada estás por ver Detective Pikachu?

(Risas) ¡Lo que no entiendo es cómo no me invitaron para componer el soundtrack! (Risas). ¡Es broma! ¡La verdad es que tengo muchas ganas de verla!

Hablando de eso, tu estética es única en la escena y bastante rompedora… Hace algunos años uno no podía esperar encontrar un estilismo tan colorido en el circuito techno, que suele ser bastante oscuro. ¿De dónde surgen tus estilismos? Más allá de nuestros dibujos de la infancia favoritos…

Mi madre era profesora de literatura en el conservatorio, pero su sueño era convertirse en diseñadora de interiores, así que siempre he crecido rodeada de colores. Desde que era niña y tenía que elegir mis cuadernos en el colegio, siempre buscaba los colores más bonitos o que tuvieran dibujos. Soy yo, no me importa que a todo el mundo a mi alrededor le guste el negro.

Les respeto, pero los colores son parte de mi vida y me hacen sentir feliz en todo desde la comida, a la moda o la música. También hay estudios muy interesantes sobre la conexión de la música con los colores, sin nombrar a artistas como Kandinsky, Skriabin o Newton…

Finalmente, Giorgia, ¿qué planes tienes para este 2019? ¿Algún proyecto especial?

¡Por fin tengo mi propio estudio en casa! Tengo una serie de monitores Genelec asequibles y estoy lista para estudiar más y más, para aprender lo que necesite para mezclar y masterizar. Tengo muchos sueños y objetivos, pero se que no tengo mucho tiempo porque cada vez viajo más. ¡Así que haré lo que pueda por seguir fuerte, positiva y produciendo música!

¡Gracias por tu tiempo, Giorgia!

¡A vosotros!

* Extraído de DJ Mag ES 96

 

Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso de cookies +info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar