Realidad techno

Autor: Diego Fernández

Si hay un artista con visión de futuro, ese es el señor Gigli. Engranaje fundamental y fiel abanderado del techno italiano más cerebral, su sonido, etiquetado por muchos como “future tech noir”, no ha tardado en calar hondo en los corazones de lo technócratas europeos. Tras el bombazo que supuso su ‘The Right Place Where Not To Be’ postulándose como uno de los LPs del año 2015, nos sentamos con el romano para aclarar los detalles de sus próximos trabajos, su amor por el house o la inexorable conexión entre techno y ambient… Ah, y repasamos su pertenencia a un colectivo como Elettronica Romana, junto a Dino Sabatini o Donato Dozzy; casi nada, oiga…

¿Qué tal el comienzo del año Giorgio, dónde te pillo ahora mismo?

El comienzo de año ha sido bestial. Acabo de volver de Medellín, de actuar en el Festival Freedom con un set estrictamente a vinilo. Tengo además varios bolos confirmados para los próximos meses y en breve me embarco en mi tour por Asia y Australia, ¡así que genial!

Igual que tantos nombres italianos, tu música fluctúa entre el techno y el ambient. ¿Cuál dirías que es la conexión entre ambos géneros?

Escucho y produzco tanto ambient como techno. En cierto modo, son extremadamente similares y desde luego comparten una conexión brutal. Ambos géneros son muy introspectivos y se desenvuelven por rollos muy profundos. Siempre he intentado producir música que refleje mi vida personal, algo que podría considerarse mi propia banda sonora.

Yendo un poco a tus raíces, ¿cuán importante ha sido la tienda Remix Store de Roma para ti y para un género como el techno italiano?

La tienda Remix ha sido esencial en todos los sentidos. Ahí es donde empezó todo. Más tarde se convertiría en la base de operaciones del sello y colectivo, Elettronica Romana.

Que hablando del colectivo, ¿qué fue de él, algún plan para reactivarlo?

Ocurrió lo que ocurre en prácticamente todas las historias de amor: en algún momento, se acaba. Nada es duradero. Pero ciertamente, fue un periodo de mi vida increíble que contribuyó en el desarrollo y la evolución de mis caminos, tanto personal como musical.

De hecho, tuviste el honor de publicar su primera referencia (junto a Donato Dozzy) y la última, con tu ‘Direct To The Brain’.  Muchos consideran el colectivo como la mayor influencia para toda una generación de artistas italianos. ¿Tú que dirías, eres consciente de su importancia?

Creo que el hecho de colaborar con otras personas es muy importante para la vida y trayectoria de un artista. Compartir ideas y visiones siempre es bueno, aunque al final no sean tan buenas como creías inicialmente. Y más, concretamente, si eres joven. Puede que luego te des cuenta de que prefieres trabajar a título individual y colaborar solo con pocos artistas pero que realmente amas. En mi caso, también me encanta hacerlo en solitario.

Siendo Roma una de las capitales europeas del techno durante los 90, y habiendo tu sonido o el de tus contemporáneos calado hondo en Europa, ¿qué hay de ahora? ¿Cómo de difícil ha sido que tu sonido se valore dentro y fuera de tu frontera natal?

En mi caso siempre he intentando tocar y producir música de calidad y sinceramente, no me ha costado tanto que la gente apreciara mi trabajo. Evidentemente, hablamos de música que no es mainstream así que dependes de un lugar y público concreto para expresar y representar el género de la mejor manera posible.

‘The Right Place Where Not To Be’ en ED supuso un antes y después, no solo para ti, apartándote un poco del sonido más pistero e industrial, sino también para el sello de Speedy J. ¿Eres consciente de que tú fuiste uno de los pilares para el cambio de dirección en su sonido? ¿Cómo surge tu relación con Electric Deluxe?

Estoy encantado con el resultado de mi primer álbum. La verdad es que fue un proceso largo y costoso pero el resultado, en mi opinión, es increíble. Para mi fue muy importante, pero cuando además publicas para una leyenda como Speedy J…  solo puedo agradecer a Joche una y otra vez la oportunidad tan acojonante que me brindó. Mi relación con ELDX es muy buena, igual que mi relación con el propio Joche. Y espero poder publicar más música en su label más pronto que tarde.

Y viendo el resultado, ¿entiendo que tu manera de producir es puramente experimental? ¿Cómo es ese proceso?

Cada vez que me meto en el estudio, es como si se tratara de una aventura totalmente diferente a la anterior… y a la próxima. Nunca llevo nada programado ni planteado con anterioridad, simplemente me siento y produzco como si fuera mi primera vez. A veces me salen cosas muy buenas y otras no tanto, pero ahí está precisamente la gracia.

Las texturas y capas son dos de los elementos que más te identifican. ¿Cuán importantes son las capas y dimensiones en tus tracks? ¿Viene esto de haber mamado ambient desde tiempo atrás?

Siempre he producido techno. También escucho mucho ambient pero principalmente me centro en el techno. He intentado mezclar ambos mundos y la verdad es que me ha encantado el resultado. Fue como la mecha a un movimiento real que se ha ido desarrollando y concretando mucho más.

Drone, atmósferas oscuras, ambient…  ¿Qué hay de los géneros más melódicos como el house, te suscitan el más mínimo interés?

Mi background en realidad es el house. Durante los 90s solía comprar muchos discos en la tienda Remix y compraba mucho deep, garaje, house y techno. Respeto muchísimo esos sonidos porque sin ellos no sería el artista que soy actualmente.

De un ambient y un techno más pistero, fue con el nacimiento de tu sello (junto a Obtane) cuando tu sonido gira hacia atmosferas y texturas más cerebrales. ¿Dirías que tu marca de producir marca también el devenir del sello?

Zooloft ha sido uno de mis logros más exitosos a lo largo de mi carrera. Colaboré con Obtane durante seis años y disfrutamos juntos de un viaje increíble, trabajando minuciosamente en todos los aspectos y elementos, comenzando desde el espíritu del sello hasta el mensaje que queríamos transmitir a través de cada uno de los artworks.

Me llama la atención que tus sets suelen variar muchísimo respecto a tus producciones. Como si uno fuera a esperar un sonido característico y sale del club con otra idea en la cabeza… ¿Acaso te expresas mejor como Dj que como productor?

Mi trabajo es actuar con vinilos, me encanta el trabajo en sí y todos lo que siento mientras lo hago. Jamás planeo un set, por supuesto me intereso e informo del club en el que voy a actuar previamente pero normalmente me dejo llevar dependiendo de cómo vea la pista. Si empezara a planear mis sets creo que me aburriría muy pronto porque no me saldría de forma natural. Creo que lo mismo ocurriría con mis producciones y metodología en el estudio.

Sabiendo que te va mucho el cine y las BSO, y viendo como las series cada vez apuestan más por el techno para musicalizar sus imágenes, (Dark y Ben Frost o Young Pope y Max Cameron o Recondite) ¿qué hay de tu relación con el cine, lo planeas en un futuro? ¿En dónde te gustaría participar o junto a qué director?

Me encantaría poder trabajar junto a gente como Angelo Badalamenti, Hans Zimmer o Max Richter.

¿Qué hay de otros proyectos que dejaste en el tintero con otros akas como Endless junto a Perc o Black Tears, junto a Francesco Baudazzi? ¿Son de los pocos akas con los que juegas, no? ¿Planeas retomarlo en algún momento ?

Black Tears es en realidad un proyecto en torno al wave/dark/industrial así que ya tiene un sonido propio como tal. Es un proyecto totalmente diferente para mi y lo suelo producir con Francesco. De hecho, ahora mismo estamos en pleno proceso de producción de nuestro próximo largo formato. Creo que lo más lógico es que use pseudónimos en proyectos que se desarrollan entre sonidos totalmente diferentes a lo que hago normalmente, si no sería bastante confuso para el oyente.

Eres de los máximos abanderados del techno más conceptual. ¿Te ha supuesto esto alguna que otra critica respecto a la música que haces? ¿Y lo que es más importante, crees que hay demasiado concepto ( o se intenta dar) en el techno de hoy en día?

Simplemente hago lo que me gusta. Tengo claro el concepto, éste se resume a la música que me gusta producir y pinchar.

* Extraído de Dj Mag Es 086