El genio falleció ayer en Conakry, Guinea

Mory Kanté, el genio del pop electrónico africano, ha muerto a los 70 años. Así lo confirmaba su hijo, que añadía que las múltiples enfermedades crónicas que sufría – y que se trataba en Francia – empeoraron rápidamente ante la imposibilidad de viajar para tratarse, derivada de la crisis sanitaria del COVID-19.

Mory Kanté saltó a la fama a finales de los 80, tras publicar el mega éxito ‘Yeke Yeke’. Este single, que formaba parte de su tercer álbum de artista, ‘Akwaba Beach’, lo catapultó a la fama internacional, vendiendo millones de copias en África y el resto del mundo, llegando a los nº1 europeos en 1988, y siendo así el primer africano en conseguir vender más de un millón de copias.

 

 

En cuanto a la música electrónica se refiere, ‘Yeke Yeke’ fue todo un referente, mezclado y remezclado hasta la saciedad, por múltiples DJs, productores y reinterpretado en infinidad de estilos. A pesar de tener cierto estigma por ser un track «fácil» para poner cualquier pista de baile patas arriba, justamente es ese carácter contagioso el que lo hace único.

 

Kanté y su track ‘Yeke Yeke’ siguen siendo un gran misterio a día de hoy. Fue el mayor de ¡38 hermanos!, y la letra de su mega hit sigue siendo un enigma (a pesar de que encontraréis «traducciones» en muchos sitios, ninguna es realmente fiable ya que tampoco se conoce realmente el idioma o dialecto en el que canta).

Otro genio que se nos va este 2020. ¡Descansa en paz, maestro!