‘Singing Bowl (Ascension)’ forma parte de una lista de reproducción de 24 horas en colaboración con Spotify

Para crear esta pieza, Hopkins grabó distintas vibraciones producidas con cuenco de 100 años que se encuentró en una tienda de antigüedades en Delhi. Después, las procesó con el ordenador activando la percusión y los drones al azar a través de un sistema simple y generativo. Así, ha conseguido que la sincronicidad desempeñe un papel central en el proceso de composición y elimine la mayor cantidad de «pensamiento» posible de la escritura. Una versión anterior de esta pieza generativa se utilizó como instalación de sonido en el Festival de las Artes de Helsinki del año pasado.

Según el propio Hopkins, se sentía bastante paralizado por esta situación cuando empezó. Todos sus planes para este año se han cancelado, y todo ha sido para él extraño y onírico. Sin embargo, descubrió que gradualmente quería crear algo: encontrar paz y perspectiva a través de la música, como siempre lo ha hecho. Además, se sentía de una manera muy pura al trabajar solo con una fuente de sonido acústico y sin sintetizadores. Fue liberador para él escribir algo sin tocar nada en el teclado, evitando la familiar escala diatónica por primera vez, así como condicionar sus hábitos a la hora de producir. Hopkins cuenta que «Había una magia en poner en marcha este sistema generativo y luego dejar que las vibraciones de este cuenco crearan su propio mundo. Escuché los armónicos en capas encima de los armónicos durante horas y fui transportado”.

‘Singing Bowl (Ascension)’ se estrena como parte de una lista de reproducción especialmente curada por Hopkins de 24 horas para Spotify, diseñada con experiencias de meditación profunda. Escúchala a continuación: