«Él no pudo más. Él quería encontrar paz»

Una semana después de la muerte del joven productor sueco Avicii en un complejo hotelero en Omán que ha conmocionado a toda la escena electrónica, la familia de Tim Bergling ha publicado un comunicado en el que, aunque no se reconoce expresamente, apuntan el suicidio como causa del fallecimiento.

«Realmente luchó y reflexionó sobre el significado de la vida y la felicidad. Él no pudo más. Él quería encontrar paz«, explica la familia. Unas líneas que dejan muy a las claras la situación por la que pasaba el productor de ‘Levels‘. Hay que recordar que las autoridades del país árabe descartaron desde el primer momento una muerte violenta.

El comunicado que pone fin a los rumores sobre la pérdida del sueco continúa con unas palabras que describen la personalidad de Avicii para entender la situación por la que atravesaba:

«Nuestro querido Tim era un buscador, un alma artística frágil que buscaba respuestas a preguntas existenciales. Un perfeccionista superado que viajaba y trabajaba duro a un ritmo que conducía al estrés extremo. Tim no estaba hecho para la máquina de negocios en la que se encontraba, era un tipo sensible que amaba a sus admiradores pero evitaba ser el centro de atención. Cuando dejó de hacer giras, quería encontrar un equilibrio en la vida para ser feliz y poder hacer lo que más le gustaba: la música.»

Finalmente concluye de la siguiente manera, «Tim, siempre serás amado y tristemente extrañado. La persona que eras y tu música mantendrán viva tu memoria.»

Avicii es una figura imprescindible para entender el cambio de paradigma de la música electrónica convirtiendo a la figura de los Dj’s y productores en iconos pop.