Un año más – nuestro segundo – volvíamos a Mallorca Live Festival para disfrutar de una de las propuestas artísticas más innovadoras del panorama de festivales de nuestro país

Autor: Silvia Benito Romero
Fotos: Andrés Iglesias, Javier Bragado y Paco Poyato

Siendo una entidad que no se cierra a ningún estilo y tras el éxito del año pasado, la organización decidió subir de nivel este año trayendo una de las actuaciones más ansiadas de la industria. Por lo raro (único concierto en España este año) y por lo genial, Jamiroquai – la banda liderada por el mítico Jay Kay – es un grupo que no se suele ver demasiado y este año, MLF había apostado fuerte por la presencia de la icónica banda.

Pero no solo esa actuación estaba en nuestra agenda. Con headliners como Two Door Cinema Club, Vetusta Morla o The Vaccines, a nosotros – que nos tira más la electrónica – nos cautivaron nombres como el de Dengue Dengue Dengue (una apuesta arriesgada donde las haya), Dixon o Mathew Jonson, más allá de perfiles más “comerciales” como el de Maya Jane Coles o el de Laurent Garnier,

Mallorca Live es un festival que está hecho para todos. Para celebrar la música. No en vano, este año consiguió congregar un total de 33.500 almas, para disfrutar del inicio del verano en un nuevo recinto – el Aquapark de Calvià –, que desde días antes ya despertaba grandes sensaciones en toda la isla y fuera de ella.

Mallorca Live Festival ha conseguido un impacto económico tremendo para la isla y para una zona como Calvià, valorado en según medios locales en torno a los 4,5 millones de euros en esta cuarta edición del festival, aumentando en casi un millón las cifras del año pasado. Sin duda el buen momento de la música en nuestro país está llegando a la isla de Mallorca, donde cada vez se pueden ver más proyectos dentro y fuera de la música electrónica…

Pero metiéndonos ya de lleno en la música, cada día tuvo su cuota especial, con momentos destacados tanto el viernes, como el sábado…

VIERNES

Uno de los principales problemas del año pasado – el aparcamiento y los accesos – fue solventado con creces por el festival, que este año permitió una entrada escalonada y sin pausas desde la hora de apertura. Esto, a pesar de repetirse la estampa de coches aparcados a ambos lados de la carretera de acceso, fue vital para evitar aglomeraciones y colas. Gran acierto, sin duda.

Los platos fuertes del viernes empezaron a partir de las 21.40, hora en la que el dúo Ajax y Prok hicieron acto de presencia sobre el escenario. Los andaluces, uno de los dúos con más proyección de la escena urbana, atrajeron a gran cantidad de público con su propuesta tan cargada de energía. Su carisma y saber estar en el escenario hacen de su show un auténtico espectáculo para los amantes de esos sonidos contundentes, cargados de bajo, y a sus letras, cargadas de espíritu reivindicativo. Siendo de las pocas muestras del estilo que había en el festival, fue sin duda uno de los grandes aciertos – aunque contrastaba bastante con el resto de actuaciones, de corte más indie hasta el final, que fue decididamente electrónico.

Tras eso, fue el turno de uno de los grupos que habíamos marcado en rojo: Dengue Dengue Dengue, inmediatamente después del conciertazo – al que también asistimos – de Two Door Cinema Club. En el stage Innside by Melià, la agrupación norirlandesa no defraudó, aunque quizá pecó de sobre-planificar todo, dejando poco espacio a la improvisación. Aún así, la actuación de Alex Trimble y compañía fue uno de los momentos más aclamados del fin de semana, con permiso, claro está, de Jamiroquai

Entre medias, Maya Jane Coles repartía sonidos electrónicos con su particular estilo, a medio camino entre el house y el dubstep que desarrolla bajo su alias, Nocturnal Sunshine. Un giro y soplo de aire fresco para la carrera de la británica, cuyo tirón sigue siendo impresionante, en el que desarrolló una buena sesión, sin aspavientos, pero que dejó a la pista en el punto perfecto para el momento cumbre del día, en clave electrónica.

Justamente, para cerrar, como no podía ser de otra manera, el maestro Laurent Garnier tomó el mando y, como solo él sabe, se metió al público en el bolsillo con su sesión en la que llevó a los presentes en un viaje sonoro antes del amanecer. Un cierre por todo lo alto para un día de apertura espectacular para Mallorca Live Festival

SÁBADO

El sábado era el día D. El día en el que se presentaba el máximo headliner del festival, Jamiroquai. Ovación cerrada para los británicos, que evidentemente acaparaban toda la atención en su slot. Poco se puede decir de las enérgicas actuaciones de la banda de Jay Kay, que con un look que se reinventa en cada actuación, hizo gala de todo su saber hacer sobre el escenario, derrochando carisma y creando un momento único que quedará en el recuerdo de la historia del festival. Aunque hizo un repaso por los temas de su último trabajo, ‘Automaton’, no faltaron su ‘Cosmic Girl’ o ‘Space Cowboy’. Un sueño hecho realidad para los asistentes al único concierto programado de la banda este año en nuestro país.

Nos quedamos sin ver a Dellafuente, que se solapaba con el concierto de Jay Kay, asi que el siguiente plato de electrónica que nos servirían no empezaba hasta las 2.25, cuando Dixon, capo de Innervisions, tomó por completo el Estrella Damm Stage. El hombre que inaugura el concepto Transmoderna este verano en Pacha Ibiza se hizo presente con sobriedad justo después de la actuación de Baiuca – uno de los puntos a mejorar del festival, quizá, sea una curación más homogénea en cada escenario –.

Para cerrar, después del derroche de innovación del alemán, nos quedamos a ver la actuación del gran Mathew Jonson. Siendo uno de esos artistas casi imposibles de encasillar, Jonson consiguió cerrar con muchas garantías, en otra jornada que quedará para el recuerdo de los asistentes.

Así finaliza otro año de records para Mallorca Live Festival. Un año en que la dedicación y el cariño puesto por la organización ha conseguido llevar al festival a una nueva cota, y que va camino de afianzarse como una de las ofertas a tener más en cuenta para el inicio del verano y que pone a Mallorca en el mapa de los grandes eventos de nuestro país. ¡Ojalá haya más apuestas tan integradoras en nuestra escena de festivales! ¡Hasta el año que viene!

* Extraído de DJ Mag ES 101