Es la segunda vez que los científicos alemanes llegan a esa conclusión mediante un estudio sobre la infección por COVID19

Texto: Martin Guttridge-Hewitt
Traducción: Helena Bricio

Un nuevo estudio ha «descartado» el riesgo de infección por COVID-19 en locales de música, siempre que se utilicen máscaras y una ventilación adecuada.

Es la segunda vez que se realiza una investigación de este tipo en Alemania. La Universidad de Halle ya había descubierto resultados similares el año pasado, lo que aumenta las esperanzas de que la música en directo pueda tener una reaparición efectiva en 2021.

El Instituto Fraunhofer Heinrich Hertz, con el apoyo de la Agencia Federal de Medioambiente de Alemania, llevó a cabo este último trabajo y utilizó un prototipo de alta tecnología para simular la respiración humana dentro del Konzerthaus de Dortmund, de 1.500 asientos. Se analizó el movimiento de las partículas en el aire resultantes, con mediciones tomadas en tres fechas distintas.

«Las salas de conciertos y los teatros no son lugares de infección», afirmó el Dr. Raphael von Hoensbroech, director del Konzerthaus de Dortmund, en la revista IQ Magazine tras la publicación de los resultados. » Estos últimos meses han demostrado que la política necesita una base científicamente sólida para la toma de decisiones. Con nuestro estudio, queremos asegurarnos de que las salas de conciertos y teatros puedan volver a admitir suficientes audiencias cuando vuelvan a abrir.»

Los científicos creen que los resultados pueden aplicarse a otros lugares de tamaño y diseño similares. La noticia llega la misma semana en que la principal autoridad de Estados Unidos en enfermedades infecciosas dijo en una conferencia en línea que las salas de conciertos podrían reabrir sus puertas en otoño, y el Gobierno del Reino Unido lanzó una nueva investigación sobre el impacto de COVID-19 en la vida nocturna.

*via DJMag.com